Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Informe Sphera: Torino 2015-16

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Balance 2014/15 – NOTABLE. La pasada temporada comenzó con dudas, resultados mediocres y la contestación generalizada en cuanto a la política de fichajes tras las salidas de dos pesos pesados como habían sido Cerci e Immobile, sin embargo, a partir de diciembre, el Toro tomó velocidad de crucero y recuperó la esencia de sus virtudes y su indeleble capacidad para competir ante cualquiera, lo que le llevó a acumular una racha de doce partidos consecutivos sin conocer la derrota y a hacer desatar el extásis de la tifoseria en la noche mágica de Bilbao y en la primera y ansiada victoria en un derbi en dos décadas. Ventura volvió a inyectar aspiraciones y estabilidad a partes iguales y el Toro, aunque no mejoró las cotas ligueras de la anterior estación, tornó a afianzarse, a base de regularidad y tesón competitivo, como un firme top ten de la Serie A a base de una cristalina y eficaz idea de juego y de lo que es aún más importante: un proyecto sólido.

 

Perspectivas y objetivos

La dirección deportiva se ha movido, esta vez sí, de una forma loable en el mercado de fichajes, incorporando juventud y esfuerzo, como le gusta a Ventura, y reforzando posiciones inexistentes en la composición de plantilla del año pasado, como la del regista, así como cubriendo de la mejor forma posible una nueva salida de un hombre vital como era Darmian, con la llegada de Zappacosta. Y puede que no sea la única que haya que solventar, ya que hasta el mismo final de mercado Bruno Peres y Maksimovic seguirán sonando como posibles salidas hacia Roma y Napoli respectivamente, siendo especialmente sensible la hipotética baja del joven central serbio, un pilar para Ventura. La competencia de los rivales es feroz pero la ambición del Torino pasa por dar un nuevo paso seguro en su implantación como equipo de la parte de arriba de la tabla y volver a acercarse, cuando no pelear, por los puestos que dan derecho a jugar en Europa. Mantener la seguridad defensiva, seguir explotando a los carrileros como lanzadores de un sistema repleto de continuidades, sinergias conocidas y automatismos y hallar de una forma más clarividente las conexiones con los puntas y que éstos, Quagliarella, Maxi y especialmente, el ilusionante recién llegado Belotti, sigan respondiendo con goles que el equipo sabe rentabilizar al máximo, serán aspectos clave para lograrlo. El Toro ya ha demostrado que sabe cómo hacerlo.

 

Altas

Danilo AVELAR (Cagliari) – 2,5M€
Davide ZAPPACOSTA (Atalanta) – 5,5M€
Joel Obi (Inter) – 2,3M€
Afriyie ACQUAH (Hoffenheim) – 2,8M€
Daniele BASELLI (Atalanta) – 4,5M€
Andrea BELOTTI (Palermo) – 7,5M€
Sanjin PRCIC (Rennes) – Cesión

Bajas

Matteo DARMIAN (Manchester United) – 18M€
Omar EL KADDOURI (Napoli) – Vuelta cesión
ÁLVARO GONZÁLEZ (Lazio) – Vuelta cesión
Migjen BASHA (FC Luzern) – Libre
Paulo Vítor BARRETO – Libre
Salvatore MASIELLO – Libre

XI Ideal

(3-5-2): Padelli; Maksimovic, Glik, Moretti; Zappacosta, Benassi, Baselli, Acquah, Avelar; Quagliarella, Belotti.

 

Giampiero Ventura

El genovés, de 67 años, comienza su quinta campaña como entrenador granata (la cuarta en Serie A) siendo el técnico de la máxima categoría del Calcio más veterano tras Edy Reja y el que, con diferencia, más temporadas acumula en su puesto, lo que le otorga a su equipo un evidente sello propio consolidado. Obseso del orden y del trabajo, Ventura ha venido incluyendo novedades tácticas dentro de su propio estilo desde el ascenso del Toro en 2012. Primero fue el 4-2-4 con extremos abiertos y después, con la implantación categórica del 3-5-2, la apuesta por un bloque bajo ideado para la contra en primer lugar y en la temporada pasada, basar la ofensiva en el amplio y profundo recorrido de los carrileros. Este año, el fichaje de Baselli da pistas de que Ventura quizá tenga en mente incluir un poco más del manejo de las posesiones que muchas veces le ha faltado al Toro en el centro del campo, bien flanqueado por dos interiores de llegada e intensidad defensiva. Eso sí, siempre partiendo de ser un conjunto rocoso y seguro atrás. “He trabajado para darle una estabilidad al Toro”, afirmaba Giampiero Ventura recientemente. Y con creces, lo ha conseguido. Este Toro consolidado e ilusionante es suyo antes que de nadie.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados