Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Una nueva era

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El enfrentamiento número 218 en la historia entre Inter y Milan se realizó en un contexto de punto de inflexión en San Siro. Una nueva era que el partido simbolizó de la mejor manera: nueva propiedad, horario mañanero, tecnología y esperanza para el futuro.

Esta misma semana de abril se cerró, por fin, la venta del Milan al consorcio chino, bajo el nombre de Rossoneri Sport Investment, con Yonghong Li como cabeza visible, poniendo fin a tres décadas de Berlusconi. En junio de 2016, el Inter hacía lo propio con la venta a la Suning, grupo chino liderado por Zhang Jindong. Nuevos propietarios, nueva etapa y dinero fresco.

Con Zhang Jr. y Li en la grada, se enfrentaron Inter y Milan por primera vez con propiedad china. Además, con horario especial matinal: las 12:30 horas, perfecto para la zona horaria china y hora de la comida en Italia, franja ya establecida en la Serie A desde hace un par de temporadas.

Así se presentó el derby en esta jornada especial de sábado, respetando la sagrada festividad del Domingo de Pascua en Italia. Y ante tal situación, los tifos y striscioni no faltaron en las curvas de San Siro: referencias a la rivalidad, al horario, a los nuevos dueños y a Galliani.

El partido tuvo fases muy diferenciadas de dominio. El Milan comenzó atacando por medio de un Deulofeu tan activo y desequilibrante como egoísta y poco efectivo de cara a portería. Luego, el Inter aprovechó la debilidad de De Sciglio y Calabria para golepar dos veces en velocidad con Gagliardini y gol de Candreva primero, Perisic y gol de Icardi -excepcional en el derby- después.

Con el partido dormido, el Milan resucitó en los minutos finales con centro de Suso y remate del central Alessio Romagnoli. Y rozando el minuto 97, dos más allá de lo establecido por el árbitro, un remate de Cristian Zapata tras córner empató el derby, para alegría rossonera y decepción nerazzurra. El gol, además, fue otorgado por la tecnología, que estableció que el balón efectivamente había superado la línea de gol, evitando cualquier tipo de duda y polémica.

Y así, un Sabado Santo de 2017, se abrió una nueva era en San Siro.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR