Se habla de:

Fórmula 1

article title

Guns & boxes: Reflexiones del GP Malasia (2014)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

"Guns and Boxes" es un espacio creado por Jose Carlos de Celis, que pretende exponer algunas ideas, comentarios y reflexiones después de Gran Premio de Fórmula 1

LA SUPERIORIDAD DE MERCEDES
Días de vino y rosas para Mercedes. Consiguieron todo lo que podían lograr en Sepang durante todo el fin de semana y dominan sin problemas ambos campeonatos, el de pilotos y el de escuderías. Ahora mismo, si todo transcurre con normalidad, no tienen rival, aunque alguien pueda darles un susto los sábados. Solo Hamilton puede quitarle puntos a Rosberg y al revés. Y, por ahora, solo la fiabilidad puede batirles.

Afortunadamente para el resto, una carrera ganada por un segundo da los mismos puntos que otra ganada por más de medio minuto y quizás poco a poco vaya reduciéndose esa ventaja. Si no lo hace, podemos estar viviendo otro 2009, y solo nos quedará prestarle atención a si el joven Kvyat sigue puntuando o Felipe Massa sigue desatendiendo las órdenes de su equipo.


Fernando Alonso observa atentamente el coche de Vettel | Getty

EL GRUPO DE LOS MORTALES
Conocido que Mercedes está un escalón por encima del resto, hay que resaltar a Red Bull y Ferrari como principales alternativas. Los vigentes campeones tienen un coche aerodinámicamente bueno y, si consiguen igualar la potencia de los Mercedes, ganarán carreras. Porque además tienen a Vettel, que se saca una vuelta como la del sábado, en la misma décima que Hamilton, seis mejor que el otro Mercedes y un segundo más rápido que su compañero, y se planta en primera línea de salida.

Pero en carrera de momento no les da para más que liderar el “grupo de los mortales”, tras las dos flechas de plata. Con el infortunio de Ricciardo, al que le pasó de todo, Fernando Alonso pudo ser cuarto. Repitió la posición de Australia y es tercero en el Mundial, por detrás de los dos Mercedes. Raikkonen parece tener la misma suerte que el australiano de Red Bull, y eso deja a sus compañeros, en mi opinión los dos mejores pilotos de la parrilla, disputándose entre ellos el tercer escalón.

¿ES ABURRIDA ESTA FÓRMULA 1?
Seguramente, pero es la que tenemos. Al poco de terminar la carrera recibí un whatsapp que decía “Oye, hazme un resumen, me he quedado dormido”. Era de un amigo que ve la Fórmula 1 sin demasiada pasión, pero podía haber sido de cualquiera. No parece ser 2014 el mejor año para enganchar a nuevos aficionados ni para ganar nuevos suscriptores a televisiones de pago. Muchos consideran aburrido lo que estamos viendo hasta ahora, pero es lo que los mandatarios han querido.

Red Bull apeló la descalificación de Ricciardo en Melbourne y, me temo, lo está pagando. El propio Ricciardo ha sido sancionado con diez posiciones para el siguiente gran premio por su maniobra en el pit-lane. Desmesurado. Me temo que es un aviso de la FIA al equipo por la apelación. Mandan ellos y, pese a las críticas, tienen la sartén por el mango. Si tenemos hambre no queda otra que comer lo que salga de esa sartén, aunque se nos caiga la cuchara del aburrimiento.

BAHREIN, SIN DESCANSO
Llega el Gran Premio de Bahréin esta misma semana, sin descanso. Los monoplazas serán más o menos iguales que en Sepang, pero el resultado puede ser diferente. Cada circuito tiene unas características, desde lo técnico hasta lo externo al trazado (condiciones climatológicas). Y tampoco hay que perder de vista a la fortuna. Donde ahora hablamos de Red Bull y Ferrari como alternativas a Mercedes, el siguiente domingo puede que hablemos de Mclaren o Williams.

A la próxima carrera le pido que Ricciardo y Raikkonen abandonen el mal fario, que Lotus, desconocido, empiece a reencontrarse (improbable), que veamos a Magnussen y Bottas como en Australia y que los de siempre no fallen. Solo así quizás evitemos esos mensajes de amigos pidiendo que les contemos la carrera. Lo cierto es que si Australia y Malasia han sido así, da miedo pensar qué podemos esperar de otros circuitos menos dinámicos. Ojalá sea solo cuestión de tiempo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados