Fútbol alemán

article title

“Hay equipos que parecen empresas; aquí es un una familia”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Una breve conversación telefónica abrió la puerta a un nuevo capítulo en la vida de Carlo Ancelotti:

– “Hola Carlo, soy Rummenige”.

“Hola Kalle”.

“Guardiola se va al final de la temporada y nos gustaría contar contigo”.

“Bien, pues acepto”.

Este pasaje está incluido en el prólogo de la biografía del entrenador italiano que fue presentada en la noche del lunes en Alemania. “Fue una decisión muy fácil”, aseguró Ancelotti, el recién estrenado técnico del Bayern Múnich, el equipo que lo gana todo en Alemania.

Por el momento no parece arrepentirse de la decisión tomada y en este sentido señala abiertamente que se podría imaginar prolongar su estancia en el banquillo del club muniqués. “Me gustaría quedarme aquí más de dos años”, dice el italiano, que ya ha firmado un contrato por tres temporadas que le permitiría quedarse en Alemania hasta 2019.

“Hay clubes que parecen empresas y clubes que parecen una familia. Aquí es como una familia”, señaló el técnico al tiempo que reconoció que no todo ha sido un camino de rosas en Alemania.

“Tengo que decir que el alemán es muy complicado”, declaró utilizando una mezcla entre el inglés y la lengua de Goethe. Él y los asistentes a la presentación de su biografía estallaron en carcajadas. Su mujer, también presente, no pudo tampoco contener la risa. A la gramática alemana se le sumó otra complicación no menor. Así, Ancelotti reconoció que antes de aterrizar en Múnich sus pensamientos los ocupaba otro asunto crucial: la comida. A fin de cuentas, él proviene del mundo rural. “Nosotros hemos comido carne de cerdo todos los días pero, por suerte la carne de cerdo también es muy habitual en Baviera”, apuntó.

En las 230 páginas de la obra, el entrenador del Bayern describe una carrera futbolística poco habitual que se inicia en una granja y continúa en los principales equipos de la Liga italiana, primero como jugador y después como entrenador, para pasar luego al fútbol internacional.

Ancelotti decidió escribir el libro, en gran medida, para su amigo y compañero de batallas en el terreno de juego Stefano Borgonovo, que falleció hace tres años a consecuencia de una esclerosis lateral amiotrófica. La versión en italiano fue publicada en 2009, la alemana ha tenido que esperar hasta su llegada a los banquillos muniqueses. Los beneficios recaudados con su venta están dedicados a la investigación de esta enfermedad.

Ancelotti admitió además que le costaría hacerse a la idea de tomar las riendas de una selección nacional en el futuro, dado que estos conjuntos entrenan con poca frecuencia. El italiano aclaró además que no le gustan los jugadores que son egoístas. “Me gusta que sean humildes y altruistas”, señaló.

Otra de las frases que dejó el técnico del Bayern durante la presentación de la biografía fue “el fútbol es simple, el fútbol es un juego”.

Ancelotti no es el primer entrenador del club muniqués que da el salto al mundo literario. Su antecesor en los banquillos del Bayern, el español Josep Guardiola, también se animó hace más o menos un año a leer poesía en la Casa de la Literatura de Múnich. En aquella ocasión el ex jugador del Barcelona eligió poemas del autor catalán Miquel Marti i Pol, fallecido en el año 2003.

(DPA)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados