eSports

article title

Hearthstone: Análisis del Metajuego. Clases y arquetipos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En la entrada anterior dedicada al Metajuego de Hearthstone tras la salida de Un’Goro, hablamos del reparto de clases y del vuelco que ha dado todo. En esta, dedicaremos el tiempo y el espacio a comentar cuáles son los arquetipos más usados de cada clase.

Imagen sacada de ViciousSyndicate

Imagen sacada de ViciousSyndicate

Empezaremos por la clase que ocupa el puesto número 1 en el Metajuego actual: el Guerrero. A la ya famosa y odiada baraja de Piratas, se le suma un hueso de Mamut: el mazo de Misión o Guerrero de Taunt. Cuando Sulfuras entra en acción y nuestro poder de héroe se transforma en un Ragnaros por coste 2, la cosa se pone fea. Aquí dejamos un ejemplo de la última baraja : Guerrero Taunt

En segundo lugar se encuentra el Pícaro, que ya tenía un mazo muy presente en torneos: el Miracle, al que ahora se le suma Crystal, basado en su Misión. Nadie daba un duro por esa carta, hasta que la magia de los Top Players ha entrado en acción. Las cavernas ha llegado para quedarse y patear culos. Recordemos que cuando la misión se completa, todos los esbirros amistosos pasan a tener 5 de ataque y salud, haciendo que la mesa sea un auténtico problema. Dejamos el Crystal Rogue por aquí.

En un merecido tercer puesto encontramos al Cazador, que ha renacido en esta expansión, renovando su ya vieja y conocida baraja: Midrange Hunter. La razón han sido un par de cartas que nos aportan la sinergia perfecta con bestias: el Guacamayo enjoyado y Tajobuche crepitante, configurando una poderosa mesa inicial, difícil de parar. Aquí un ejemplo de Midrange Hunter.

En una digna cuarta plaza: la Maga. Esta clase nunca nos abandona. Sorprendentemente, Un’Goro ha favorecido a esta clase al eliminar a Reno Jackson de su plantel estándar. Ahora, el desgaste es devastador, dejando a dos barajas en muy buena posición: la popular Freeze Mage y la renovada Burn Mage. Ambas incorporan alguna nueva carta, pero no son básicas para que funcionen. Si hablamos de barajas nuevas, tendríamos que ir al Mago de Elementales y al Mago de misión, barajas que funcionan pero que actualmente no se encuentran en el top de esta clase. Podemos ver un ejemplo de Freeze Mage aquí.

En el quinto puesto: el Sacerdote. Con la salida de Montaña Rocanegra y sus dragones, pensábamos que esta clase quedaría relegada a uso residual. Cuando mostraron su Misión, la comunidad la engalanaba como posible top 2. Lo cierto es que para sorpresa de todos una muy digna versión de su mazo de dragones, sumada a una baraja de silencios (silencios!) se han mantenido aguantando el tipo. La misión ha cuajado, permaneciendo en el top 3 de esta clase, pero no se ve con la frecuencia que se preveía. Aquí, la nueva Dragon Priest.

En sexto lugar, una clase que prometía con las nuevas incorporaciones: el Chamán. Las barajas que lo representan, casi a partes iguales, son: Chamán Elemental, Chamán Aggro y Chamán de Múrlocs; siendo el Elemental el mejor parado por su construcción Midrange capaz de hacer frente a más variedad de enemigos. Pasamos a dejar la versión Elemental.

En el número 7:  el Paladín. Pese a su sólida base y su potente Midrange, al comienzo de la expansión esta clase no ha terminado de encontrar su sitio. Si bien es verdad que a corto plazo subirá posiciones gracias al potente Tarim, que se está usando en casi todos sus mazos, sumado a unos viejos conocidos: los múrlocs. Así pues, actualmente, al Paladín Control le sumamos una dura versión de su baraja de Múrlocs, que está rompiendo esquemas. Aquí el nuevo Paladín de Múrlocs.

En el número 8, dentro de todo el Metajuego, la sorpresa más inesperada: el Druida. Tras la entrada de Un’Goro, todo era Piratas y Jades. Su baraja de Jade sigue estando presente, pero ha perdido fuelle. Ni los tokens ni el mazo Ramp han podido ayudar a colocar al Druida en su antiguo trono. Veremos en los póximos meses. Aquí la clásica Jade.

Y en último lugar: el Brujo. Definitivamente, la salida de Reno Jackson ha roto el Metajuego, sobretodo a esta clase. Sólo sobreviven una tímida versión de descartes, que depende 100% de la curva de maná y de la suerte, aparte de la incombustible Zoo, que con tanto esbirro con Provocar se ha visto terriblemente mermada. Dejamos el nuevo mazo de Descartes.

Hasta aquí el desglose del Metajuego actual. Para la próxima revisión, esperamos cambios significativos que aderecen las partidas de diversidad.

¡Hasta la próxima!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados