Fútbol ex-soviético

article title

INFORME: Final de la era Berdyev en el Rubin Kazán

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Rubin Kazán ha despedido a Kurban Berdyev tras haber ocupado el cargo de entrenador durante 12 años. El técnico turkmeno ha personificado todos los éxitos del club tártaro y se ha convertido en uno de los iconos y referentes del fútbol ruso del siglo XXI. Berdyev era el segundo entrenador de la élite europea con más antigüedad en su club, solo superado por Arsene Wenger (Arsenal). Su salida marca el final de una era en el Rubin.

SITUACIÓN CLASIFICATORIA Y EL CAMBIO DE PODER EN TARTARISTÁN

El Rubin ha llegado al parón invernal en 11º posición, a 10 puntos de su objetivo para la temporada: entrar en las competiciones europeas. Paradójicamente es el equipo menos goleado del campeonato ruso con solo 14 goles en contra en 19 partidos. La carencia de talentos ofensivos y la lesión de Salomón Rondón explican el déficit de puntos con los equipos de la mitad alta de la liga. En la Copa de Rusia el Rubin cayó eliminado por el Luch Energiya tras acumular 3 partidos y más de 9.000 kilómetros de vuelo entre Inglaterra y Vladivostok en solo 6 días. En la Europa League el club tártaro se ha clasificado en la primera posición de un grupo que completaban Maribor, Zulte-Waregem y Wigan Athletic.

El pasado martes el presidente de la República del Tartaristán, Rustam Minnikhanov, manifestó que la situación del Rubin daba vergüenza y que iba a “purgarlos a todos”. En la mañana del viernes la trascendencia del despido de Kurban Berdyev se diluía junto a los del vicepresidente Kamil Iskhakov y del director general Andrey Gromov, en un comunicado que también hace referencia a la necesidad de cambiar la condición jurídica del club para ajustarse a los parámetros del Fair Play financiero de la UEFA. El Rubin pertenece al gobierno del Tartaristán, que lo supervisa y lo financia junto a varias de las corporaciones regionales. Berdyev perdió un apoyo estratégico cuando Mintimer Shaimiev dejó la presidencia del Tartaristán en 2010, año en que comienzan las luchas internas en el Rubin y el éxodo de muchos jugadores clave.


Berdyev y su famoso rosario | Getty Images
EL HOMBRE-PROYECTO

Kurban Berdyev fue nombrado entrenador del Rubin Kazán en agosto de 2001 cuando el club militaba en la segunda categoría del fútbol ruso. Un año después el Rubin consiguió el ascenso. En 2003 Berdyev cogió la costumbre de aferrarse con las manos a ese famoso ‘tasbih’ -rosario del islam- y el Rubin terminó en la 3ª posición en su primera temporada en la Russian Premier League. “No lo considero un amuleto o una tradición. Simplemente es algo que necesito. Siento que tengo que mantenerlo entre mis manos cuando estoy viendo un partido. No me siento bien sin él. […] Creo que los musulmanes me entenderán”.

A partir de 2004 Berdyev asumió también el cargo de vicepresidente del club que mantendría hasta 2012. Factótum: ejercía de entrenador, se ocupaba de cada detalle de la planificación del equipo, de la construcción de la ciudad deportiva y viajaba por Europa o Sudamérica para presenciar los partidos de los posibles fichajes. El éxito en las contrataciones de jugadores extranjeros (Chori Domínguez, Noboa, Ansaldi, Sibaya, Karadeniz), el predominio de jugadores veteranos (Semak, Milosevic, Rebrov) y un desarrollo táctico muy superior al estándar del fútbol ruso fueron las claves en la creación de un equipo memorable. El Rubin fue bicampeón de Rusia (2008 y 2009) y derrotó al Barcelona de Pep Guardiola en el Camp Nou en octubre de 2009. Al palmarés del Rubin de Berdyev hay que añadir la Copa de Rusia 2011/12 y otro hito: ser el único equipo que a día de hoy ha superado al Atlético de Madrid del Cholo Simeone en una eliminatoria. En los últimos años el Rubin ha sido el equipo más competitivo de Rusia y sus encuentros suponían un auténtico test de nivel para los grandes: Zenit, Spartak, CSKA.

Berdyev se ha convertido en un referente de la evolución y la complejidad táctica en el fútbol ex soviético. Sus planteamientos específicos para anular al rival aparecen analizados en la internet rusa como las partidas de ajedrez: salteados con signos de admiración y grafismos llenos de flechas. Además su figura enigmática ha generado carisma y empatía en el fútbol ruso e internacional. Exponente del pragmatismo sin ambigüedades, con una personalidad introvertida y contraria a los convencionalismos mediáticos, Berdyev es uno de esos personajes peculiares que están en peligro de extinción en el fútbol moderno.

EL FUTURO DE BERDYEV Y DEL RUBIN

Berdyev es un técnico excepcional en el fútbol ex soviético. Su profesionalidad, capacidad y experiencia le convierten en un entrenador idóneo para clubes y selecciones que pretenden elevar su nivel competitivo. Hace un año la federación de Kazajistán le ofreció un proyecto hasta 2018. Otros ya le han sugerido como posible remplazo de Fabio Capello en la selección rusa. El turkmeno también estará en la rumorología y en los cálculos de los clubes grandes de la ex Unión Soviética.

En el horizonte del Rubin está su traslado al fastuoso Kazán Arena, un estadio vanguardista que será sede del Mundial 2018 y con capacidad para 45.000 espectadores. El promedio en el Centralniy ha sido de apenas 10.000… El club tendrá que contratar un entrenador acorde con la solidez del equipo que creado por Berdyev y con las incorporaciones del mercado de invierno. El 31 de diciembre acaban contrato Ryazantsev (se va al Zenit) y Bibras Natkho, y en julio terminará el de César Navas. El nivel de la plantilla del Rubin se está quedando atrás de los grandes de Moscú y del Zenit.

Cualquiera que sea el cambio, será difícil identificar los partidos del Rubin sin la presencia de Berdyev en el banquillo ni la silueta del Kremlin de Kazán sobre el Centralniy. Símbolos de una era en Rubin Kazán: la era de Kurban Berdyev.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados