Se habla de:

NBA

article title

Historia de la NBA. Capítulo II – 1946/1950

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El 6 de junio de 1946, un grupo de integrantes del ‘Arena Association of America’ (encargados de controlar los pabellones en las principales ciudades de Estados Unidos) y algunos dueños de equipos se reunirían en Nueva York para hablar sobre una nueva competición.

El resultado sería que 11 franquicias formarían la misma y se dividirían en dos divisiones: La Este, formada por Boston Celtics, Philadelphia Warriors, Providence Steamrollers, Washington Capitols, New York Knicks y Toronto Huskies; y la Oeste, con Pittsburgh Ironmen, Chicago Stags, Detroit Falcons, St. Louis Bombers y Cleveland Rebels. Los equipos pagarían 10.000 dolares cada uno para todo tipo de gastos operativos y de logística. Maurice Podoloff, un abogado de New Haven con experiencia en el mundo del hockey, sería el primer comisionado. A pesar de los esfuerzos por lograr un profesionalismo total, los salarios de los jugadores apenas alcanzarían los 5.000 dólares de promedio, por lo que muchos de ellos tenían otros trabajos durante la pausa de la liga; eran los comienzos y los comienzos nunca son fáciles.

La primera temporada de la BAA (Basketball Association of America) arrancaba el 1 de noviembre de 1946, en Toronto. En cierto modo es hasta de justicia que la competición más importante a nivel mundial celebrase su primer encuentro en el país natal del inventor del baloncesto, el profesor James Naismith. Los Huskies recibirían la visita de New York Knickerbockers en el Maple Leaf Gardens. La victoria sería de los visitantes por un apretado marcador: 66-68. Primero para ambos conjuntos de los 60 partidos que disputarían.

Red Auerbach, leyenda del baloncesto | Getty Images

Red Auerbach, leyenda del baloncesto | Getty Images

El Este acabaría dominado por los Washington Capitols, dirigidos por quien más adelante sería una auténtica leyenda de los banquillos y los despachos: Red Auerbach. En el Oeste, Chicago lideraría su división en un apretado duelo ante St. Louis. Por entonces los playoffs no contaban con el mismo formato que ahora, asi que se cruzaban equipos del Este y Oeste. Los Chicago Stags sorprenderían a los Capitols y se enfrentarían a los Warriors de Philadelphia en la final. A pesar de que la liga no había alcanzado el nivel mediático ansiado, las finales registraron llenos en todos los duelos, señal esperanzadora de que la liga podría hacerse grande. Los Warriors, que se impusieron a Chicago, se embolsarían 2.000 dólares como premio. A nivel individual, Joe Fulks (Warriors) sería el máximo anotador y Ernest Calverley (Steamrollers) mejor asistente. Por entonces no se contabilizaban los rebotes. Otros jugadores que sobresalieron esa primera temporada serían Bob Feerick, Bones McKinney, Stan Miasek o Max Saslofsky, que, junto al ya mencionado Fulks, formarían el primer mejor quinteto de la historia del torneo.

En la 1947-48 el calendario pasa de 60 a 48 partidos buscando así controlar los excesivos gastos en viajes. Que 4 equipos (Detroit, Cleveland, Toronto y Pittsburgh) abandonasen la competición también invitaba a recortar los días de partidos. Para igualar las divisiones, los Baltimore Bullets, que militaban entonces en la ABL (una liga regional), fueron invitados a participar. La sorpresa resultó mayúscula, puesto que serían ellos quienes se alzarían con el trofeo de campeones tras derrotar a los Warriors, que en temporada regular dominaron el Este, en 6 partidos. Curiosamente los Bullets alcanzarían las finales tras un desempate en el Oeste, donde los St. Louis Bombers registraban la mejor marca, pero que dio lugar a un equilibrio absoluto entre los otros 3 equipos. El entrenador-jugador Buddy Jeannette lideraba a la nueva e inesperadamente triunfadora franquicia, que jugaba en una cancha en la que apenas cabían 4.000 espectadores, en contraste con pabellones como el Madison Square Garden, el Chicago Stadium o el Boston Garden. La otra llegada sonada a la liga fue cosa de un viejo conocido: Joe Lapchick, miembro de los Original Celtics, se hacía cargo del banquillo de los Knicks. El máximo anotador ese año fue Max Zaslofky, quien pese a tener una media inferior a la de Joe Fulks, se alzaría con el galardón, pues para su designación este se contabilizaba en totales. El máximo asistente sería Howie Dallmar. El 5 ideal lo formarían Fulks, Zaslofsky, Sadowski, Dallmar y Feerick.

La temporada 1948-49 tiene nombre propio: George Mikan, el primer gran dominador del baloncesto. Su equipo, Los Minneapolis Lakers era uno de los 4 que se estrenaban en la BAA procedentes de una NBL que agonizaba. Y con qué éxito. Ese mismo año serían campeones tras batir en la final a los Washington Capitols. Llegaba un formato de playoffs que enfrentaría desde entonces a los equipos de la misma división antes de cruzarse en la final con el vencedor de la otra. En la liga regular, el Este fue comandado por los Capitols, y en el Oeste, los Rochester Royals, la otra gran potencia que llegaba de NBL, habían sido los mejores antes de las eliminatorias. En el primero de los 6 partidos que duraría la final, Mikan anotaría 42 de los 88 puntos de su equipo y, junto a Jim Pollard, guiaría a los suyos en los otros 5. Ni existe lugar a la duda cuando afirmamos que sería el pívot de los Lakers el mejor del campeonato. También máximo anotador, tanto en puntos totales como en media. Bob Davies sería líder en asistencias. Al final del campeonato la liga pudo decir por fin que por primera vez los mejores jugadores del país y los mejores equipos participaban en un mismo torneo. El primer equipo estaría compuesto por Mikan, Fulks, Davies, Zaslofsky y Pollard.

Ed Macauley, Bob Cousy and Max Zaslofsky | Getty Images

Ed Macauley, Bob Cousy and Max Zaslofsky | Getty Images

Durante el verano de 1949 el baloncesto profesional termina de unificarse. Los 6 equipos supervivientes de la ya extinta NBL pasan a formar parte de la BAA. La competición cambiaría entonces de nombre y pasaría a denominarse National Basketball Association (NBA). Con el crecimiento en número de participantes nace la Central Division y los playoffs cambian de formato, habiendo partidos de clasificación y desempate. Syracuse, equipo novato, se convierte en el mejor equipo de la liga regular y con paso firme avanza hasta las finales. En ellas caen 4-2 ante el primer equipo en lograr un ‘back to back’, los Minneapolis Lakers del hombre que ya era la imagen absoluta del torneo: George Mikan. Junto a él seguía un gran Pollard y además se unía otro jugador que, como ellos, acabaría siendo histórico: Vern Mikkelsen. A la NBA llegaban también ese año Ed Macauley y Dolph Schayes, palabras mayores. El título de máximo anotador volvía a recaer en los hombros de Mikan, y el de pases a canasta sería para Dick McGuire. Mikan, Groza, Macauley, Davies y Beard fueron los 5 jugadores que formaron el mejor quinteto de la temporada.

 


 

Los mejores del lustro

 

Franquicias

1 Minneapolis Lakers (2 campeonatos)

2 Philadelphia Warriors (1 campeonato, 1 final)

3 Baltimore Bullets (1 campeonato)

 

Primer equipo

Joe Fulks  (Philadelphia Warriors)

Max Zaslofky  (Chicago Stags)

George Mikan (Minneapolis Lakers)

Bob Feerick (Washington Capitols)

Bob Davies (Rochester Royals)

Segundo equipo

John Logan (St. Louis Bombers)

Bones McKinney (Washington Capitols)

Stan Miasek (Chicago Stags)

Jim Pollard (Minneapolis Lakers)

Ed Sadowski (Toronto Huskies – Cleveland Rebels – Boston Celtics – Philadelphia Warriors – Baltimore Bullets)

 

MVP (EQUIPO NBA SPHERA)

Juanan Mota (@juanan_mt): Max Zaslofsky

Iván Libreros (@IvanLibreros95): George Mikan

Jacobo Correa (@JacoCorrea): Joe Fulks

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados