Se habla de:

NBA

article title

Historia de la NBA. Capítulo IX – 1981/1985

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alcanzamos la década de los 80. Y hay tanto que contar… Es el decenio de la rivalidad más grande de los últimos tiempos, de la llegada a la liga del mejor jugador de siempre, de David Stern, de los Bad Boys, de las Jordan Rules, de la predicción de Moses. Pero sobre todo, es el momento de la expansión definitiva de la mejor liga de baloncesto del mundo. Nos toca repasar en este episodio el primer lustro de todo lo adelantado en esta introducción, el que va desde 1981 hasta 1985.

En verano de 1980, cuatro meses antes de que comience la competición, Red Auerbach volvía a hacer de las suyas: negocia con Golden State Warriors y cede las elecciones primera y decimotercera del draft a cambio de la tercera y el ya consolidado pívot Robert Parish. Los de la bahía optaron por utilizar sus picks en los jugadores Joe Barry Carroll y Ricky Brown, mientras que la de Celtics significaría la llegada de Kevin McHale. En una operación, el genio de los despachos había dejado listo el froncourt de la franquicia verde con vista a años venideros. Con la plantilla apuntalada tras la operación, Boston firma, junto a Philadelphia, el mejor récord de la Regular Season, y con Milwaukee, son los únicos en superar el 70% de victorias. En el Este tres potencias eran claras aspirantes el título. El Oeste fue comandado por Phoenix, en gran parte debido a una lesión en la rodilla de Magic Johnson, que lo tendía alejado de las canchas 45 encuentros. En playoffs los Sixers vivirían 2 eliminatorias a 7 partidos, decididas ambas por un solo punto en el último duelo. En semifinales se imponían a los Bucks por 99-98, pero ya en la final cederían ante los Celtics, 91-90. En la última serie se plantarían unos sorprendentes Rockets, que a pesar de haber registrado un pobre 40-42 en liga regular, sorprenden en primera ronda a Lakers, logran salir vivos de la batalla texana ante los Spurs, y acaban por apalizar a Kings. La clave de esta inesperada presencia en las finales respondía a un nombre: Moses Malone. Sin embargo, a pesar de que la serie llegaría a estar igualada 2-2, los de Houston no serían rival para Boston, que les liquidaría en 6 choques. Por cierto, ¿recordáis la famosa canasta de Larry Bird en la que, tras lanzar desde casi 6 metros y darse cuenta nada más soltar el balón de que su tiro no iba a entrar, corre como un poseso para recoger el rebote con la mano derecha y cambiarse la pelota a la izquierda antes de caer al suelo, volviendo a tirar para, esta vez sí, anotar desde un lateral? Se dio durante esas finales. Los premios de ese año se repartirían de la siguiente manera: Julius Erving (Philadephia), MVP; Cedric Maxwell (Boston), MVP de las finales; Jack McKinney (Indiana), mejor entrenador; Darrell Griffith (Utah), rookie del año; Jerry Colangelo (Phoenix), mejor ejecutivo; y Mike Glenn (New York), mejor ciudadano. El quinteto ideal fue el compuesto por Julius Erving, Larry Bird, Kareem Abdul-Jabbar, George Gervin y Dennis Johnson. El 5 defensivo: Bobby Jones, Caldwell Jones, Kareem Abdul-Jabbar, Dennis Johnson y Michael Ray Richardson. Los líderes serían Adrian Dantley (puntos), Moses Malone (rebotes), Kevin Porter (asistencias), Magic Johnson (robos de balón) y George Johnson (tapones). Hay que apuntar también que, con motivo del 35 aniversario de la NBA, la liga eligió a su equipo histórico, en el cual estarían Bill Russell, Kareem Abdul-Jabbar, Elgin Baylor, Wilt Chamberlain, Bob Cousy, Julius Erving, John Havlicek, George Mikan, Bob Petit, Oscar Robertson y Jerry West, bajo las órdenes de Red Auerbach.

La temporada 1981-82 estaría marcada por la polémica entre Paul Westhead y Magic Johnson. Cuando solo se habían disputado 11 partidos, el técnico decidió dimitir de su cargo y el base es señalado como el malo de la película. Lo que parecía imposible, sucedería: el Forum abuchearía al jugador en los siguientes encuentros. Lo que pudo haberse tornado en desastre fue en realidad un golpe de fortuna, puesto que Pat Riley, hasta entonces segundo de Westhead (quien lo había reclutado del mundo de la televisión para sustituir a Jerry West) instauraría una filosofía ofensiva libre, con el contraataque como principal arma, propiciado por una defensa agresiva. El resultado fueron 57 victorias y mejor registro del Oeste. Ese año, el único conjunto que superaría los 60 triunfos sería Celtics, que, de la mano de Bird, sumarían 63 para liderar su conferencia. En las eliminatorias por el título, los Lakers barrerían a Phoenix y San Antonio, mientras que en el Este el campeón caía frente a Philadelphia. Por segundo año consecutivo, los Sixers tendrían ventaja de 3-1 ante los Celtics, solo que en esta ocasión, a pesar de repetir la experiencia del empate a 3 que forzó el séptimo duelo, los de Julius Erving no se dejarían remontar y su victoria en el Garden anotando 120 puntos era una buena carta de presentación antes de encarar la serie que designa al campeón. Pero los Lakers serían superiores y en 6 choques lograrían el anillo. El jugador más feliz por el logro posiblemente fue Bob McAdoo, quien llegó a la ciudad angelina en Navidad, y al cual se había encasillado como un gran anotador incapaz de involucrarse en el éxito colectivo. En lo individual, los premios recayeron en Moses Malone (Houston), MVP; Magic Johnson (Los Angeles), MVP de las finales; Gene Shue (Washington), entrenador; Buck Williams (New Jersey), rookie; Bob Ferry (Washington), ejecutivo; Kent Benson (Detroit), ciudadano. Los quintetos fueron los siguientes. Ideal: Larry Bird, Julius Erving, Moses Malone, George Gervin y Gus Williams. Defensivo: Bobby Jones, Dan Roundfield, Caldwell Jones, Michael Cooper y Dennis Johnson. En la estadística brillaron George Gervin (puntos), Moses Malone (rebotes), Johnny Moore (asistencias), Magic Johnson (robos) y George Johnson (tapones).

 

Seis años llevaba Julius Erving persiguiendo el anillo. Cuando aterrizó en la NBA de la mano de los Sixers, todos los expertos daban un campeonato a Philadelphia en los años venideros. Pero, a pesar de haber alcanzado las finales en 3 ocasiones, la fortuna le seguía siendo esquiva. La oportunidad llegaría en verano del 82, cuando Moses Malone, MVP de la liga, terminaba contrato con los Rockets. Los 76ers ofrecieron a la franquicia texana a Caldwell Jones y una primera ronda del draft como compensación por el traspaso. El equipo de Pensilvania lo celebraría firmando una marca de 65-17 en temporada regular, siendo inalcanzables en el Este. Cuando al pívot recién llegado le preguntaron por las posibilidades en playoff, su respuesta sería “Fo, Fo, Fo”, que venía a significar que se impondrían en las 3 series sin ceder un solo duelo. La alternativa estaba en el otro lado del país. Los Angeles Lakers había adquirido al número 1 del draft, James Worthy, y con él cerraba una plantilla de ensueño. Pero en la última semana de competición, el alero se fracturó una pierna, perdiéndose el resto del año y dejando a su equipo cojo, valga la expresión, de cara a la post temporada. Aun con una baja tan sensible, el grupo angelino se bastó para superar fácilmente a Portland y San Antonio antes de verse las caras en la final con unos Sixers que solo habían cedido un encuentro, ante Milwaukee. Ya en la serie por el título, los Lakers perderían también por lesión a Norm Nixon y Bob McAdoo, y ante tal lastre serían barridos por el equipo entrenado por Billy Cunningham, quien fuera miembro de la plantilla de Philly campeona en 1967. Dos jugadores que habían llegado de la ABA, Erving (quien levantase el trofeo de dicha liga en 1974 y 1976) y Malone, gobernaban la NBA. No hubo “Fo, Fo, Fo”, pero casi. Los premios personales se los llevaron Moses Malone (Philadelphia), MVP y MVP de las finales; Don Nelson (Milwaukee), entrenador, Terry Cummings (San Diego), rookie; Zallie Volchok (Seattle), ejecutivo; Julius Erving (Philadelphia), ciudadano. Además, se incluyeron dos nuevos galardones: mejor defensor, que recaería en Sidney Moncrief (Milwaukee), y sexto hombre, para Bobby Jones (Philadelphia). En el 5 ideal: Larry Bird, Julius Erving, Moses Malone, Magic Johnson y Sidney Moncrief. El equipo defensivo (con 6 jugadores): Bobby Jones, Dan Roundfield, Moses Malone, Sidney Moncrief, Dennis Johnson y Maurice Cheeks. Lideraron la estadística individual: Alex English (puntos), Moses Malone (rebotes), Magic Johnson (asistencias), Michael Ray Richardson (robos) y Tree Rollins (tapones).

La campaña 1983-84 trae cambios significativos. Larry O’Brien deja su cargo como comisionado de la liga y es sustituido por David Stern, un enérgico abogado que hasta entonces cumplía las funciones de vicepresidente ejecutivo. Stern va a provocar la mayor expansión comercial del negocio a partir de una tremenda estrategia de marketing, convirtiendo a la competición en uno de los mercados más fructíferos a nivel global. Entre sus aportaciones: incremento de los beneficios por licencias de franquicias, planes de esponsorización y mejora de imagen endureciendo la política antidroga. Y en lo deportivo, el sistema de playoffs sufre un cambio serio: de 12 equipos se amplía a 16 y se modifica la primera ronda, que pasa a ser al mejor de 5 encuentros en lugar de 3 y que ahora tienen que disputar también los campeones de división. Los Celtics dominan en temporada regular en el Este y los Lakers hacen lo propio en el Oeste, con Philadelphia y Milwaukee siendo alternativas de los primeros y Portland y Utah de los segundos. Sorprendentemente, New Jersey elimina a los vigentes campeones en primera ronda y deja el camino despejado a Boston, que solo sufre ante New York en una eliminatoria que se va hasta los 7 encuentros. En la otra conferencia, Los Angeles no pasa demasiados apuros y se planta en la final como claros favoritos. Sería la primera de 3 entre ambos equipos en los siguientes 4 años. En la serie golpea primero Lakers en el Garden y cuando parecía que el segundo choque sería también amarillo, Gerarld Henderson empata el partido tras un robo de balón y llegan las tablas tras la prórroga. También en el tiempo extra los del trébol vencerían el cuarto duelo, disputado en el Forum. Finalmente, Boston vencería en 7, aunque Larry Bird dijese que “para ser honestos, debieron ganarnos 4-0”. Dato anecdótico: en abril de 1984, Kareem Adbul-Jabbar supera a Wilt Chamberlain en la lista de máximos anotadores históricos. Los premiados esa temporada serían: Larry Bird (Boston), MVP y MVP de las finales; Frank Layden (Utah), mejor entrenador, ejecutivo del año y mejor ciudadano; Ralph Sampson (Houston), rookie; Sidney Moncrief (Milwaukee), mejor defensor; Kevin McHale (Boston), sexto hombre; Magic Johnson (Los Angeles), nuevo premio IBM. Formaron en el mejor equipo Larry Bird, Magic Johnson, Bernard King, Isiah Thomas y Kareem Abdul-Jabbar. Los mejores en defensa: Bobby Jones, Michael Cooper, Tree Rollins, Maurice Cheeks y Sidney Moncrief. Los números fueron cosa de Adrian Dantley (puntos), Moses Malone (rebotes), Magic Johnson (asistencias), Rickey Green (robos) y Mark Eaton (tapones).

Nadie se percató en ese momento, pero el draft de 1984 se iba a convertir, con el tiempo, si no en el mejor de siempre, sí en uno de los mejores. Michael Jordan, Hakeem Olajuwon, Charles Barkley y John Stockton serían grandes estrellas, mientras que otros jugadores como Sam Perkins, Alvin Robertson, Kevin Willis, Michael Cage, Otis Thorpe o Jerome Kersey gozarían de un estatus destacado en la competición. La atención de la NBA en la 84-85 se centra en el duelo entre Lakers y Celtics por ser el mejor equipo. En su lucha, firman 62 y 63 victorias respectivamente. Aparte de ellos, solo Milwaukee, Philadelphia y Denver alcanzan los 50 triunfos en Regular Season. Los promedios de Bird son asombrosos (28,7 puntos, 10,5 rebotes y 6,6 asistencias por choque) y lidera un quinteto titular que superaría los 2.500 minutos por jugador. Ya en playoffs los favoritos no encuentran rivales en su camino a la final: Cleveland, Detroit y Philadelphia, por un lado, y Phoenix, Portland y Denver, por el otro, son los cadáveres que las dos escuadras más potentes del mundo van dejando a su paso. Tras una contundente derrota en el primer partido jugado en el Garden recordado como el ‘Memorial Day Massacre’, los angelinos se sobreponen y se llevan la serie final en 6 partidos. Por segunda vez en toda la historia, los Celtics eran derrotados en las finales (hito solo logrado antes por los St. Louis Hawks de Bob Petit en 1958). Los Lakers habían hecho historia. Los galardones individuales ese curso fueron a parar a las manos de Larry Bird (Boston), MVP; Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles), MVP de las finales; Don Nelson (Milwaukee), mejor entrenador; Michael Jordan (Chicago), rookie del año y premio IBM; Mark Eaton (Utah), mejor defensor; Kevin McHale (Boston), sexto hombre; Vince Boryla (Denver), ejecutivo del año; y Dan Issel (Denver), mejor ciudadano. Los líderes estadísticos fueron: Bernard King (puntos), Moses Malone (rebotes), Isiah Thomas (asistencias), Michael Ray Richardson (robos) y Mark Eaton (tapones).

Repasa las anteriores entregas de la historia de la NBA
Inicios NBA – Cap I
NBA 1946/1950 – Cap. II
NBA 1951/1955 – Cap. III
NBA 1956/1960 – Cap. IV
NBA 1961/1965 – Cap. V
NBA 1966/1970 -Cap. VI

NBA 1971/1975 -Cap. VII

NBA 1976/1980 -Cap. VIII

 

Los mejores del lustro

Franquicias

1 Los Angeles Lakers (2 campeonatos, 2 finales)

2 Boston Celtics (2 campeonatos, 1 final)

3 Philadelphia 76ers (1 campeonato, 1 final)

 

Primer equipo

Magic Johnson (Los Angeles Lakers)

Julius Erving (Philadelphia 76ers)

Moses Malone (Houston Rockets – Philadelphia 76ers)

Larry Bird (Boston Celtics)

George Gervin (San Antonio Spurs)

 

Segundo equipo

Bernard King (Golden St. Warriors – New York Knicks)

Sidney Moncrief (Milwaukee Bucks)

Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles Lakers)

Alex English (Denver Nuggets)

Isiah Thomas (Detroit Pistons)

 

Equipo defensivo

Sidney Moncrief (Milwaukee Bucks)

Bobby Jones (Philadelphia 76ers)

Dan Roundfield (Atlanta Hawks – Detroit Pistons)

Dennis Johnson (Phoenix Suns – Boston Celtics)

Michael Cooper (Los Angeles Lakers)

 

Mejor entrenador

Don Nelson (Milwaukee Bucks)

 

MVP EQUIPO NBA DE SPHERA

Juanan Mota (@juanan_mt): Moses Malone

Iván Libreros (@IvánLibreros95): Moses Malone

Jacobo Correa (@JacoCorrea): Larry Bird

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados