Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Hannover 96: navegando hacia la deriva

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay acontecimientos en la vida que nunca se olvidan y la fecha queda siempre recordada para quien lo vive o está presente en el momento que ocurre. Normalmente se recuerdan las cosas buenas pero hay momentos que ocurren situaciones no tan buenas y también son recordados, por ejemplo en aquellas personas que viven el fútbol con pasión y amor por su club, y que por mucho que se quiera olvidar, ahí está ese recuerdo. Y eso mismo es lo que les ocurre a esos aficionados del Hannover que han sufrido con su equipo jornada tras jornada en ese año 2015 que por fin se acabó. Lo malo de ese año son las consecuencias que ha ocasionado en el 2016, fecha en la cual puede que se confirme el adiós del equipo de Hannover en 1.Bundesliga. Se podría decir que casi se toca la cima de la montaña y en estos momentos el equipo está cerca de tocar el pie.

Y sí, aunque ahora este en esta situación, último con 14 puntos y a 8 de la salvación directa quedando 12 jornadas en juego, hubo un tiempo en el que el Hannover 96 estuvo luchando codo con codo frente a grandes equipos europeos. En el año 2011, un ataque formado por Ya Konan, Abdellaoue y un joven Lars Stindl, a día de hoy en el Borussia Mönchengladbach, consiguieron alzar al equipo hasta la 4ª posición de la clasificación y con ello darle el pase a Europa por primera vez en la historia del club. Al año siguiente, 2012, el equipo cosechó una muy buena temporada nuevamente y Mirko Slomka consiguió poner al equipo el 7º en Bundesliga y fue eliminado en Europa League en cuartos por el At. Madrid, que a la postre sería el campeón de la competición. En 2013 no pudo repetir la hazaña de colocarse en puestos europeos y el Hannover acabó la temporada en una digna 9ª posición a 6 puntos de Europa, donde ese mismo año fue eliminado en segunda ronda frente al Anzhi ruso de Eto`o, Willian y Lass Diarra. Cada temporada que pasaba el equipo sufría más y eso empezó a hacerse notar cuando un mala temporada 13/14 acabó con Slomka en diciembre y cogiendo el puesto Tayfun Korkut, quien acabó salvando al equipo gracias a conseguir 13 de los últimos 15 puntos posibles, terminando la temporada en 11ª posición. Y llegamos a la temporada pasada, donde tras un inicio de campeonato notable, acabando 2014 en 8ª posición, llegó el 2015 y todo se vino abajo. El equipo no conseguía la victoria y poco a poco los nervios comenzaban a llegar a los aficionados y a los propios jugadores al ver como jornada tras jornada el equipo bajaba puestos en la clasificación. Esto llegó incluso a la destitución del turco Korkut, tras 13 jornadas sin conocer la victoria, y la contratación de Michael Frontzeck a falta de solamente 6 jornadas. A falta de tres jornadas, el equipo estaba penúltimo y gracias a un empate y dos victorias finales, la última por 2:1 frente al SC Freiburg que le condenó al descenso.

La primera victoria en el año 2015 llegó en mayo, y en esta temporada solo se han podido conseguir 4 en liga, dejando un balance de 7 victorias, 9 empates y 20 derrotas en 2015, donde  claramente es un año para olvidar. En el último partido del año, 0:1 frente al Bayern München, Michael Frontzeck dimitió en su cargo como entrenador del Hannover al no encontrar las fuerzas necesarias para repetir la permanencia de nuevo, donde ya no se sentía arropado y apoyado. Terminó el año como colista con 14 puntos, el peor balance hasta la fecha que se recuerda desde 2002. Con su marcha, ha llegado Thomas Schaaf al cargo y la tónica del equipo poco ha cambiado en este 2016. Llegaron refuerzos en invierno con las incorporaciones de Szalai, Almeida, Yamaguchi, Wolf, Fossum y Milosevic, pero todo sigue igual en Hannover ya que tras 5 partidos en este año, el equipo ha cosechado 5 derrotas, y ya van 8 consecutivas, con un balance de tan solo un gol a favor y 8 en contra.

Los datos son solo números, pero viendo la trayectoria descendente del Hannover en los últimos años y que desde el entorno del club ya se están preparando para un posible descenso, todo cabe prever que por tercer año consecutivo no tiene pinta de que haya una nueva remontada. Aunque en el fútbol nunca se sabe lo que puede ocurrir, lo que seguro que no van a hacer ni entrenador ni jugadores, ni la propia afición, es bajar los brazos, luchando hasta el final por una salvación que a día de hoy, se ve muy lejos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados