Fútbol inglés

article title

Crónica de un descenso anunciado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Se consumó el trámite que se esperaba desde diciembre. El Aston Villa ha descendido de la Premier League y participará en la Football League Championship la temporada que viene. Tras varios años luchando y coqueteando con los últimos puestos no han alargado más lo inevitable y se han hundido desde las primeras jornadas en la parte baja de la clasificación.

Hay varios factores que explican el pobre nivel demostrado por los villanos en esta temporada. El primero, y diferencial fue la pérdida de sus dos estrellas. Christian Benteke, el goleador del equipo las últimas 3 temporadas dejaba Birmingham para irse a Liverpool dejando más de 46M€. Fabian Delph, después de jurar amor eterno al club de Villa Park, forzó su traspaso al Manchester City dejando a la afición del Aston Villa con un considerable enfado que los 12M€ que dejó el centrocampista internacional inglés no mitigaron. Weimann y Lowton, dos buenos jugadores de recambio dejaron también el Aston Villa para jugar en la Football League. En total, casi 65M€ para reconstruir un equipo y adaptarlo a las necesidades que Tim Sherwood demandaba.

La inversión fue acorde a las ventas, y se gastó todo lo que se ingresó para no perder identidad competitiva, pero el fútbol no consiste en cambiar cromo por cromo y esperar que funcione, y las necesidades del equipo requerían jugadores preparados desde el primer momento. El Aston Villa acudió al mercado de la Ligue 1 y se dejó la mayor cantidad de dinero en fichajes de jugadores de equipos medios de la primera división de Francia. En Jordan Ayew, Jordan Amavi, Jordan Veretout e Idrissa Gueye se gastó ¡42 millones de Euros!. La ruinosa inversión acabó con Adama Traoré, un joven talento de la cantera del FC Barcelona sin experiencia al primer nivel por el que pagaron 10M€. De Inglaterra ficharon al eterno talento sin minutos, Scott Sinclair, Rudy Gestede, un buen goleador para la segunda división cuyo nivel en Premier League es más que discutible y a Joleon Lescott y Micah Richards, una discutida pareja de centrales que por edad y nivel no ha dado el rendimiento deseado en el equipo de Birmingham.

Todo comenzó muy bien, dieron la bienvenida a la temporada en el sur ganando en Dean Court al recién ascendido Bournemouth que pagó la novatada del primer día. Aquel gol de Rudy Gestede fue un espejismo, el Aston Villa solo ganó ese partido en la primera vuelta que cerró con 8 puntos. Con la derrota en Anfield en la jornada 7, el equipo de Birmingham entró en puestos de descenso y ya no abandonó esa sonrojante situación en toda la temporada. Dos jornadas después volvió a perder frente al Chelsea y se situó como el eterno colista. Desde la jornada 9, hasta la 38. 3 victorias en toda la temporada, la mencionada en Bournemouth (0-1) y dos en Villa Park, frente al Crystal Palace (1-0) y contra el Norwich City (2-0).

¿Es el futuro esperanzador? En las últimas semanas el club vive en un clima de desintegración, los aficionados viven enfrentados a una directiva que ha hundido las aspiraciones del club. Rémi Garde abandonó/le echaron del Aston Villa hace unas semanas, ni pudo cambiar la situación en la tabla, ni era el elegido para ascender el equipo en la próxima temporada. La otrora estrella del equipo, Gabby Agbonlahor ha engordado durante este año más de 7 kilos y ha iniciado un plan específico físico para recuperar su peso y forma. Las salidas nocturnas de la gran promesa Jack Grealish preocupan en la dirección del club. Esta semana, desde el club han cancelado el premio a mejor jugador de la temporada dado el pobre bagaje del equipo en esta Premier League, sin puntos, sin goles, sin alegrías para el aficionado. El rendimiento de jugadores tan caros ha decepcionado, puede ser un problema intentar su venta viendo su rendimiento, y puede ser un inconveniente el intentar colocar a descartes con fichas tan elevadas. Muchos problemas y pocas soluciones.

Aún así, hay mimbres en Birmingham. Una mezcla perfecta entre una juventud descarada y una veteranía fiable, pueden llevar de nuevo al Aston Villa a la Premier League. Necesitarán un entrenador que conozca muy bien la categoría, a día de hoy parece que el elegido será Chris Coleman, pero son rumores. El Aston Villa será un destino apetecible para buenos jugadores de Championship que verán oportunidades de jugar en histórico de Inglaterra, además jugadores como Adama Traoré, Carles Gil, Jordan Amavi (cuando se recupere de su grave lesión) o Jack Grealish pueden encontrar un nivel óptimo para desarrollar su talento y calidad. El Aston Villa se va, pero volverá.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados