Se habla de:

NBA

article title

Historia de la NBA. Capítulo V – 1961/1965

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Llegamos a la década de los 60. Nuevas figuras entran en liza, hay un relevo de comisionado, asistimos a mudanzas, y cambian algunos aspectos del juego. Ciertos jugadores se marcan temporadas que jamás se igualarán en el futuro y varias marcas quedan registradas para siempre en los libros del baloncesto. Pero en el primer lustro de este decenio algo será igual todos los años: el campeón. Vivimos la plena época dorada de los Boston Celtics…

El verano de 1960 trae dos regalos para los aficionados a la NBA: Oscar Robertson y Jerry West aterrizan en la liga tras conquistar con Estados Unidos el oro olímpico en Roma. Absolutas estrellas del baloncesto universitario, el impacto en la NBA de ambos es inmediato: Robertson es elegido mejor novato tras promediar más de 30 puntos y casi 10 asistencias por partido (que le valdrían para liderar este apartado estadístico) y West llega a los Lakers de Baylor, que desde este curso pasarían a jugar en Los Ángeles, para formar junto a este un dúo temible que en años venideros serían siempre alternativa. Precisamente Elgin Baylor es, junto a Robertson y Chamberlain los únicos jugadores que superarían los 30 puntos de media (Wilt, una vez más, el primero de la clase en anotación y rebotes). El calendario de partidos sufre un incremento y alcanza los 79 choques. Boston y St. Louis lideran sus grupos y tras unas finales de conferencia muy distintas (los Hawks necesitan 7 partidos para deshacerse de Lakers mientras que Boston solo 5 ante Syracuse) se ven las caras nuevamente en último escalón que conduce a la gloria. Esta vez los de  Massachusetts no darían opción a sus rivales (4-1). El quinteto ideal sería el formado por Elgin Baylor, Bob Petit, Wilt Chamberlain, Bob Cousy y Oscar Robertson. Curiosamente, entre esos cinco no figuraba Bill Russell, que sería designado MVP.

Chicago Packers arriban en 1961 y la NBA pasa a contar con 9 equipos. El calendario también añade un partido y se alcanzan los 80 duelos. A pesar de acabar con el peor registro, los recién llegados no vienen con las manos vacías: su pívot, Walt Bellamy, se acerca a los 32 puntos de promedio y alcanza los 19 rebotes por encuentro, lo cual le valdría para ser declarado novato del año. La 61-62 es una temporada espectacular, sobre todo en el apartado numérico: hasta 6 jugadores superarían los 30 puntos de media, pero destaca uno por encima de todos. Y no, no es Elgin Baylor, que se va a unos monstruosos 38,3 (ojo a la dupla con West, que alcanzaría los 30,8), sino Wilt Chamberlain: su promedio de 50,4 puntos quedará para siempre como un registro imbatible. La  noche del 2 de marzo de 1962, ante New York, en Hershey (Philadelphia) 4.124 espectadores asistirían a algo insólito: 100 puntos de un solo hombre, el pívot de los Warriors. Tal gesta siempre ha oscurecido otra de, al menos el mismo valor, si no más, que la de Chamberlain: Oscar Robertson firmaría una medias de 30,8 puntos, 12,5 rebotes y 11,4 asistencias por partido: triple doble permanente; calificarlo de prodigioso es quedarse corto. Chamberlain añadiría a su título de anotación el de rebotes y el propio Robertson acabaría como máximo asistente ese año. Mientras, Boston sigue fiel a su filosofía de equipo, ganando el 75% de sus partidos. El mejor Chamberlain tuvo que hincar la rodilla (no sin oponer resistencia: 7 partidos y un apretado 109-107 en el duelo decisivo) ante los orgullosos verdes en el camino de estos a la final. En ella, Boston se encontraría con unos Lakers que ya eran una realidad. De nuevo 7 encuentros y un último combate épico: 110-107 después de una prórroga. El equipo de la temporada lo integrarían Bob Petit, Elgin Baylor, Wilt Chamberlain, Jerry West y Oscar Robertson. El MVP: Bill Russell.

Muchos cambios en la 1962-63: Los Warriors se mudan a San Francisco (cambiando de conferencia), y como efecto dominó los Cincinnati Royals pasan a ser equipo del Este. Los Packers de Chicago son ahora los Zephyrs y empieza a premiarse al mejor entrenador del curso; Harry Gallatin, técnico de los Hawks, inauguraría el palmarés. Bob Cousy anuncia que será su última temporada, pero a los Celtics llega otro talento como John Havlicek. De nuevo Boston lidera a partir de su juego coral (pese a tanta figura, ningún jugador alcanza los 20 puntos de media), sumando 58 victorias. El oeste sería asunto de los Lakers de Baylor y West. Ambos equipos se verían en la final, no sin antes sufrir lo indecible en las finales de conferencia. Las dos series llegarían al séptimo choque con varios partidos muy apretados. Una vez superados los escollos previos, los Celtics despachan a Lakers en 6 y se proclaman campeones por quinto año consecutivo. En el plano individual, Wilt Chamberlain prolonga su dominio en puntos y rebotes, mientras que Guy Rodgers lidera la tabla de asistencias. Terry Dischinger es elegido rookie del año y el 5 ideal estaría compuesto por Elgin Baylor, Bob Petit, Bill Russell (MVP por tercer año consecutivo, hito solo al alcance de unos pocos en la historia), Oscar Robertson y Jerry West.

El curso 1963-64 comienza sin dos de los rostros más importantes de la NBA: Bob Cousy ya es ex-jugador y Maurice Podoloff deja el cargo de presidente de la liga. Su sustituto: J. Walter Kennedy (quien era hasta entonces director de publicidad). Pero hay otros cambios significativos, estos referentes a los equipos: los Zephyrs dejan Chicago para irse a Baltimore, donde recuperarían el nombre de la anterior franquicia de dicha ciudad, convirtiéndose en los nuevos Baltimore Bullets; y Syracuse Nationals se muda a Philadelphia y pasa denominándose ahora 76ers. Llegan a la competición Jerry Lucas y Nate Thurmond. Este último para formar pareja interior con Wilt Chamberlain en San Francisco. La nueva mentalidad defensiva impuesta por Alex Hannum (elegido técnico del año) en los Warriors les haría ser el mejor equipo bajo su propio aro. Esa disciplina sería vital para superar en finales de división a los Hawks de Bob Petit, quien firmaría unas series antológicas, en 7 partidos. Sin embargo, no serían rivales para los Celtics, cuyo camino hacia el título fue mucho más placentero que en años anteriores (cediendo solo dos encuentros en playoffs). Los premios recaerían sobre Oscar Robertson (MVP) y Jerry Lucas (rookie del año). Los líderes estadísticos fueron Chamberlain (puntos), Russell (rebotes) y el propio Robertson. El primer equipo: Bob Petit, Elgin Baylor, Wilt Chamberlain, Oscar Robertson y Jerry West.

Wilt, una carrera de leyenda | Getty Images

Wilt, una carrera de leyenda | Getty Images

Llegados a 1964 los Celtics empiezan a ser comparados con los Yankees de Nueva York de principios de los 50 (béisbol) debido al dominio absoluto que llevaban ejerciendo durante tantos años. En realidad, se estaban quedando cortos. La hegemonía verde se prolongaría en el tiempo. Antes del comienzo de la temporada, el fundador del equipo, Walter Brown, fallece. Esto parece servir de acicate para incluso superar registros de años atrás: 62-18 como marca aplastante en temporada regular. La NBA introduce cambios, como la ampliación de las dimensiones de la zona: el dominio de los hombres altos era excesivo y se buscaba potenciar el juego exterior. En mitad de la temporada, asistiremos a uno de los traspasos más importantes de todos los tiempos: los San Francisco Warriors envían a Wilt Chamberlain de nuevo a Philadelphia (esta vez para ser miembro de los 76ers). Y ante ellos, los Celtics lo sufren en la final de conferencia, decididas en un séptimo partido memorable: los sixers tienen posesión a falta de 5 segundos con el marcador 110-109 a favor de Boston, pero el robo de balón de Havlicek sesgaría toda opción visitante. El robo de Havlicek, como el tiro de Jordan, o el tapón de Lebron: momentos mágicos, misticismo absoluto. A pesar de que los Celtics se harían con el campeonato en solo 5 duelos ante Lakers, se habían mostrado como un conjunto, por fin, vulnerable. Y ya hablando de los propios jugadores, en esta campaña 64-65 Bill Russell sería de nuevo MVP, para formar junto a Elgin Baylor, Jerry Lucas, Oscar Robertson y Jerry West el equipo ideal del curso. Willis Reed se alzaría con el premio al mejor novato y Red Auerbach es elegido entrenador del año. Chamberlain es máximo anotador, Russell reboteador, y Robertson asistente.

 


 

Los mejores del lustro

 

Franqucias

1 Boston Celtics (5 campeonatos)

2 Los Angeles Lakers (3 finales)

3 St. Louis Hawks (1 final) y San Francisco Warriors (1 final)

 

Primer equipo

Bob Petit (St. Louis Hawks)

Elgin Baylor (Los Angeles Lakers)

Jerry West (Los Angeles Lakers)

Oscar Robertson (Cincinnati Royals)

Wilt Chamberlain (Philadelphia/San Francisco Warriors – Philadelphia 76ers)

 

Segundo equipo

Bill Russell (Boston Celtics)

Tom Heinsohn (Boston Celtics)

Bob Cousy (Boston Celtics)

Sam Jones (Boston Celtics)

Hal Greer (Syracuse Nationals/Philadelphia 76ers)

 

Mejor entrenador

Red Auerbach (Boston Celtics)

 

MVP EQUIPO NBA DE SPHERA

Juanan Mota (@juanan_mt): Wilt Chamberlain

Iván Libreros (@IvánLibreros95): Sam Jones

Jacobo Correa (@JacoCorrea): Oscar Robertson

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados