Se habla de:

Fútbol francés

article title

Informe Sphera: Paris Saint-Germain 2015-16

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Balance 2014/2015 – NOTABLE. El PSG selló una temporada excelente tras lograr todos los títulos nacionales. El único pero, fue la contundente derrota sufrida contra el Barça en los cuartos de final de la Liga de Campeones. También es cierto que las lesiones no ayudaron, pero eso no quita que los azulgranas fueron tan superiores en la eliminatoria que probablemente ni con las bajas se hubiese podido pasar.
No obstante, a excepción de lo sucedido en la Liga de Campeones, los de Laurent Blanc volvieron a demostrar que en Francia no tienen rival.

Perspectivas y objetivos
Una temporada más el objetivo volverá a ser el de ganar todos los títulos nacionales, de los cuales ya tiene la Supercopa francesa, e intentar ganar la Liga de Campeones, el gran deseo del jeque Nasser Al – Khelaifi. Para ello han contratado a Kurzawa y Ángel Di María, mantenido la columna vertebral del equipo (Thiago Silva – Motta – Verratti – Ibra) y el nivel del fondo de armario (Marquinhos – Pastore – Lucas – Lavezzi). La portería, sin embargo, sigue siendo el talón de Aquiles de una plantilla que cuenta con todos los ingredientes para triunfar en Europa: mezcla perfecta de juventud con experiencia, fondo de armario, jugadores aptos tanto para dominar como para ceder el balón y contragolpear si la situación así lo requiere… Ni Trapp ni Sirigu, no obstante, parecen tener el nivel suficiente como para ser los porteros titulares de un equipo de tal calibre.

Un aspecto especialmente interesante en lo deportivo, por otro lado, será comprobar si con la llegada de Di María el PSG variará o no su forma de jugar. Habituado a dominar y controlar los partidos en todo momento, los hombres de Blanc podrían hacer algo parecido a lo que hizo el Barça en la primera mitad de 2015 y alternar control con vértigo dependiendo de las características del rival.

Finalmente, recordar que esta será la última temporada del PSG antes de su renovación: en 2016 expiran los contratos de futbolistas como Maxwell o Ibra, entre otros, y difícilmente se les renovará. Llegará gente nueva, habrá fichajes importantes y el PSG arrancará un nuevo proyecto con nuevo líder sobre el terreno de juego y quién sabe si también en el banquillo. De los resultados de esta temporada podría depender. Ganar todo en Francia, donde el PSG es infinitamente superior al resto de rivales, ya no basta, es prácticamente una obligación; el equipo de Blanc debe dar un paso más y colarse, como mínimo, entre los 4 mejores equipos de la Liga de Campeones.

Altas
Trapp (Eintracht Frankfurt) – 9,5M de euros
Aurier (Toulouse) – 10M de euros
Sabaly (Evian) – Vuelta de cesión
Kimpembe (filial)
Kurzawa (Mónaco) – 23M de euros.
Stambouli (Tottenham Hotspur) – 8,6M de euros
Di María (Manchester United) – 63M de euros

Bajas
Areola (Villarreal) – Cedido
Digne (Roma) – Cedido
Ikoko (Lens) – Cedido
Habran (Laval) – Cedido
Bahebeck (ASSE) – Cedido
Diaw (Mafra) – Libre
Maignan (Lille) – 1M de euros
Cabaye (Crystal Palace) – 15M de euros

XI ideal(4-3-3) Trapp; Aurier, Silva, Luiz, Kurzawa; Motta, Verratti, Mattuidi; Cavani, Ibra, Di María

Laurent Blanc: Aterrizó en París en junio de 2013 como sustituto de Ancelotti y con el claro objetivo de ganarlo todo. Pese a haber entrenado a un gran Girondins de Bordeaux y a la Selección francesa, a Blanc se le puso en duda de inicio por ser un entrenador supuestamente poco experimentado. 2 años más tarde, el PSG lo ha ganado todo salvo la Liga de Campeones, competición en la cual, es cierto que la evolución ha sido muy positiva: por detalles todavía no se ha plantado en semifinales.
Blanc logró el triplete en su primera campaña, quedando eliminado frente al Montpellier en segunda ronda de la Copa de Francia y ante el Chelsea en cuartos de la Liga de Campeones, y todos los títulos nacionales la pasada, quedando fuera de la Liga de Campeones en cuartos contra el Barça.
Para lograr estos éxitos, tuvo que tomar una decisión clave a su llegada y fue cambiar el dibujo del equipo: se pasó del 4 – 4 – 2 al 4 – 3 – 3. De esta forma, Pastore pasó de estar sacrificado a una banda a jugar por el medio, mientras que a Cavani le pasó justo lo contrario. Además, a Blanc le gusta combinar jugadores jóvenes con talento con futbolistas experimentados; fórmula que, visto lo visto, le está dando sus resultados.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados