Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Haedo Valdez, el regreso de “Corazón de León”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Año 2004. El Werder Bremen conquistaba su cuarto título de Bundesliga con una plantilla de la que formaban parte Simon Rolfes (actualmente en el Bayer 04 Leverkusen), Johan Micoud, Tim Borowski, Angelos Charisteas, Ivan Klasnic, Frank Baumann o Aílton. En aquel año, el brasileño fue máximo goleador del equipo con 28 tantos, lo que le convirtió también en el máximo goleador de la competición. En aquella liga, Valdez marcó solo 4 goles, anotando un doblete en la goleada frente al Hannover 96 (1-5); un tanto en el derbi frente al Hamburger SV histórico, ya que los del Weserstadion ganaron 6-0; y marcó también en una gran victoria en casa frente al Hertha BSC (4-0). Que no se nos olvide una cosa. Aquella plantilla estaba siendo entrenada por Thomas Schaaf y entre sus compañeros estaba el ucraniano Viktor Skrypnyk, actual entrenador del Werder Bremen.

Pues bien, tras esa gloriosa temporada de 2003-04, con todos esos nombres conocidos y más, el delantero paraguayo Nelson Haedo Valdez consiguió su gran conquista hasta ahora, la liga. Tras esos años y viviendo los primeros de Jürgen Klopp como técnico del Borussia Dortmund, el guaraní decidió marcharse a otra liga potente, la española, pero a un club que había ascendido a Primera División y cuyo objetivo era mantenerse con holgura, habiendo conseguido finalmente lo contrario. Valdez abandonaba la 1.Bundesliga y comenzaba así su declive en el fútbol. De Dortmund a Alicante. De Alicante a Rusia, de Rusia a Valencia, de Valencia a los Emiratos Árabes y, de allí, a Grecia. En el Hércules tuvo un papel más que aceptable, incluyendo un doblete en el Camp Nou frente al todopoderoso FC Barcelona de Pep Guardiola. Dicho encuentro lo ganaron los alicantinos por 0-2, dejando al feudo catalán con la boca abierta. También marcó en la goleada frente al Atlético Madrid por 4-1, cuando el “Cholo” ni estaba, ni se le esperaba por el Calderón.

Y es que Valdez ha estado ahí, en silencio. El FC Barcelona había ganado esa liga y el Hércules había descendido, pero daba igual, el club de Esteban Vigo iba a presumir de haber ganado en casa del campeón sin haber encajado ningún gol. Pero como dijimos, luego su carrera fue en declive, tanto por resultados como por la relevancia de sus goles. En Valencia fue un suplente de lujo. En Kazan se paseó por Europa haciendo un papel algo discreto y por los Emiratos… Bueno, por aquellos lugares ya sabemos que se va por temas económicos y no por otra cosa, porque es un fútbol de un nivel más bajo.

 

En Grecia volvió a conquistar un título, el de la Superliga, pero no pasó de los 14 partidos ni anotó más de 6 goles, lo que hicieron que su nivel bajara, aunque se le siguiera teniendo en cuenta. Y todo iba en caída libre hasta que apareció un nombre en su vida que ya conocía. Su gran valedor. El hombre que confió en él tras su aterrizaje en Europa hace ya más de una década. Lo rescató Thomas Schaaf para su nuevo proyecto en el Eintracht Frankfurt. Iba a ser el “9” que devolviera a la competición continental a un club que, tras su último ascenso, regresó a dichas competiciones casi de inmediato. Y él era la 1ª opción. Luego estaba Haris Seferovic y, al final, el puesto de goleador se lo ha ganado un centrocampista ofensivo reconvertido a segundo delantero.

Así es. Nelson Haedo Valdez tuvo la mala suerte de lesionarse gravemente el 30 de Agosto de 2014. Se rompió el ligamento cruzado de su pierna derecha en el encuentro frente al Wolfsburgo de la 2ª jornada del campeonato. Regresó a una convocatoria en la victoria del Eintracht Frankfurt frente al Hamburger SV (2-1) y, por fin, reapareció en el último cuarto de hora del duelo frente al Paderborn y marcó el 4º gol. Lo celebró con mucha rabia. Por fin volvía a ser futbolista. La larga lesión y las ganas de ayudar a su viejo maestro en la aventura de llevar a Europa al Eintracht hicieron que el jugador sudamericano celebrara con rabia su tanto, casi un año después del último gol anotado (el 30 de Marzo de 2014 frente al Aris) en un encuentro de la Superliga de Grecia.

 

“Corazón de León” regresa a tiempo. Ahora, con Alexander Meier liderando la tabla de máximos goleadores, aparece Valdez para ser un complemento más en el entramado de fútbol de ataque que ha creado el Eintracht Frankfurt, con el Schaafismo 2.0, de la mano del hombre que apostó por él hace poco más de una década, cuando nadie lo conocía y casi no había podido disfrutar del fútbol profesional en su país durante un largo tiempo. El “León Guaraní” de San Joaquín está de vuelta, en un momento en el que su equipo le necesita y que quiere dejar de tener una “Meierdependencia” galopante. Vuelve el Paraguayo, el León Paraguayo. Vuelve Nelson “Corazón de León” Haedo Valdez.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados