Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Informe Sphera: Southampton FC 2015-16

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

BALANCE 2014/15
MUY POSITIVO
La pasada fue una temporada de transición y cambio en Southampton. El equipo había perdido a cuatro de sus estrellas (Lallana, Lambert, Shaw y Lovren) y a su entrenador, Pochettino, más a otro valor en alza como Calum Chambers, y tocaba una reestructuración total que comenzó en el banquillo. Llegó Koeman y su premisa fue clara: seguir con ese característico ‘Southampton Way’ de Cortese y Liebherr, prorrogado por los José Fonte, Morgan Schneiderlin, Kelvin y Steven Davis, o por los grandes estandartes de la siempre prolífica cantera de Staplewood, como Ward-Prowse, Reed o Targett. Tras un arranque espectacular (eran segundos a finales de noviembre), con la terna Tadic-Mané-Pellè en estado pletórico, los saints comenzaron a perder comba, pero aguantaron el tipo y, guiados por la doctrina Koeman y su ‘holandesización’ del bloque (reforzada por la llegada en invierno de dos jugadores a los que tenía más que calados de la Eredivisie como Elia y Djuricic), acabaron la Premier en séptimo lugar con 60 puntos, como el segundo equipo menos goleado de la Premier (recibió 33 tantos, solo superado por el Chelsea de Mourinho), y sellando su clasificación para la Europa League, al menos para su fase previa.

PERSPECTIVAS Y OBJETIVOS

Este verano arrancó en Southampton con la salida de tres jugadores clave. Schneiderlin puso rumbo al United tras siete años en el club, Clyne se fue al Liverpool y Alderweireld ‘pasó’ de seguir en Southampton y se marchó al Tottenham. Para paliar la salida de estos pesos pesados, Koeman se trajo al mediocentro holandés Jordy Clasie (al que conocía de Holanda, como no podía ser de otro modo), al lateral diestro portugués Cédric Soares, y a los jóvenes aunque más que experimentados centrales Steven Caulker y Virgil Van Dijk, a este último sobre la bocina. Además, también llegaron el defensa Cuco Martina (que adivinen de dónde viene), los españoles Juanmi Jiménez y Oriol Romeu, y el meta neerlandés Marteen Stekelenburg (el del gol de Iniesta), que llega para suplir al lesionado Fraser Forster, que el pasado mes de marzo se rompió el ligamento cruzado y al que no se espera hasta el año que viene, además de a Gastón Ramírez y a Lloyd Isgrove, que regresan a Southampton tras cesión y que se han quedado pese a no haber logrado convencer a Koeman. En este sentido, también hay que tener en cuenta al que quizá sea el mejor fichaje saint de la temporada: el delantero Jay Rodriguez, de vuelta tras más de un año de lesión… y también a Mané y Wanyama, cuya permanencia final en el equipo se ha logrado, aunque no sin tener que haber sudado la gota gorda.

Y la temporada, de momento, no ha empezado todo lo bien que hubieran deseado en la ciudad del Titanic. La ansiada clasificación para Europa lograda ‘in extremis’ al final de la pasada campaña se disipó en la última ronda previa al caer frente al Midtjylland danés después de haber eliminado al Vitesse holandés, curiosamente el primer equipo de Koeman como técnico. La decepción en Southampton fue mayúscula, y por vez primera se llegó a dudar de manera clara del proyecto de ‘Tintín’.

Más allá de ello, el objetivo del equipo debe ser, primero, el de lograr la permanencia con celeridad. Una meta que a simple vista, no tendría que ser excesivamente complicada para los saints, pero el conjunto de Koeman no debería fiarse, y menos en una Premier tan igualada y en la que cualquier fallo es fatal.

Armar un bloque sólido en defensa volverá a ser fundamental. El capitán José Fonte volverá a ser el ‘kaiser’ de la zaga, y teóricamente estará acompañado en sus funciones por Virgil Van Dijk, avalado por su naturaleza neerlandesa. En la recámara, Yoshida (muy del gusto de Koeman y que hará las veces de tercer central en ese 3-5-2 tan del gusto del holandés), Caulker y el lesionado Gardos. En ese aspecto, la contención de Wanyama y Clasie en la media será fundamental, como también lo serán en ataque el abanico de múltiples opciones saints, donde Pellè, Steven Davis, Mané, Tadic, Jay Rodriguez, Ward-Prowse, Juanmi y Long, con permiso de Isgrove y Gastón, que parten en un segundo plano, y de la joven promesa Sam McQueen, se disputarán cuatro posiciones, y donde prácticamente todos pueden jugar en cualquier parte, al igual que Davis y Ward-Prowse pueden hacerlo en la media, más retrasados. Bendito problema.

ALTAS

Virgil Van Dijk (Celtic Glasgow) – 15’7 M€
Jordy Clasie (Feyenoord) – 11 M€
Juanmi (Málaga CF) – 7 M€
Oriol Romeu (Chelsea FC/Stuttgart) – 7 M€
Cédric Soares (Sporting de Lisboa) – 6’5 M€
Cuco Martina (FC Twente) – 1’5 M€
Steven Caulker (QPR) – cedido con opción de compra
Marteen Stekelenburg (Fulham FC) – cedido
Gastón Ramírez (Hull City) – vuelve tras cesión
Lloyd Isgrove (Sheffield Wednesday) – vuelve tras cesión
Sam McQueen, Jake Hesketh y Jason McCarthy (Southampton U21)

BAJAS

Morgan Schneiderlin (Manchester United) – 35 M€
Nathaniel Clyne (Liverpool FC) – 18 M€
Toby Alderweireld (Atlético de Madrid/Tottenham) – vuelve tras cesión
Eljero Elia (Werder Bremen/Feyenoord) – vuelve tras cesión
Filip Djuricic (SL Benfica) – vuelve tras cesión
Dani Osvaldo (FC Porto) – libre
Artur Boruc (AFC Bournemouth) – libre
Jos Hooiveld (AIK Solna) – libre
Cody Cropper (MK Dons) – libre
Emmanuel Mayuka (FC Metz) – libre
Jake Sinclair – libre
Sam Gallagher (MK Dons) – cedido
Jack Stephens (Middlesbrough FC) – cedido
Jordan Turnbull (Swindon Town) – cedido
ONCE TIPO (4-2-3-1)

XI Ideal (1-4-2-3-1): Stekelenburg/Forster; Cédric, Fonte, Van Dijk, Bertrand; Wanyama, Clasie; Mané, S. Davis, Tadic; Pellè

RONALD KOEMAN: El técnico holandés llegó el pasado año a Southampton avalado por su experiencia en su país, aunque con reticencias tras el tiempo que pasó en Valencia y Benfica. En cualquier caso, tanto su Doctor Jekyll como su Mr. Hyde han salido a relucir en la ciudad del Titanic. Su mejor cara, a la hora de implantar su manera de jugar y de buscar la creación de un estilo propio basado en la posesión, el fútbol de toque, la fortaleza en defensa y el dinamismo en ataque. Además, se trata de un técnico exigente, que no se casa con nadie, no concede licencias, fomenta y mucho la competencia interna, y que apuesta por la cantera y la prolongación del ‘Southampton Way’.

Sin embargo, por otro lado, las influencias en su manera de ver el fútbol de Louis Van Gaal, quien fue su mentor pese a la mala relación que mantienen a día de hoy, quizá no sean las mejores. Como Van Gaal, Koeman es un entrenador muy concienzudo y perspicaz, con muy poca mano izquierda y con una limitada capacidad de empatizar. Un técnico de los que ‘ponen cruces’, y de los que confían en su doctrina por las buenas… y por las malas. Su confianza tan ciega en el fútbol neerlandés y en los jugadores que de ahí se trae, además de en ese sistema 3-5-2 tan instigado por Van Gaal, y que es la segunda opción de ‘Tintín’ pese a su más que dudoso rendimiento por momentos, son claros ejemplos de ello. Además, en ocasiones peca de ser demasiado conservador. De un modo u otro, no cabe duda de que tiene gran parte de culpa en los éxitos del Southampton el pasado año, que desde la ciudad del sur de Hampshire desean que en esta nueva campaña continúen siendo una realidad.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados