Baloncesto

article title

Igor Kokoskov, el arquitecto del baloncesto esloveno

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Si cito a Goran Dragic y a ese prodigio de la naturaleza que con 18 años está maravillando al mundo llamado Luka Doncic, probablemente sepan a estas alturas que son los dos nombres que pueden separar a España de llegar a una nueva final del Eurobasket. No obstante, detrás del conjunto esloveno hay una figura que emerge por encima de todas las demás. Un director de orquesta que manda dónde tiene que asentarse cada uno de sus músicos para que la pieza suene como los ángeles. Igor Kokoskov, actual seleccionador de Eslovenia y entrenador asistente jefe de los Utah Jazz, lleva 16 años en los banquillos de la NBA, pero desde que tenía uso de razón supo que su mundo estaba unido al baloncesto.

Sin embargo, lo suyo no ha sido precisamente un camino de rosas. A principios de los años noventa, Igor Kokoskov, promesa del baloncesto yugoslavo, buscaba seguir los pasos de sus compatriotas Vlade Divac y Toni Kukoc hacia la NBA, pero en un segundo todo se esfumó. Un tremendo accidente de coche estuvo a punto de acabar con su vida y en ese maldito segundo, vio como sus sueños de convertirse en jugador profesional se desvanecían.

“Cambió mi vida totalmente y supe que desde ese momento ya no podría volver a jugar. Sin embargo, amaba el baloncesto así que me dije a mí mismo que tenía que estar ligado a él de alguna otra manera”, declaró Igor Kokoskov en una entrevista para el periódico The Salt Lake City.

Y así fue, como en el año 1999, tras entrenar unos años en Belgrado, se convirtió en el primer técnico asistente no estadounidense de la historia de la liga universitaria americana (NCAA). Fue fichado por la Universidad de Missouri, que entonces estaba dirigida por Quin Snyder, su actual jefe en los Utah jazz.

Un año después, Los Ángeles Clippers se fijaron en él y se convirtió en el primer entrenador asistente no estadounidense de la NBA. Casi nada. No obstante, su época más gloriosa la vivió en el Palace de Auburn Hills donde estuvo cinco años (2003-2008) y vio como Detroit Pistons se hacían con el anillo de campeón en 2004. Phoenix Suns, Cleveland Cavaliers y Orlando Magic, han sido algunos de los equipos en los que ha militado, siempre como entrenador asistente, desde entonces. En Europa, ha sido seleccionador de Georgia durante siete años (2008-2015), país del que fue nombrado ciudadano honorífico en 2011.

Sin embargo, hace dos años, el primer técnico que le contrató para entrenar en Estados Unidos, Quin Snyder, le volvió a llamar. Era para ofrecerle trabajo en los Utah Jazz como asistente, aunque un año después fue ascendido a asistente jefe del equipo. Y precisamente, en 2016, fichó por la selección eslovena, el último escollo de España para llegar a la final del Eurobasket.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados