Fútbol inglés

article title

Informe Sphera: Swansea City 2015-16

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Por Pedro José Pérez

Balance 14/15
NOTABLE.- La temporada pasada fue la mejor de la historia del Swansea, ya que batió su record de puntos en la Premier League (56). Un éxito que se ve realzado si se tiene en cuenta que en el mercado de invierno el Manchester City se llevó a su delantero estrella y máximo goleador, Wilfried Bony, lo que no sirvió para que el equipo se viniera abajo, sino todo lo contrario. Monk fue capaz de darle la vuelta a la situación y consiguió que su equipo mantuviera un gran nivel de juego, además de una mejoría importante en el juego y la aportación goleadora de Gomis, sobre el que existían serias dudas de si sería capaz de suplir a Bony. Finalmente los “Swans” consiguieron un meritorio 8º puesto en la que para muchos es la mejor liga del mundo.

Perspectivas y Objetivos
Tal como le gusta a Monk, la planificación deportiva de la temporada ha sido exquisita; Rápida y poco costosa. A principios de la pretemporada, Monk ya disponía de todos los jugadores con los que piensa contar para la disputa de esta temporada, y ha podido trabajar con su equipo física y tácticamente desde el principio del verano, lo que ha ocasionado el gran inicio de campaña que ha firmado el Swansea.

Siendo realistas, el objetivo primero de este Swansea debe ser mantenerse en la Premier League, algo que cada año está más caro, y así lo ha reflejado Garry Monk, que, no obstante, fija también como objetivos evolucionar y mejorar el juego del equipo respecto a la pasada temporada. Siendo más ambiciosos, la meta debería ser asentarse con cierta facilidad en la zona media de la Premier League, igualando los resultados de la temporada anterior o mejorándolos soñando incluso con Europa, y llegar lejos en las copas aprovechando la profundidad de banquillo de la que dispone Monk.

Que el rendimiento del Swansea sea el esperado dependerá de muchos factores. En relación a la defensa, se espera que Fabianski mantenga el gran nivel que demostró el año pasado, supliendo con creces las prestaciones de Vorm en temporadas pasadas. Williams y Fede, la pareja de centrales, deberán formar un muro difícil de superar para cualquier ataque. En el aspecto ofensivo resultará clave la aportación goleadora de Gomis, la capacidad de Montero de mantener cierta regularidad en su juego (y que le respeten las lesiones), ya que su capacidad de desequilibrio resulta fundamental para abrir las defensas rivales y que Sigurdsson mantenga el nivel de la temporada pasada, cuando su inteligencia y visión para el último pase fueron un factor decisivo para los buenos resultados del equipo. Por otra parte, también será clave la solidez del doble pivote, donde Ki se torna vital para la creación de juego y Shelvey deberá dar un paso adelante y demostrar que se trata de un centrocampista con capacidad para dominar partidos con su físico y clarividencia. La guinda del pastel será André Ayew, que vino libre de Marsella en otro ejemplo de la meticulosa planificación deportiva de los cisnes y que supondrá el plus de calidad y determinación que puede resultarle muy útil a Monk. Finalmente, los hombres de banquillo como Amat, Tabanou, Routledge, Eder o Cork deberán estar siempre preparados para aportar y mantener el nivel del equipo titular en una temporada tan larga y cargada de partidos como es la inglesa.

Altas
Eder (Braga) → 7M
Frank Tabanou (St. Etienne) → 4,9M
Nordfeldt (Heerenveen) → 0,85M
A. Ayew (OM) → Libre
T. Holland (Manchester United U18) → –
Botti Biabi (Falkirk) → 0,2M
Tremmel (Libre)

Bajas
J. Richards (Fulham) → 0,7M
Alan Tate (Libre)
Gallifuoco (Libre)
Obeng (Libre)
Cornell (Libre)
Tancock (Libre)
Donelly (Gillingham FC) → Libre
Gorré (ADO Den Haag) → Cesión
Nelson Oliveira (Benfica) → Fin Cesión.
Tiendalli (Libre)
Alex Samuel (Morton FC) → Cesión
Dyer (Leicester City) → Cesión

XI ideal: Fabianski; Naughton, Fede, Williams (c), Taylor; Ki, Shelvey; Ayew, Sigurdsson, Montero; Gomis

Garry Monk.- Se puede decir sin miedo a exagerar que Garry Monk es uno de los entrenadores más prometedores del panorama internacional. Desde que ocupara el puesto de entrenador del Swansea a mitad de la temporada 2013/2014 sustituyendo a Laudrup el equipo no ha parado de mejorar.

En su etapa de jugador fue entrenado, entre otros, por Roberto Martínez y Brendan Rodgers, con lo que eso dice del estilo de juego que promueve. Un estilo ofensivo, asociativo, basado en la posesión de pelota y en la calidad de la misma y con clara vocación a llevar la iniciativa y el mando del partido, aunque sin descuidar el equilibrio y la solidez defensiva y con capacidad de adaptación a distintos contextos. Además, Monk ha mostrado la misma firmeza tanto dentro como fuera del campo. Una de las claves de su éxito es su empeño porque su equipo sea más una familia que un grupo de jugadores. Y otra clave ha sido su contención financiera a la hora de fichar. Pese a abundar el dinero en los equipos Premier estos años, el Swansea se ha caracterizado por confiar en su bloque y añadir únicamente las piezas necesarias a través de un minucioso trabajo de planificación, lo que le ha permitido adquirir grandes jugadores por precios muy inferiores a los que pagan sus rivales. Todas estas características unidas al conocimiento de la idiosincrasia del equipo que entrena le hacen la persona idónea para sentarse en el banquillo del Liberty Stadium durante, esperemos, muchos años más.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados