Se habla de:

La Liga

article title

Historias de la Liga (jornada 1)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En este post semanal haremos un repaso a algunas de las curiosas historias que nos deja la Liga española. En este caso, nos centramos en la comunidad charrúa presente en la Liga, la ascensión de Cuéllar, la histórica marca de Sergio Ramos y la banda izquierda del Levante UD.

Fiesta uruguaya

Nunca deja de sorprender que un país tan pequeño y con tan poca población tenga tanta historia futbolística y sea capaz de reunir a grandes jugadores por todo el mundo. En España hay 45 repartidos entre Primera, Segunda y Segunda B. 13 de ellos militan en clubes de la Liga. Y tres de ellos lograron anotar cinco goles en una tarde el pasado sábado.

La fiesta la inauguró un debutante, el joven Maximiliano Gómez en el Celta. Natural de Paysandú, El Celta solo pagó cuatro millones a Defensor Sporting por él. Llegó tras marcar 11 goles en 12 partidos que le valieron el Torneo Clausura a su equipo. Su sueño, debutar con la Celeste, está cerca de concretarse tras la lesión de Luis Suárez y sus dos remates de cirujano ante la Real Sociedad. Apenas intervino el resto del partido, pero sus dos toques a la primera, certeros y con cierta técnica, dieron muestra de lo temible que puede ser el ataque vigués con Aspas y el uruguayo en punta.

 

 

Poco después, en Girona, Christian Stuani marcaba los dos primeros goles de la historia del equipo catalán en Primera División, ambos de cabeza, nada menos que al Atlético de Madrid. Nueve años mayor que Maxi (30) y con una dilatada experiencia en la Liga (Levante, Racing, Albacete y Espanyol), aterrizó en Montivi este verano tras su breve paso por la Premier League y todo indica a que será importantísimo en la lucha por la permanencia de un equipo plagado de gente joven. El poderío aéreo mostrado por el internacional charrúa ante una de las mejores defensas del mundo le convierten, quizá,en el gran MVP de la jornada. Sus dos goles, sin embargo, no sirvieron para llevarse una victoria que parecía atada con 2-0 y Griezmann expulsado. Otro uruguayo, José María Giménez, compañero de Stuani en la selección celeste (sus ciudades natales, Tala y Toledo, apenas son separadas por 55 km en el departamento de Canelones), amargó la fiesta gerundense con un gol que suponía el empate en el 85′.

Olvidando a Serantes

No ha sido fácil la carrera de Iván ‘Pichu’ Cuéllar. Cuando se hizo con un hueco en la portería del Atlético de Madrid sufrió la mayor goleada de la historia rojiblanca en casa (0-6 ante el Barça). Cuando fichó por el Sporting de Gijón, sufrió dos graves lesiones: rotura de peroné y de ligamentos. Pasó mucho tiempo para que lograra asentarse en El Molinón, ya en Segunda, donde logró el Zamora y el premio de la Liga a mejor portero de la categoría de plata. Fue el portero rojiblanco durante las dos temporadas del equipo asturiano en Primera, hasta su descenso la campaña pasada.

 

 

Nueve años permaneció en Gijón. Había dudas sobre su rendimiento en otro club, en este caso el Leganés, pero en su estreno en Butarque el meta pacense detuvo un penalti y fue clave en la victoria frente al Alavés. “Es algo psicológico más que otra cosa, al fin y al cabo decide el lanzador. Hay un poco de trabajo con el entrenador de porteros, con los compañeros, también intuición. He tenido la suerte, pero es muy difícil”, dijo Cuéllar, que ha parado los tres últimos penaltis que le han lanzado en la Liga.

¿Y qué pasa con Jon Ander Serantes? Clave en el ascenso pepinero, sufrió una importante lesión que le apartó de los terrenos de juego en la decimotercera jornada, provocando la desolación entre compañeros, cuerpo técnico y aficionados. Estaba rayando a un gran nivel. El club confió en Herrerín, y el meta del Athletic no lo hizo nada mal, pero rápidamente volvió a su equipo tras acabar la cesión. Ahora, nueve meses después, Serantes está recuperado pero tendrá muy difícil recuperar su puesto.

Ramos hace historia

Sabíamos que más tarde o temprano sucedería. Sergio Ramos, con su expulsión ante el Deportivo, igualó a Pablo Alfaro y Xavi Aguado como el futbolista con más tarjetas rojas en la historia de Primera División. Su codazo a Borja Valle en el descuento, ya con 0-3 en el marcador y tras haber salido de puntillas de una situación bastante peor (un manotazo a Schar) le coloca en lo alto de una clasificación con pleno de defensas centrales. Ramos, es junto a Albert Lopo, los únicos futbolistas del TOP-10 en activo, si bien el central catalán se encuentra en el Fuenlabrada de Segunda División B.

Una banda de Primera

El Levante ha vuelto a la Liga un año después de su descenso y lo ha hecho a lo grande, con una gran victoria ante el Villarreal en el Ciutat de Valencia, con las ideas claras, una defensa férrea y un ataque que se basó principalmente en la penetración por los costados. Numerosos centros pasaron por el área amarilla, con los centrales haciendo horas extras ante la impotencia de los laterales.

Quien peor lo pasó fue Rukavina, que le gusta subir y llegar hasta línea de fondo pero se encontró con dos jugadores llamados a causar estragos en esta temporada 2017-18. Toño y Morales, ambos integrantes de la plantilla que descendió, fueron un tormento en la izquierda. El lateral valenciano y el extremo madrileño, más veloces que el viento, hicieron la banda suya, aprovechando el agujero amarillo ya al final, cuando el propio Rukavina provocó penalti (muy discutido) sobre Morales en otra gran jugada. Él mismo se encargó de materializar el lanzamiento, dando el triunfo a los granotas y avisando a sus rivales: La banda izquierda del Levante es de primera categoría.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados