Se habla de:

NBA

article title

Historia de la NBA. Capítulo XIV – 2006/2010

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Últimos años de la primera década del siglo. Asistiremos a la reconstrucción de los Celtics y Lakers, las exhibiciones anotadoras de Kobe Bryant, la despedida de Seattle, el crecimiento de LeBron, los anillos de Pau Gasol… Todo esto, y mucho más, resumido a continuación.

La solidez mostrada por Detroit Pistons y San Antonio Spurs les hacía máximos favoritos a liderar sus conferencias en la temporada 2005-06. Los texanos contaban con Tim Duncan, el mejor jugador de la competición, bien rodeado por un grupo en el que Tony Parker y Manu Ginobili hacían de lugartenientes. Los de la Motor City basaban su fuerza en un colectivo muy físico que minimizaba la ofensiva rival. Ambos conjuntos lideraron la liga. Detroit alcanzaría las 64 victorias y San Antonio, 63. La única alternativa clara en el Atlántico parecía ser Miami Heat, que había adquirido a Gary Payton, James Posey Jason Williams y Antoine Walker para completar un roster liderado por un veterano Shaquille O’Neal y el joven Dwyane Wade. Un comienzo dubitativo (11-10) provocó que Pat Riley bajase a desde su despacho para ocupar el puesto de un Stan Van Gundy que presentó su renuncia. En el otro lado del mapa, Dallas Mavericks se mostraban más sólidos que nunca, y de la mano de Dirk Nowitzki sería la tercera franquicia en vencer al menos 60 duelos ese año. Phoenix Suns, que practicaba el baloncesto más atractivo del campeonato, era el otro conjunto a tener en cuenta. La primera ronda de playoffs nos regaló una serie maravillosa entre los Lakers y Suns. Kobe Bryant se las había arreglado para poner a su equipo 3-1, pero de la mano de Steve Nash, los de Arizona dieron la vuelta al marcador y se metieron en semifinales de conferencia. En ellas, otra brutal eliminatoria a 7 partidos ante el otro equipo de Los Angeles. Dallas y San Antonio se enfrentarían en lo que muchos llamaron final del Oeste anticipada. Los Mavs lograron imponerse a sus vecinos pese a la monstruosa actuación de Tim Duncan. Ya en la final, los pupilos de Mike D’Antoni claudicarían ante la mayor rotación de los texanos. En el Este, Miami superaría sus dos primeras eliminatorias sin excesivos problemas. Mientras, Detroit contenía el primer asalto de LeBron James a la gloria. El mejor equipo de la Regular Season necesitó agotar los partidos para lograr llevarse el gato al agua. Miami Heat había ido creciendo en las últimas semanas y los de Michigan no presentaron excesiva resistencia. Las “American Airlines Finals” (los dos equipos clasificados jugaban en pabellones patrocinados por la aerolínea norteamericana), arrancarían con dos victorias de los Mavs. A falta de 6 minutos para la conclusión del tercer partido y con los texanos 13 arriba, la final parecía decidida. Y de pronto, Dwyane Wade. Remontada y 3 victorias consecutivas, incluyendo el milagro del quinto. En esos 4 duelos, el escolta promediaría más de 39 puntos por noche. Los Miami Heat eran campeones por primera vez en su historia. Los premiados en 2006 fueron: Steve Nash (Phoenix), MVP; Dwyane Wade (Miami), MVP de las finales; Ben Wallace (Detroit), mejor defensor; Chris Paul (New Orleans), rookie del año; Mike Miller (Memphis), sexto hombre; Boris Diaw (Phoenix), mayor progresión; Avery Johnson (Dallas), mejor entrenador; Elgin Baylor (L.A. Clippers), ejecutivo del año; Elton Brand (L.A. Clippers), deportividad; Kevin Garnett (Minnesota), ciudadano. El primer quinteto lo formaron LeBron James, Dirk Nowitzki, Shaquille O’Neal, Kobe Bryant y Steve Nash; y el 5 defensivo (que serían 6) Bruce Bowen, Ben Wallace, Andrei Kirilenko, Ron Artest, Kobe Bryant y Jason Kidd. Los líderes estadísticos fueron Kobe Bryant (puntos), Kevin Garnett (rebotes), Steve Nash (asistencias), Gerard Wallace (robos) y Marcus Camby (tapones). Mucho en el anecdotario. David Stern crea un código de vestimenta para los jugadores. El huracán “Katrina” obliga a los New Orleans Hornets a jugar 32 partidos en Oklahoma City, 6 en Baton Rouge y solo 3 en su sede habitual. Scottie Pippen, Karl Malone y Reggie Miller ven cómo sus camisetas son retiradas. Y, sobre todo, fuimos testigos de algo fuera de lo común. El 22 de enero de 2006, ante Toronto Raptors, Kobe Bryant se va hasta los 81 puntos, segunda máxima anotación de la historia de la NBA.

A tan solo 3 días para el comienzo del curso 2006-07, la liga es sacudida por la noticia de la pérdida de uno de sus iconos de siempre: Red Auerbach sufre un infarto el 28 de octubre a los 89 años de edad. No solo sus Celtics, sino la NBA al completo, se viste de luto. El golpe que sufren los Mavs en junio provoca un efecto contrario al esperado y Dirk Nowitzki firma un año magnífico, conduciendo a los suyos al mejor balance de victorias-derrotas del curso (67-15). En el Oeste otro equipo parece, por fin, estar en disposición de alcanzar el anillo: Phoenix Suns, quienes superan los 60 partidos ganados. Spurs, Rockets y Jazz como alternativas. El Este sigue sumido en la tristeza. Solo dos plantillas llegan a los 50 triunfos: Detroit Pistons (quienes habían perdido al mejor defensor de la competición en los últimos tiempos, Ben Wallace), y Cleveland Cavaliers, grupo bastante justito pero que por el contrario contaba con un jugador llamado a marcar época. La primera ronda de postemporada trae consigo una de esas hazañas que permanecen en el recuerdo. Los Warriors (cómo molaba este grupo) de Baron Davis, Stephen Jackson, Jason Richardson y compañía, dan la sorpresa apartando del camino a los Mavericks. Por desgracia para ellos, en semifinales de conferencia se toparon con otro equipo de mucho talento. Los Jazz habían reconstruido la plantilla y gozaban de un gran potencial ofensivo. Carlos Boozer, Mehmet Okur y Deron Williams veían aro con facilidad, mientras que Andrei Kirilenko, Derek Fisher, Matt Harpring o Paul Millsap ofrecían una buena defensa y minutos de calidad cuando las principales espadas no estaban sobre el parquet. Los de Salt Lake City se plantaban en final de conferencia por primera vez desde los tiempos de Stockton y Malone. La otra semifinal fue una batalla campal. Unos Spurs que no divertían tanto como ahora (algunos directamente pensarán que no divertían en absoluto), quitaron del trayecto a los Suns siendo más físicos (y duros). La serie nos regaló un duelo de parejas tremendo. Duncan (26,8 puntos, 13,7 rebotes) y Parker (20,8 puntos, 5,7 asistencias) versus Amar’e Stoudemire (26,4 puntos, 10,6 rebotes) y Steve Nash (21,3 puntos, 12,7 asistencias). A pesar de la gran eliminatoria de Boozer y, sobre todo, Williams (a su mejor nivel de siempre), el Big Three de San Antonio (casi 60 puntos de media) sería demasiado para Utah en la siguiente ronda. 4-1 y de nuevo los de Popovich en las finales. En el Este asistimos al dominio de un solo jugador. LeBron James va de serie en serie con promedios cercanos al triple doble (27,8/8,5/7,5  ante Chicago, 24,7/7,3/8,5 frente a New Jersey y 25,7/9,2/8,5 en la final de conferencia para apartar a los Pistons), liderando a su equipo en todas ellas para plantarse en la final. Para el recuerdo, el quinto partido en Detroit, donde anotaría los últimos 25 puntos de su equipo, incluidos todos los de las 2 prórrogas que se disputaron. Brutal. Las finales fueron otra cosa. Un hombre no basta para derrotar a un conjunto. Y menos si este conoce el juego como los Spurs. A pesar de que en Cleveland los marcadores fueron apretados, los Cavs jamás parecieron rivales para los del Álamo. 4-0 y cuarto anillo en 8 años. Los premiados en 2007 fueron: Dirk Nowitzki (Dallas), MVP; Tony Parker (San Antonio), MVP de las finales; Marcus Camby (Denver), mejor defensor; Brandon Roy (Portland), rookie del año; Leandro Barbosa (Phoenix), sexto hombre; Monta Ellis (Golden State), mayor progresión; Sam Mitchell (Toronto), entrenador; Bryan Colangelo (Toronto), ejecutivo; Loul Deng (Chicago), deportividad; Steve Nash (Phoenix), ciudadano. El equipo ideal del año lo formaron Dirk Nowitzki, Tim Duncan, Amar’e Stoudemire, Steve Nash y Kobe Bryant, mientras que el defensivo, Tim Duncan, Bruce Bowen, Marcus Camby, Kobe Bryant y Raja Bell. Los líderes individuales: Kobe Bryant (puntos), Kevin Garnett (rebotes), Steve Nash (asistencias), Baron Davis (robos) y Marcus Camby (tapones). En la memoria: la pelea entre los Knicks y Nuggets, tras la cual se castigaría hasta a 7 jugadores, y que costaría a Carmelo Anthony una sanción de 15 partidos; Kobe Bryant encadenó una racha de 4 partidos anotando 50 puntos o más; tras 11 años en los 76ers, Allen Iverson sería traspasado a Denver a mitad de temporada, buscando volver a aspirar al anillo; la final entre San Antonio y Cleveland es, hasta ahora, la menos seguida por televisión de la historia.

El draft de 2007 traía bajo el brazo a uno de los pívots más dominantes de la NBA en la actualidad. Y no fue el Nº1, Greg Oden, al que jamás respetaron las lesiones, sino a la elección Nº48, un tal Marc Gasol. También llegaría Kevin Durant, posiblemente el mayor talento ofensivo de los últimos tiempos, y jugadores de renombre como Al Horford, Joakim Noah, Mike Conley o Jeff Green. Pero el movimiento del verano lo protagonizarían los Celtics. Por un lado, se hicieron con los servicios de Ray Allen, el mejor tirador de la liga, mientras que por el otro trabajaron hasta lograr el traspaso de Kevin Garnett. En unos días se habían convertido en los máximos favoritos al anillo. El Big Three lo completaba el capitán, Paul Pierce. Las portadas de los medios, que aseguraban que la franquicia del trébol volvería a saborear las mieles del éxito, supuso una presión añadida para los de Massachusetts. La temporada regular deja bien a las claras que la prensa no se había equivocado. Los Celtics firman en mejor balance (66-16), seguidos por los Pistons y Magic, únicos en el Este capaces de superar las 50 victorias. El Oeste es más salvaje que nunca. El noveno equipo, Golden State Warriors, alcanza un registro de 48-34, el cual les habría permitido ser cuartos al otro lado del país. Las 8 plantillas clasificadas para playoffs llegan a los 50 triunfos. Lakers, Hornets, Spurs, Rockets, Suns y Jazz quedan separados por menos de 3 partidos. Inédito. Los movimientos antes del cierre de traspasos, en Febrero, serían abundantes. El premio gordo fue para Lakers, que se hicieron con Pau Gasol y completaban la pieza necesaria ser un conjunto top. Otras figuras que cambiaron de escuadra fueron Shaquille O’Neal, Jason Kidd, Ben Wallace o Mike Bibby. En la primera ronda de playoffs, los Hawks están a punto de sorprender a los Celtics. Los de Atlanta llevaron la serie a 7 encuentros, tras lograr amarrar todos los disputados en casa. En segunda ronda esperaban los Cavs de LeBron, que, con un grupo muy inferior, también lograría agotar una serie preciosa. No parecía el camino soñado por Boston, que en final de conferencia tuvieron a los Pistons como rivales. Esta vez, sí, no hubo lugar a dudas. 4-2 y a las finales. En el Oeste los Lakers superaron si excesivos problemas sus dos primeras eliminatorias, hasta dar con los Spurs en la final de conferencia. Los de San Antonio venían de una serie extenuante frente a los New Orleans Hornets de Chris Paul y David West. Y pese a que Tim Duncan rindió a gran nivel contra los angelinos (más de 22 puntos y 17 rebotes por noche), los californianos se mostraron muy superiores y solo cedieron un punto para liquidar por 4-1 a los texanos. Las finales enfrentaban a los dos equipos más laureados de todos los tiempos. Los Celtics se pusieron 3-1 tras ganar en Los Angeles el cuarto duelo. Los angelinos se harían con el quinto, lo que daba esperanzas a los de Kobe Bryant. El sexto partido fue una masacre.131-92 en el TD Garden y los verdes campeones más de 2 décadas después. Los premiados del año serían Kobe Bryant (L.A. Lakers), MVP; Paul Pierce (Boston), MVP de las finales; Kevin Durant (Seattle Supersonics), rookie del año; Kevin Garnett (Boston Celtics), mejor defensor; Manu Ginobili (San Antoni Spurs), sexto hombre; Hedo Türkoğlu (Orlando), mayor progresión; Byron Scott (New Orleans), mejor entrenador; Danny Ainge (Boston), ejecutivo; Grant Hill (Phoenix), deportividad; Chauncey Billups (Detroit), mejor ciudadano. En el mejor 5: Kevin Garnett, LeBron James, Dwight Howard, Kobe Bryant y Chris Paul. El 5 defensivo: Kevin Garnett, Tim Duncan, Marcus Camby, Kobe Bryant y Bruce Bowen. La estadística fue para: LeBron James (puntos), Dwight Howard (rebotes), Chris Paul (asistencias y robos) y Marcus Camby (tapones). En el archivo toca guardar la racha de 22 victorias consecutivas de Houston Rockets, tercera racha más larga de la historia y la mejora de Boston Celtics, quienes ganaron 42 partidos más que el año anterior, lo que supone un récord que sigue vigente.

En verano de 2008 los Seattle Supersonics dijeron adiós. Pese a que la franquicia sería la misma, los Oklahoma City Thunder no solo cambiaron de equipación, sino que renunciaron a los derechos de mantener el nombre, que quedaría reservado en vistas a que la ciudad del estado de  Washington pueda volver a contar con un equipo NBA en el futuro. Los Celtics sufren la baja de Kevin Garnett, quien se pierde 25 choques, durante buena parte de la campaña. Pese a ello su balance es magnífico (62-20), sostenido en el mejor arranque de ningún equipo en la liga (27-2). Pero un grupo, o más bien un jugador, estaba empeñado en superar a los de verde. Los Cavaliers de LeBron James ganan 66 partidos y son los primeros en el Este. Orlando Magic, que había ido formando un gran bloque alrededor de su pívot, Dwight Howard, son terceros. En el Oeste los subcampeones del año pasado alcanzan las 65 victorias en una conferencia que pierde algo de fuelle y tiene a otras 5 franquicias por encima de los 50 triunfos. En playoffs, los Lakers sufren en segunda ronda ante unos Rockets sin Tracy McGrady, pero superan sin dificultad a Utah Jazz en primera ronda y Denver Nuggets en la final de conferencia para volver a plantarse en las finales tras su derrota el año anterior. Sorprendentemente, los Celtics no iban a ser sus rivales. Orlando remonta un 3-2 en segunda ronda y vence a los campeones en 7 encuentros antes de vérselas con Cleveland. Los 2 primeros partidos en Ohio son un drama. Ambos se deciden por un triple. Rashard Lewis roba la ventaja de campo en el primero, colando la bola en el aro a falta de 14 segundos. En el segundo, el enésimo milagro de LeBron. A falta de un segundo Turkoglu había puesto el 95-93. Sacan de centro los locales y Mo Williams encuentra a James, quien se levanta para anotar una canasta frontal que igualaría la serie. No sería el único final apretado. El cuarto encuentro tendría período extra. Esta vez, el “Elegido” no acertaría en el lanzamiento triple. Un 4-2 final para los Magic que bien podría haber tenido cualquier otro resultado. Y nosotros privados de un Bryant – James en las finales. Poca historia en las mismas. Kobe y Pau dominaron de cabo a rabo y con un 4-1 claro en favor de los de California acababa la temporada. Los Lakers lograban de esta manera su cuarto anillo de la década. Los galardones del curso fueron para LeBron James (Cleveland), MVP; Kobe Bryant (L.A. Lakers), MVP de las finales; Dwight Howard (Orlando), mejor defensor; Derrick Rose (Chicago), rookie; Jason Terry (Dallas), sexto hombre; Danny Granger (Indiana), mayor progresión; Mike Brown (Cleveland), entrenador; Marcos Warkentien (Denver), ejecutivo; Chauncey Billups (Denver), deportividad; Dikembe Mutombo (Houston), ciudadano. El quinteto ideal lo formaron Dirk Nowitzki, LeBron James, Dwight Howard, Kobe Bryant y Dwyane Wade, mientras que el defensivo Dwight Howard, Kobe Bryant, LeBron James, Chris Paul y Kevin Garnett. Los primeros en lo individual: Dwyane Wade (puntos), Dwight Howard (rebotes y tapones) y Chris Paul (asistencias y robos). En el anecdotario un registro de un español: Jose Manuel Calderón acabaría con un 98,1% de acierto en el tiro libre, la mejor marca de todos los tiempos. Además, algunas noticias tristes: los fallecimientos de Larry H. Miller y William Davidson, propietarios de los Jazz y Pistons respectivamente, y las retiradas de Alonzo Mourning, quien había superado tiempo atrás un trasplante de riñón, y Cuttino Mobley, este debido a una enfermedad cardíaca.

El draft de 2009 venía con jugadores que se iban a convertir en estrellas en muy poco tiempo. Blake Griffin, James Harden, Stephen Curry, DeMar DeRozan o Jeff Teague, entre otros. Aunque lo más destacado de la pretemporada fue la situación del colectivo arbitral. Al no llegar a un acuerdo tras expirar el anterior convenio, fueron sustituidos por colegiados de la WNBA en los partidos previos al arranque de la competición. Finalmente, el 23 de octubre se firmó la paz y la liga empezó sin sobresaltos. La Regular Season hacía pensar que, esta vez sí, era el año de los Cavaliers. El equipo de Ohio había apuntalado su plantilla con la incorporación de un veteranísimo Shaquille O’Neal y la posterior llegada vía traspaso de Antawn Jamison. 61-21 al fnal del curso y en la pole position en las eliminatorias. En el Este volvía a ser amenaza Orlando, que tenía en Vince Carter a su refuerzo de lujo. A solo dos victorias acabaron los de Florida. Detrás, Atlanta, grupo muy sólido dirigido por Mike Goodson, y unos Celtics a los que la edad parecía que empezaba a pesarles. El Oeste de nuevo era comandado por los Lakers, seguidos de cerca por los Mavs, Suns, Nuggets y Jazz. Las eliminatorias en el Pacífico no tuvieron mucha historia; tras terminar todas las series de primera ronda en 4-2, las semifinales de conferencia fueron un paseo para Lakers y Suns, quienes barrieron a Jazz y Spurs. La serie entre ellos tendría un partido clave: el quinto. Metta World Peace (anteriormente conocido como Ron Artest) palmearía un lanzamiento de Kobe Bryant para dar la victoria a su equipo sobre la bocina. En el sexto, los angelinos asaltarían el US Airways Center, cerrando las puertas a unos Suns que posiblemente se encontrasen ante su última oportunidad real de ser campeones. El Este tuvo una semifinal histórica, con unas consecuencias nefastas para los de Ohio. Tanto instantáneas como posteriores. Boston remontó un 2-1 para hacerse con la serie por 4-2. LeBron James optaría, tras una nueva derrota, por abandonar la nave rumbo a Miami en busca del anillo. La final de conferencia entre Celtics y Magic se inició con un claro 3-0 para los primeros, y solo la relajación alargó la eliminatoria hasta los 6 choques. Dos años después, se reeditaba la gran final entre las dos franquicias más legendarias. Y qué final. Boston lo tuvo en su mano tras vencer el quinto y adelantarse, pero en el Staples Center los Lakers no cederían. En un séptimo duelo de marcador bajo y malos porcentajes en ambos bandos, el rebote fue decisivo. 83-79 y los Lakers volvían a asaltar los cielos por quinta vez en 10 años. Los mejores de la temporada fueron: LeBron James (Cleveland), MVP; Kobe Bryant (L.A. Lakers), MVP de las finales; Tyreke Evans (Sacramento), rookie; Dwight Howard (Orlando), mejor defensor; Jamal Crawford (Atlanta), sexto hombre; Aaron Brooks (Houston), mayor progresión; Scott Brooks (Oklahoma City), entrenador del año; John Hammond (Milwaukee), ejecutivo; Grant Hill (Phoenix), deportividad; Samuel Dalembert (Philadelphia), ciudadano. En el mejor quinteto formaron Kevin Durant, LeBron James, Dwight Howard, Kobe Bryant y Dwyane Wade, mientras que el 5 defensivo estuvo compuesto por Dwight Howard, Rajon Rondo, LeBron James, Kobe Bryant y Gerald Wallace. La estadística fue comandada por Kevin Durant (puntos), Dwight Howard (rebotes y tapones), Steve Nash (asistencias) y Rajon Rondo (robos). Anecdotario: Gilbert Arenas fue suspendido tras reconocer que tenía una pistola en la taquilla, asegurando que la había llevado debido a una deuda de juego de su compañero Javaris Crittenton, y Don Nelson supera a Lenny Wilkens y se convierte en el entrenador con más victorias de la historia.

 

Los mejores del lustro

 

Franquicias

1 Los Angeles Lakers (2 campeonatos, 1 final)

2 Boston Celtics (1 campeonato, 1 final)

3 Miami Heat (1 campeonato), San Antonio Spurs (1 campeonato)

 

Primer equipo

Dirk Nowitzki (Dallas Mavericks)

Kobe Bryant (L.A. Lakers)

Dwight Howard (Orlando Magic)

LeBron James (Cleveland Cavaliers)

Steve Nash (Phoenix Suns)

 

Segundo equipo

Tim Duncan (San Antonio Spurs)

Dwyane Wade (Miami Heat)

Amar’e Stoudemire (Phoenix Suns)

Kevin Garnett (Minnesota Timberwolves – Boston Celtics)

Chauncey Billups (Detroit Pistons – Denver Nuggets)

 

Tercer equipo

Paul Pierce (Boston Celtics)

Pau Gasol (Memphis Grizzlies – L.A. Lakers)

Yao Ming (Houston Rockets)

Carmelo Anthony (Denver Nuggets)

Chris Paul (New Orleans Hornets)

 

Equipo defensivo

Marcus Camby (Denver Nuggets – L. A. Clippers – Portland Trail Blazers)

Tim Duncan (San Antonio Spurs)

Dwight Howard (Orlando Magic)

Bruce Bowen (San Antonio Spurs)

Kobe Bryant (L.A. Lakers)

 

Mejor entrenador

Doc Rivers (Boston Celtics)

 

MVP EQUIPO NBA DE SPHERA

Juanan Mota (@juanan_mt): Tim Duncan

Iván Libreros (@IvánLibreros95): Kobe Bryant

Jacobo Correa (@JacoCorrea): Kobe Bryant

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados