Se habla de:

Sevilla

article title

Iborra, más que un jugador con oficio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuesta reconocer a los llamamos “jugadores con oficio”, aquellos que parecen ofrecer sus virtudes en la sombra, a la espera de que sus compañeros alumbren el camino y salgan en las mejores jugadas del partido. Pero este tipo de “futbolistas escondidos” son de vital importancia en el conjunto del equipo. Por ejemplo, uno puede preguntar por Vicente Iborra (Moncada, Valencia, España, 16 de enero de 1988) y seguramente encuentre la respuesta en este prototipo de jugador al que nos referimos.

Iborra le dio la victoria al Sevilla en San Mamés después de anotar el único tanto del partido. Así, el club hispalense continúa sin despegarse del Madrid y Barcelona por la lucha por el título. En este contexto de ilusión en Nervión, el valenciano está siendo una pieza clave tanto en el juego colectivo de los de Sampaoli como en el aspecto individual.

Centrocampista llegador

Iborra puede ocupar tres posiciones dentro del terreno de juego: defensa central, pivote centrocampista con llegada. Cuando uno se acuerda de este futbolista, se lo imagina ocupando toda la zona central del césped y, además, llegando al área desde segunda línea. Siendo las dos últimas posiciones donde más aparece, esta temporada el corpulento jugador del Sevilla destaca por algo más: es un centrocampista… goleador y decisivo.

Con su último gol al Athletic, el séptimo en su cuenta particular, Iborra ha igualado su mejor registro goleador en una temporada. Es decir, se encuentra a un solo tanto de conseguir su mejor racha de cara a puerta desde que debutó con el Levante en Liga en la temporada 2007/2008. Un dato que llama la atención si tenemos en cuenta que Iborra solo ha jugado de titular en siete ocasiones, aunque Sampaoli le ha hado minutos en 20 jornadas de competición liguera.

El valenciano es un jugador alto (mide 1.95 metros), con un físico imponente. Ello le permite abarcar muchos metros de campo en la zona media e ir bien al choque y por arriba. No se trata de un futbolista torpe, tampoco es veloz, pero no se complica en el juego. Sabe leer bien los encuentros: si hay que correr, corre; si hay que tocar, toca; si hay que recuperar, recupera… En resumen: trabaja. Y parece jugar siempre al acecho de ese gol que, finalmente, llega.

El periodista Luis Vallejo recuerda los mejores números del 8 sevillista: En los últimos 12 partidos, Vicente Iborra ha marcado ocho goles, ha dado una asistencia y destaca que solo jugó más de 60 minutos en tres de ellos.

A las tres nombradas posiciones, en la temporada 2016/2017 debemos añadir una más: delantero. Vicente Iborra se empeña, paso a paso, en demostrar que se puede confiar en él. Antes, por ser ese “jugador con oficio”. Ahora también por subir un escalón más, y aparecer con asiduidad y protagonismo en los resúmenes de los partidos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies