Se habla de:

NBA

article title

Historia de la NBA. Capítulo XII – 1996/2000

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Acaba el siglo XX. Los últimos años de Jordan (en los Bulls), el draft del 96, la llegada anticipada del siglo XXI (aterrizó en Texas), la temporada del lockout (o del asterisco, como la llamaría Phil Jackson), el efímero regreso de Magic, ‘the last shot’, récords… Y muchas otras cosas más que trataremos, como siempre, de resumir en un nuevo episodio de la ‘Historia de la NBA’.

La temporada 1995-96 tiene un nombre: Chicago Bulls. Sí, estamos adelantando el desenlace, pero en este caso no descubrimos nada. Anillo, récord histórico de victorias (hasta el 73-9 de los Warriors en la 2015-16) y dominio absoluto, total control de la situación. Solo 10 derrotas durante la temporada regular auguraban un desenlace evidente, a pesar de que en el Este los Magic seguían mostrándose como una potencia importante (60-22) y en el Oeste amenazaban los Sonics (64-18) y los Spurs (59-23). Pero ni con esas. Los playoffs fueron un paseo para los de Illinois, arrasando con Miami, New York y Orlando: solo cedieron 1 duelo en su camino a las finales. Por el otro lado del cuadro, los Sonics acabaron con Sacramento y Houston antes de vérselas con los Jazz, conjunto cada vez más potente, que les forzaría hasta llegar a los 7 choques. Las finales no tuvieron mucha historia, el 4-2 es engañoso, puesto que Chicago se puso 3-0 y solo la propia relajación alargó la eliminatoria. Comenzamos hablando de esta temporada como la de los Chicago Bulls. Vamos a dar más motivos. El MVP de todo (Regular Season, All Star y Finales) fue Michael Jordan. Los premios a mejor entrenador (Phil Jackson), sexto hombre (Toni Kukoc) y ejecutivo del año (Jerry Krause) irían también a la ciudad del viento, y 2 jugadores serían incluidos en el mejor quinteto del año y 3 en el defensivo. Los premios restantes se repartirían de la siguiente manera: Damon Stoudamire (Toronto), mejor rookie; Gary Payton (Seattle), defensor; Gheorghe Museran (Washington), mayor progresión; David Robinson (San Antonio), IBM; Chris Dudley (Portland), ciudadano. El quinteto ideal lo formaron Scottien Pippen, Karl Malone, David Robinson, Michael Jordan y Anfernee Hardaway. El equipo defensivo: Scottien Pippen, Dennis Rodman, David Robinson, Gary Payton y Michael Jordan. Los líderes estadísticos: Michael Jordan (puntos), Dennis Rodman (rebotes), John Stockton (asistencias), Gary Payton (robos) y Dikembe Mutombo (tapones). En el anecdotario, 3 récords y un regreso: John Stockton lideraría las asistencias por novena ocasión, superando el registro del mítico Bob Cousy, Lenny Wilkens se convertiría en el primer entrenador en alcanzar las 1.000 victorias, Hakeem Olajuwon superaría a Kareem Abdul-Jabbar en la tabla de taponadores históricos, y Magic Johnson reaparece como jugador en activo para, en 32 partidos, promediar nada menos que 14,6 puntos, 6,9 asistencias y 5,7 rebotes, además de luxar el cuello de Latrell Sprewell en el partido de su vuelta (evidentemente, exageramos, pero si queréis, buscad la jugada en youtube). También los Celtics estrenaron pabellón (el mítico Boston Garden había quedado atrás) y los Sixers dejaron el Spectrum a final de temporada.

Durante el verano de 1996 tendría lugar el que para muchos (me incluyo) sería el draft de más talento de la historia. Repasemos: Allen Iverson (1), Marcus Camby (2), Shareef Abdur-Rahim (3), Stephon Marbury (4), Ray Allen (5), Antoine Walker (6), Lorenzen Wright (7), Kerry Kittles (8), Erick Dampier (10), Kobe Bryant (13), Peja Stojakovic (14), Steve Nash (15), Tony Delk (16), Jermaine O’Neal (17), Zydrunas Ilgauskas (20), Derek Fisher (24), Jerome Williams (26), Malik Rose (44) o Shandon Anderson (54) son nombres que podemos poner sobre la mesa. Grandes jugadores, varias estrellas y algún que otro mito. Ben Wallace, también de esa promoción, se quedaría fuera de los 58 seleccionados. Y metidos en competición casi podemos decir que la temporada 96-97 guarda muchas similitudes con la anterior. Los Bulls firman un 69-13 tras perder 3 de sus últimos 4 partidos en fase regular (muy cerca de rozar la gesta de las 70 victorias de nuevo), siendo los primeros del Este. Sus nuevos rivales en esta conferencia son los Heat de Pat Riley (61-21) y los Knicks (57-25), tras la caída de los Magic, después de la marcha de Shaquille O’Neal a Los Angeles Lakers y la primera lesión seria de un Anfernee Hardaway que ya nunca sería el jugador que proyectaba podía ser en sus primeros años, ni estaría siquiera cerca de recuperar el nivel de entonces (ya era una de las mayores estrellas de la competición). En el Oeste los Jazz dan un paso al frente y, liderados por el tándem Stockton-Malone, registran un gran 64-18. Por detrás, los Rockets y Sonics (57-25 para ambos) y los nuevos Lakers de O’Neal (56-26). San Antonio pagaría la lesión de su buque insignia, sin saber que esto les regalaría un arma que en el futuro sería definitiva para asaltar los cielos. En la post temporada Chicago no tendría piedad de sus rivales de conferencia, cediendo solo un punto ante Atlanta y Miami. El Oeste, otra cosa. Houston apartaría a Seattle y serían el penúltimo obstáculo en la escalada de los Jazz. En el sexto partido de la serie, uno de esos momentos mágicos de todos los tiempos, firmado por John Stockton: triple sobre la bocina y adiós al proyecto texano de viejas glorias (Olajuwon-Drexler-Barkley). En las finales, la derrota de Utah sería dura, sobre todo por cómo se daría: pudieron haber ganado el primer partido, pero los tiros libres de Karl Malone les condenarían, y luego se les escapó quinto partido, el ‘flu game’, en el que un Jordan enfermo es capaz de irse a los 38 puntos al límite de sus fuerzas. 4-2 y back-to-back. Los premiados del año serían: Karl Malone (Utah), MVP; Michael Jordan (Chicago), MVP de las finales; Pat Riley (Miami), entrenador del año; Allen Iverson (Philadelphia), rookie; Dikembe Mutombo (Atlanta), mejor defensor; John Starks (New York), sexto hombre; Isaac Austin (Miami), mayor progresión; Grant Hill (Detroit), IBM; Bob Bass (Charlotte), ejecutivo; P.J. Brown (Miami), ciudadano. En el mejor 5 estaban Grant Hill, Karl Malone, Hakeem Olajuwon, Michael Jordan y Tim Hardaway. El equipo defensivo: Scottie Pippen, Karl Malone, Dikembe Mutombo, Michael Jordan y Gary Payton. Los líderes individuales: Michael Jordan (puntos), Dennis Rodman (rebotes), Mark Jackson (asistencias), Mookie Blaylock (robos) y Shawn Bradley (tapones). Para recordar, la elección de los mejores 50 jugadores de la historia de la liga, coincidiendo con el 50 aniversario de la misma y la reunión de su mayoría en el All Star celebrado en Cleveland (en el que, por cierto, Michael Jordan firmaría el primer y hasta ahora único triple doble de la historia del partido), la sanción de 11 partidos a Dennis Rodman por darle una patada a un cámara y la despedida del Onmi de Atlanta, casa de los Hawks desde 1972.

Verano de 1997. Los San Antonio Spurs seleccionan en el draft con el número 1  a Tim Duncan. Si no sabéis lo que eso significa, estad atentos a las próximas entregas de esta serie. Esto y el cambio de nombre de Washington Bullets, que pasarían a denominarse Wizards, son los hechos más destacados antes del arranque de la competición. La campaña 97-98 no resultó tan cómoda para los Bulls. La lesión de Pippen al inicio de temporada les lastraría hasta el punto de ganar solo 8 de sus primeros 15 partidos. Aunque una enorme recta final les permite alcanzar las 60 victorias para ser primeros en el Este, por delante de Indiana y Miami. Sin embargo, en el Oeste los Jazz igualaban su registro, y los enfrentamientos entre ambos les daban el factor campo en una hipotética final. Seattle, Lakers, San Antonio y Phoenix alcanzarían como mínimo los 56 triunfos cada uno, lo que evidenciaba el endurecimiento de la conferencia del Océano Pacífico. En playoffs, Utah solo sufre en primera ronda, ante Houston, para luego mostrarse muy superiores a los Spurs, primero y Lakers (a quienes barren), después. El camino de Chicago no sería como otras veces. En la final de conferencia esperaban unos temibles Pacers que llevarían hasta los 7 partidos una serie que llegaron a tener en su mano en el duelo definitivo y que dejaron escapar. Las finales serían épicas. Tras ponerse 3-1 (con una verdadera humillación en el tercer choque de la serie), los Bulls no sentencian en casa, permitiendo que la eliminatoria regresara al Delta Center. Y en el sexto, un último minuto que bien vale una vida. Michael Jordan llevaba entonces nada menos que 43 puntos, pero eso daba igual. Lo que llegaría a continuación sería una gesta para la historia. Con un punto abajo, roba el balón de las manos de Karl Malone para, en el ataque posterior, sentar a Byron Russell y lograr una suspensión que sería recordada para siempre como ‘the last shot’. Si hay una mejor manera de decir adiós, por favor, contádmela. Los Bulls conseguían su segundo Threepeat y sexto anillo en 8 años. Dios vestía de rojo. Los premios individuales recaerían sobre Michael Jordan (Chicago), MVP y MVP de las finales; Larry Bird (Indiana), mejor entrenador; Tim Duncan (San Antonio), rookie del año; Dikembe Mutombo (Atlanta), mejor defensor; Danny Manning (Phoenix), mejor sexto hombre; Allan Henderson (Atlanta), mayor progresión; Karl Malone (Utah), IBM; Wayne Embry (Cleveland), ejecutivo; Steve Smith (Atlanta), ciudadano. El mejor cinco lo formaron Karl Malone, Tim Duncan, Shaquille O’Neal, Michael Jordan y Gary Payton; mientras que en el quinteto defensivo estaban Scottie Pippen, Karl Malone, Dikembe Mutombo, Michael Jordan y Gary Payton. Los mejores en la estadística fueron: Michael Jordan (puntos), Dennis Rodman (rebotes), Rod Strickland (asistencias), Mookie Blaylock (robos) y Marcus Camby (tapones). Anecdotario: Michael Jordan supera a Kareem Abdul-Jabbar como máximo anotador de los playoffs, Utah firma la anotación más baja en unas finales (54 puntos en un choque que perdieron de 42, también mayor desventaja en las mismas), e Indiana vence en un partido por 124 a 59 a Portland, siendo la primera ocasión en la que un equipo dobla en anotación a su oponente.

Una palabra y 2 nombres como protagonistas de la temporada 1998-99. El lockout, cierre patronal activado en julio de 1998, que pone en peligro el comienzo de la liga. Al final, com mucho retraso sobre la fecha prevista, jugadores y propietarios alcanzan un acuerdo y en enero se decide levantar el mismo. Temporada a 50 partidos y sin All Star de por medio. El primero de los nombres, Michael Jordan. El 13 de enero de 1999, el mejor jugador de la historia y del momento dice que lo deja. Los Bulls se desmantelan. Ya se sabía que Phil Jackson no continuaría, pero además Rodman pone rumbo a los Lakers y Pippen es traspasado a Houston Rockets. Chicago acaba la temporada como el peor equipo del Este (13-37). El otro nombre, Tim Duncan. En Regular Season, junto a David Robinson comandan a los Spurs al mejor balance de la temporada (ex aequo con Utah Jazz), seguidos de cerca por Portland. El Este, ya sin Chicago tiranizando, tiene a 3 equipos compartiendo la primera plaza (Miami, Orlando e Indiana). Llegados a playoffs, los del Álamo continúan arrasando: 3-1 a Minnesota, 4-0 a Lakers y 4-0 a Portland. El Este trae sorpresa. New York, octavo cabeza de serie deja en la cuneta primero a Miami, con aquella canasta de Allan Houston en el último segundo, Atlanta, a quienes no dan opción, e Indiana. Solo que San Antonio les venía grande. En las finales únicamente son capaces de hacerse con uno de los enfrentamientos. Los Spurs terminaban la post temporada con un balance de 15-2, superioridad abrumadora. Los premios recayeron en Karl Malone (Utah), MVP; Tim Duncan (San Antonio), MVP de las finales; Mike Dunleavy (Portland), mejor entrenador; Vince Carter ( Toronto), rookie; Darrell Armstrong (Orlando), sexto hombre y mayor progresión; Alonzo Mourning (Miami), mejor defensor; Dikembe Mutombo (Atlanta), IBM; Geoff Petrie (Sacramento), ejecutivo; Brian Grant (Portland), ciudadano. El mejor quinteto del año lo formaron Tim Duncan, Karl Malone, Alonzo Mourning, Allen Iverson y Jason Kidd, mientras que el 5 defensivo (6 en esta ocasión) Tim Duncan, Karl Malone, Scottie Pippen, Alonzon Mourning, Gary Payton y Jason Kidd. Los mejores en números: Allen Iverson (puntos), Chris Webber (rebotes), Jason Kidd (asistencias), Kendall Gill (robos) y Alonzo Mourning (tapones). Para recordar: los Kings empiezan a asomar. En un campeonato en el que ningún equipo supera los 100 puntos de media por primera vez desde que se instauró el reloj de posesión, son la esperanza del baloncesto ofensivo. San Antonio Spurs se convierte en la primera franquicia campeona de la NBA procedente de la ABA. En el segundo partido de la final se establece un nuevo récord de asistencia en la historia de las finales (39.554 espectadores.

Antes del comienzo de la temporada 1999-2000, Phil Jackson aterriza en Los Angeles para dirigir a los Lakers. Sería clave en el futuro de la franquicia, sobre todo para que Kobe Bryant y Shaquille O’Neal aparcaran sus diferencias buscando el bien común del equipo. El resultado no puede ser mejor: 67 victorias para liderar la liga. El principal escollo se encontraba en Oregon. El dueño de los Trail Blazers, Paul Allen, confeccionó a golpe de talonario una plantilla con jugadores de la talla de Scottie Pippen, Rasheed Wallace, Detletf Schrempf, Steve Smith, Bonzi Wells, Arvydas Sabonis, Brian Grant, Damon Stoudamire, Jermaine O’Neal, Stacey Augmon o Greg Anthony. Por nombres, insuperables. Las otras amenazas del Oeste estaban en Utah, San Antonio y Phoenix. En el Este, Indiana, Miami y New York fueron las únicas escuadras en alcanzar las 50 victorias. Llegadas las eliminatorias, los vigentes campeones serían sorprendidos por los Suns de Jason Kidd y una versión más que aceptable de Anfernee Hardaway. Los Lakers agradecerían el favor dando cuenta de ellos en la siguiente ronda para alcanzar la final de conferencia donde esperaban los Blazers. Para la mayoría, esta era la auténtica final de la NBA. En el séptimo partido de la serie, vencían los de negro por 15 puntos de diferencia a falta de 10 minutos por jugarse, pero una desastrosa racha de 13 tiros consecutivos sin acierto provocaría la reacción local, y los angelinos acabarían llevándose el duelo por 89-84. En el otro lado del cuadro, Indiana cedería 2 partidos por eliminatoria, llegando a las finales tras derrotar a Milwaukee, Philadelphia y New York. El cuarto choque, en Indiana, sería clave. Un ajustado 118-120 ponía a los Lakers 3-1. No desaprovecharon la ventaja y, en el regreso a Los Angeles, sentenciaron en el sexto. Los premiados del año fueron Shaquille O’Neal (L.A. Lakers), MVP, MVP de las finales y premio IBM; Elton Brand (Chicago) y Steve Francis (Houston), rookies del año; Doc Rivers (Orlando), entrenador; Alonzo Mourning (Miami), defensor; Rodney Rogers (Phoenix), sexto hombre; Jalen Rose (Indiana), mayor progresión; Juan Gabriel (Orlando), ejecutivo; Eric Snow (Philadelphia), ciudadano. En el mejor quinteto: Tim Duncan, Kevin Garnett, Shaquille O’Neal, Gary Payton y Jason Kidd. En el equipo defensivo: Tim Duncan, Kevin Garnett, Alonzo Mourning, Gary Payton y Kobe Bryant. La estadística individual para Shaquille O’Neal (puntos), Dikembe Mutombo (rebotes), Jason Kidd (asistencias), Eddie Jones (robos) y Alonzo Mourning (tapones). Anecdotario: Lakers, Clippers, Nuggets, Pacers, Hawks, Heat y Raptors estrenan pabellón. Charles Barkley se retira a los 36 años, achacado por las lesiones. Wilt Chamberlain fallece a los 63 y sus equipos lucen crespón negro en sus uniformes durante el transcurso de la temporada. Bobby Phills se dejaría la vida en la carretera, mientras disputaba una carrera con su compañero de equipo, David Wesley, y Malik Sealy haría lo propio cuando regresaba de casa de Kevin Garnett tras la celebración de cumpleaños de este, tras chocar con un conductor ebrio que circulaba en sentido contrario. La nota positiva la puso Sean Elliot, quien volvería a la disciplina de los Spurs de San Antonio tras haberse sometido a un trasplante de riñón.

Repasa las anteriores entregas de la historia de la NBA
Inicios NBA – Cap I
NBA 1946/1950 – Cap. II
NBA 1951/1955 – Cap. III
NBA 1956/1960 – Cap. IV
NBA 1961/1965 – Cap. V
NBA 1966/1970 -Cap. VI
NBA 1971/1975 -Cap. VII
NBA 1976/1980 -Cap. VIII
NBA 1981/1985 -Cap. IX
NBA 1986/1990 -Cap. X

NBA 1991/1995 – Cap. XI

 

Los mejores del lustro

 

Franquicias

1 Chicago Bulls (3 campeonatos)

2 San Antonio Spurs y Los Angeles Lakers (1 campeonato)

3 Utah Jazz (2 finales)

 

Primer equipo

Karl Malone (Utah Jazz)

Michael Jordan (Chicago Bulls)

Shaquille O’Neal (Orlando Magic – Los Angeles Lakers)

Tim Duncan (San Antonio Spurs)

Gary Payton (Seattle Supersonics)

 

Segundo equipo

Mitch Richmond (Sacramento Kings – Washington Wizards)

Grant Hill (Detroit Pistons)

David Robinson (San Antonio Spurs)

Jason Kidd (Dallas Mavericks – Phoenix Suns)

Tim Hardaway (Golden State Warriors – Miami Heat)

 

Tercer equipo

Scottie Pippen (Chicago Bulls – Houston Rockets – Portland Trail Blazers)

Allen Iverson (Philadelphia 76ers)

Hakeem Olajuwon (Houston Rockets)

Anfernee Hardaway(Orlando Magic – Phoenix Suns)

John Stockton (Utah Jazz)

 

Equipo defensivo

Scottie Pippen (Chicago Bulls)

Alonzo Mourning (Miami Heat)

Dikembe Mutombo (Atlanta Hawks)

Karl Malone (Utah Jazz)

Gary Payton (Seattle Supersonics)

 

Mejor entrenador

Phil Jackson (Chicago Bulls – Los Angeles Lakers)

 

MVP EQUIPO NBA DE SPHERA

Juanan Mota (@juanan_mt): Tim Duncan

Iván Libreros (@IvánLibreros95): Karl Malone

Jacobo Correa (@JacoCorrea): Michael Jordan

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados