Tenis

article title

Halep, número 1: la constancia tiene premio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras acariciarlo en varias ocasiones y sucumbir de manera cruel, la rumana Simona Halep se convertirá el lunes en la nueva número uno del tenis mundial.

Perseverante como pocas y jugadora táctica en un circuito que cada vez premia más la potencia, Halep desplazará en lo más alto de la clasificación de la WTA a Garbiñe Muguruza. La española, que se retiró en su debut en Pekín por la fiebre, cederá el trono apenas un mes después de haber ascendido por primera vez al uno.

Halep, de 26 años, se aseguró la posición de máximo privilegio al vencer a la letona Jelena Ostapenko por 6-2 y 6-4 en las semifinales del torneo de Pekín. Será la segunda raqueta rumana en llegar al número uno del tenis, después de que lo consiguiera Ilie Nastase en los años 70 en el circuito masculino.

La carrera de Halep es una oda a la constancia. En los últimos 13 torneos alcanzó 11 veces la ronda de cuartos de final. Y actualmente es la tenista en activo que más semanas consecutivas acumula en el “top ten”.

Lleva entre las diez primeras desde febrero de 2014. Fue número cuatro durante 31 semanas, ocupó el tercer puesto otras 49 y el segundo 46 semanas más. Pero siempre había alguien por encima de ella. En la mayoría de los casos era Serena Williams, pero después aparecieron Angelique Kerber, Karolina Pliskova y por último Muguruza. Hasta hoy.

“No tengo palabras para decir lo que siento. Es increíble ser la número uno”, dijo Halep entre la ovación del público en la pista central de Pekín, donde recibió un número uno gigante hecho con rosas.

Halep acarició esta temporada el logro en varias ocasiones, pero perdió los tres partidos que disputó con el número uno de la WTA en juego.

Su primera oportunidad de subir al primer puesto fue en la final de Roland Garros, pero cayó precisamente ante Ostapenko tras ir 6-4 y 3-0 arriba. La rumana acabó cediendo 4-6, 6-4 y 6-3 y se le esfumó la posibilidad.

Semanas más tarde, en Wimbledon, estuvo a dos puntos de conseguirlo. Necesitaba alcanzar las semifinales y perdió en cuartos 6-7 (2-7), 7-6 (7-5) y 6-4 ante la británica Johanna Konta. La rumana llegó a sacar en el tie break del segundo set con 5-4 a favor.

La tercera bala se le escapó en la final de Cincinnati. Ahí no tuvo oportunidad alguna, pues fue arrollada por Muguruza por 6-1 y 6-0.

Doble finalista de Roland Garros, Halep ganó 15 títulos a lo largo de su carrera, pero ninguno de ellos de Grand Slam, su gran asignatura pendiente.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados