Firmas

article title

Holanda remonta para matar a México en la orilla

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZRemar y luchar para morir en la orilla. Morir asesinado a sangre fría por una selección que, guiada por Louis Van Gaal, ha hecho del pragmatismo un arte en esta Copa del Mundo. A manos de un jugador, Arjen Robben, en plena forma, imparable durante este mes en tierras brasileñas. Y México vio cómo de nuevo esa barrera plantada en la vera del río, con el cartel de 'No pasar, cuartos de final' volvió a ser infranquable cuando la tenía al alcance de la mano.

El inevitable calor del mediodía en la tropical ciudad de Fortaleza recibió a ambos equipos. Tanto que la FIFA decretó dos tiempos muertos de tres minutos, uno en cada período, para permitir refrescarse a los futbolistas. El clima también influyó en el ritmo y la intensidad que dejó las emociones justas, pero de gran calibre.

La clase maestra en la dirección del volante mexicano Héctor Herrera en la primera media hora de encuentro marcó el inicio. El jugador propiedad del Porto manejó los hilos de su selección y puso en compromiso las opciones neerlandesas, obligada también a moverse a su compás. De hecho, un par de oportunidades ante un muy inseguro Cillessen ya pudieron poner en ventaja a la 'Tri' antes del descanso. La 'oranje' respondía tímidamente al contragolpe de la mano de un activo Robben, que de hecho provocó un penalty claro no señalado antes de caminar hacia los vestuarios.

México sí se adelantó en la segunda mitad. Giovani Dos Santos, algo aislado en ataque, se encontró con un balón en la frontal nada más comenzar la reanudación. Solo contra el mundo, se sacó un latigazo que se coló en la portería ante la tardía reacción de Cillessen. Apoyados en una defensa impecable comandada por Rafa Márquez, flanqueado por el 'Maza' Rodríguez, Héctor Moreno primero -se rompió la tibia- y Diego Reyes después, con Ochoa en la retaguardia, todo parecía bajo control.

Hasta que Van Gaal dio con la tecla. El técnico movió sus piezas como si de una partida de ajedrez se tratara, hasta que encontró la estrategia ganadora. Apoyado en la polivalencia de Blind y Kuyt, las entradas de Martins Indi -por lesión tempranera de De Jong- y Depay y los continúos cambios tácticos terminaron por desquiciar a México. La Tri, especialmente después del cambio de Dos Santos por Aquino a la hora de encuentro, dio un paso atrás que resultaría letal.

Un Robben desatado bastó para empezar a conectar ideas en ataque y asediar a una México encerrada. Los arponazos, hacia dentro y hacia fuera del extremo del Bayern en banda provacaron el progresivo desmoronamiento de la zaga mexicana. El 'Memo' Ochoa, revalorizado meta tras este Mundial, salvó lo que buena y brillantemente pudo ante la amenaza constante de Robben. Pero los minutos finales terminaron de hundir la barca de México.

Córner en el minuto 85, a Ochoa se le cae el palo encima, y con varios defensores dentro del área pequeña, Sneijder, absolutamente desaparecido hasta entonces, fusila desde atrás a placer para clavar el balón en la red. Y ya en el descuento, una nueva incursión de Robben y Márquez parece derribarlo en el área. Proença así lo interpreta y señala penalti. Huntelaar, el cazador entrado pocos minutos antes en lugar de un anónimo Van Persie, no tuvo piedad. Holanda a cuartos de final mientras la barca mexicana se hundía en la orilla, de nuevo ante esa barrera, y moría con ella un año más la esperanza mundialista de un país.

México, una de las sensaciones del Mundial hasta el minuto 60 de este partido, ha caído sistemáticamente en los octavos de final de los últimos seis campeonatos mundiales. En los penaltis contra Bulgaria en 1994; remontada por Alemania en 1998, también en los minutos finales; en el duelo directo con Estados Unidos en 2002; contra Argentina en la prórroga con el gol de Maxi Rodríguez en 2006; y sin opciones, de nuevo ante la Albiceleste en 2010. Una vez más, esta ronda supuso una barrera imposible de superar. Pero visto como llegaba el equipo al torneo, sin duda se puede estar orgulloso de la selección, si bien insatisfecho.

Por su parte, Holanda llega a los cuartos de final gracias a la guía de Van Gaal en el banquillo y la demostración de superioridad de Robben sobre el campo. El técnico ha exprimido al máximo las cualidades de su plantilla, y cuenta en el extremo con un jugador determinante a nivel mundial. Está claro que no es la 'naranja mecánica' que maravillaba con su fútbol en los 70. Pero existen otros métodos de ganar, y un entrenador de la experiencia y sabiduría de Van Gaal lo sabe bien. Y lo aprovecha.

FICHA TÉCNICA

Estadio: Arena Castelao (Fortaleza)
Árbitro: Pedro Proença (Portugal)

HOLANDA (5-3-2)
Cillessen (5); Verhaegh (5), De Vrij (6), Vlaar (6), Blind (5), Kuyt (7); De Jong (s.c.), Wijnaldum (7), Sneijder (5); Robben (9), Van Persie (4)
Sustitutos: Martins Indi (6), Depay (6), Huntelaar (8)

MÉXICO (5-3-2)
Ochoa (7); Aguilar (6), Rodríguez (6), Márquez (7), Moreno (6), Layún (7); Herrera (8), Salcido (7), Guardado (6); Peralta (6), Dos Santos (7)
Sustitutos: Reyes (6), Aquino (6), Hernández (6)

MVP según la FIFA (jugador Sportium): Guillermo OCHOA

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados