Fórmula 1

article title

Honda rechazó propuestas beneficiosas de McLaren

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La relación entre McLaren y Honda ha sido un desastre desde el minuto uno. Desde que en la pretemporada de 2015 el motor nipón empezara a tener problemas de fiabilidad, la alianza fue cayendo en caída libre hasta la separación anunciada en el Gran Premio de Singapur. Tras tres años de fracasos, Honda no seguirá como suministrador de motor para McLaren en 2018.

Como en la mayoría de los casos, una vez que se conoce el hecho empiezan a salir las causas del mismo. Ha sido el propio director deportivo de McLaren, Éric Boullier, el que ha revelado varias de las causas que han llevado a la ruptura unilateral con Honda. Los británicos le ofrecieron varias ayudas, aparentemente beneficiosas, que los japoneses rechazaron. Así lo comentaba el francés a Auto Hebdo:

Una propuesta extrema que se planteó era que se tomaran un año sabático, para que así subieran su nivel. Mientras, usabábamos otra unidad de potencia”.

“Propusimos reunir a ingenieros de Mercedes y Honda para que evaluaran asociaciones técnicas específicas. Creamos un grupo de ingenieros especializados, que venían de diferentes sitios, para que estuvieran a disposición de Honda en los temas en los que encontraran más dificultad. Lo hicimos todo para intentar salir de la crisis a lo más rápido posible. Desafortunadamente no aceptaron ninguna propuesta, ni tan siquiera se debatió“, afirma.

Por lo que comenta Boullier, en McLaren han hecho todo lo posible por mantener su alianza con los japoneses, pero la negativa a todas sus propuestas ha desencadenado la ruptura. El año sabático no parecía mala opción. La relación entre los dos equipos empezaba a ser perjudicial, ya que la falta de éxitos provocaba mal ambiente, por lo que un año alejados podría haber sido ventajoso.

La otra propuesta también era bastante interesante, ya que podrían aprender de ingenieros del equipo que tiene el mejor motor de la parrilla, pero la filosofía de los japoneses es reacia a cualquier ayuda externa. A pesar de que esta ayuda podría haber significado la diferencia entre conseguir un motor competitivo o hundirse en el fracaso, en Honda han preferido seguir fieles a su estilo, que actualmente les tiene últimos en cuanto a motor.

Tras todos los intentos fallidos de reconciliación, McLaren y Honda seguirán caminos distintos. Los británicos probaran suerte con Renault y los japoneses intenterán conseguir un motor competitivo de la mano de Toro Rosso, para después dar el salto a Red Bull.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados