Se habla de:

Fútbol alemán

article title

HSV, la cantera como recurso

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No es el HSV un club que tradicionalmente se haya nutrido de sus categorías inferiores para dotar de jugadores al primer equipo. O al menos en las últimas décadas no lo ha sido. Más bien al contrario. Varios han sido los chicos criados en sus categorías inferiores que, por una u otra razón, no terminaron de dar el salto: Sidney Sam, André Hahn, Levin Öztunali, Muhamed Besic, Raphael Wolf, Shkodran Mustafi… A estos nombres habría que unir los de otros que en su momento fueron incluso rechazados para integrar los equipos de base del Hamburgo: Andreas Brehme o Stefan Effenberg en el pasado, y más recientemente Martin Harnik o Max Kruse.

También los hubo, como en el caso del coreano Heung-Min Son, que llegaron a triunfar plenamente en el HSV, pero la falta de perspectivas deportivas y la necesidad de generar ingresos, terminaron por propiciar su marcha. Aun así, lo de Son ha sido una rara excepción en una entidad que prefiere comprar fuera lo que no encuentra, o no quiere encontrar, en casa. Y es que el Hamburgo, como equipo grande y mediático, no es tampoco el mejor sitio para que los jóvenes de las inferiores puedan sortear la presión a la que se ven sometidos. Ni ellos ni tampoco los entrenadores que se han hecho cargo del conjunto hanseático, más ávidos de resultados inmediatos que de experimentos imprevisibles.

Sin embargo, esta temporada parece que todo está comenzando a cambiar con la llegada al banquillo de Joe Zinnbauer, técnico fichado en junio por el entonces director deportivo Oliver Kreuzer para hacerse cargo del segundo equipo del HSV y que a mediados de septiembre tomó las riendas del primer equipo tras el cese de Mirko Slomka. El hecho de que en su primer entrenamiento con el equipo de la Bundesliga estuviesen presentes, en este caso como espectadores, los que hasta el día anterior habían sido sus pupilos en el filial, ya parecía ser un presagio de lo que estaba por venir.

Varias han sido las circunstancias que han abierto la puerta a los jóvenes valores del HSV II: por un lado, Zinnbauer había sido capaz de armar un equipo filial de enorme calidad y talento, capaz de rendir como ningún conjunto lo había hecho en la historia de las ligas regionales. Y por otro, la inversión de casi 30 millones de euros en fichajes para el primer equipo no se ha traducido en resultados, entre otras cosas por el bajo rendimiento de algunos jugadores que no han cumplido con las expectativas depositadas en ellos. Y si a esto le unimos circunstancias tales como lesiones o sanciones, el resultado ha sido el debut de varios chicos del segundo equipo con potencial para despuntar al más alto nivel.

Aún con todo, el factor más importante ha sido la personalidad mostrada por el propio Joe Zinnbauer, un tipo peculiar y hecho a sí mismo que, lejos de mostrarse conservador ante la crítica situación deportiva por la que atravesaba el HSV, no ha tenido reparos en apostar por la juventud y el talento. Varios ya han debutado; otros aguardan su oportunidad. ¿Quieren conocerles?

 

Los que ya debutaron

Ashton Götz (21 años): jugador de origen estadounidense aunque nacido en Alemania. Su familia se mudó a Hamburgo cuando él tenía apenas 6 años, y tras pasar por varios clubes de formación, en 2008 fue captado por el HSV en edad cadete. Por aquel entonces actuaba como medio defensivo, pero poco a poco se fue amoldando a la posición de lateral derecho, que es la que desempeña en la actualidad, si bien es ambidiestro. Posee una gran presencia física, lo que unido a su rapidez le convierten en un jugador muy seguro atrás. No suele arriesgar demasiado a la hora de subir por su banda, salvo si el resultado así lo exige. Después de haber jugado varios partidos en la Bundesliga parece ya asentado en el primer equipo como clara alternativa a Dennis Diekmeier.

Ronny Marcos (20 años): aunque su familia es originaria de Mozambique y el chico posee dicha nacionalidad, Marcos es nacido en el Norte de Alemania, concretamente en Oldenburg. Jugador de banda izquierda, preferentemente lateral, está dotado de un físico imponente, de ahí que en el campo se caracterice por su dinamismo y rapidez. Le gusta incorporarse al ataque y es capaz de meter buenos centros al área. Además, tiene personalidad y carácter para asentarse en la élite. De momento ya ha debutado como titular en la pasada jornada ante el FC Augsburg.

Mohamed Gouaida (21 años): típico jugador de banda, puede actuar en ambos costados, si bien prefiere moverse como extremo izquierdo. Nacido en Francia (origen tunecino), llegó este verano al filial del HSV procedente del Freiburg. Posee una gran vocación ofensiva y resulta incansable a la hora de correr durante los 90 minutos. Se ofrece permanentemente a sus compañeros para recibir y tocar, o bien opta por encarar a su par para desbordarle en velocidad y chutar o centrar con la zurda. Se estrenó en la Bundesliga jugando en el Imtech Arena ante el Bayer Leverkusen.

Tolcay Cigerci (19 años): jugador turco nacido en Alemania, se crió en las categorías inferiores del VfL Wolfsburg antes de firmar de cara a la presente temporada por el HSV. Centrocampista zurdo, se mueve con total naturalidad por la parcela ancha del campo, tanto de mediapunta como en una posición más retrasada, ejerciendo de mediocentro creativo. Rápido, seguro con el balón en los pies y con capacidad para pisar el área rival, es capaz de encontrar el camino del gol gracias a su buen disparo y también sabe dar el último pase. Hermano de Tolga (jugador del Hertha BSC), debutó esta temporada con el primer equipo en Mönchengladbach.

Matti Steinmann (19 años): nacido en Hamburgo, este hijo de padre alemán y madre finlandesa recaló en el equipo cadete del HSV con 15 años. Es uno de los proyectos de futuro en los que más esperanzas se tienen depositadas dentro del club hanseático. Mediocentro de gran talento y capaz de manejarse con las dos piernas, sobresale especialmente por sus dotes creativas aprovechando su calidad técnica, rapidez y visión de juego, si bien también es capaz de entregarse en tareas defensivas gracias a su despliegue físico. Internacional alemán en categorías inferiores, este verano firmó un contrato profesional con el HSV hasta 2017. Ya ha debutado con los mayores tanto en liga como en copa.

Valmir Nafiu (20 años): joven delantero macedonio que llegó al filial del HSV en noviembre de 2012 tras terminar su vinculación con el Basilea suizo y quedar sin equipo. Se sabe mover por todo el ataque con inteligencia y rapidez, si bien donde mejor partido saca a sus condiciones es actuando como extremo derecho o en calidad de segundo delantero. Su ética de trabajo y las ganas que derrocha sobre el césped, unidas a una cierta capacidad goleadora, siempre han sido valoradas por los técnicos. Debutó en la Bundesliga jugando un cuarto de hora ante el Hertha BSC en el Olympiastadion berlinés.

 

Los que esperan su oportunidad

Ahmet Arslan (20 años): otro ejemplo de jugador turco nacido en territorio alemán (Memmingen). Dotado de un enorme talento ofensivo, su sitio natural es la banda derecha, si bien le gusta moverse por todo el frente de ataque. Criado en el VfB Lübeck, esta temporada decidió dar el salto para sumarse a la cantera del HSV, en cuyo equipo filial ha explotado todas las cualidades que atesora: rapidez, desborde, enorme capacidad para dar pases de gol con cualquiera de las dos piernas, una gran pegada en el lanzamiento de faltas y una variada gama de recursos para definir ante la portería adversaria. Pide a gritos una oportunidad que no termina de llegar con el primer equipo…

Gideon Jung (20 años): hijo de padres ghanese, nació en Düsseldorf. Jugador diestro, en el campo puede alternar el centro de la defensa con el puesto de “6”. Realizó la pretemporada con el primer equipo y entrena frecuentemente con ellos. Fue fichado este verano del RW Oberhausen, donde sus condiciones llamaron la atención de varios equipos grandes. Increíblemente rápido para sus más de 1,90 de altura, en el campo destaca por su agresividad –en el buen sentido- sobre el balón y una calidad innata para construir el juego desde atrás. En acciones a balón parado resulta peligroso en el juego aéreo y no es raro verle pisar el área rival llegando por sorpresa desde atrás.

Sven Mende (20 años): es un jugador de plena confianza para el técnico Joe Zinnbauer, quien se lo trajo esta temporada desde el Karlsruher SC para convertirle en el “cerebro” del HSV II desde su posición central en la parcela ancha, donde aporta equilibrio y criterio a partes iguales. Dotado de una gran condición técnica, posee un guante en su pierna derecha, controla muy bien el tempo de juego y es un excelente estratega. Se le ve un chico maduro para su edad y, por el tipo de fútbol que despliega, no parece que vaya a notar demasiado el salto si tiene la ocasión de darlo a corto plazo.

Nils Brüning (19 años): el HSV le descubrió en el modesto SC Victoria Hamburg, donde ya marcaba muchos goles. Delantero ambidiestro, grande y potente, sabe usar su físico para imponerse en el juego aéreo, si bien también se maneja correctamente con el balón en los pies. Comenzó la temporada haciendo muchos goles con el HSV II pero luego una inoportuna lesión cortó su buena racha. Todavía parece un tanto verde para la Bundesliga, lo cual no impide adivinar en este chico un buen proyecto de “9” capaz de dejarse caer a las bandas cuando el equipo lo necesita.

Alexander Bruns-Zöllner (19 años): lleva en el HSV desde los 13 años y el pasado mes de mayo ya firmó su primer contrato profesional. Este año ejerce como tercer portero del primer equipo tras Adler y Drobny, y siempre que le ha sido posible compaginarlo, ha sido titular con el equipo filial. A pesar de su edad, posee la personalidad suficiente para dar el salto en caso de necesidad. Más sobrio que espectacular, su seguridad, colocación y buenos reflejos son algunas de las cualidades que atesora bajo palos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados