Se habla de:

Fórmula 1

article title

‘Guns and Boxes’: Reflexiones del GP Singapur (2014)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

"Guns and Boxes" es un espacio creado por Jose Carlos de Celis, que pretende exponer algunas ideas, comentarios y reflexiones después de Gran Premio de Fórmula 1

LEWIS HAMILTON LLEGA A TIEMPO
O quizás demasiado pronto. En la Fórmula 1, como en el fútbol, cuenta estar en primera posición cuando acaba el campeonato, lo demás da igual. Desde hace un tiempo, la lucha por el título era una persecución de Hamilton a su compañero. Sin embargo, dos victorias consecutivas unidas al abandono de Rosberg en Singapur, le ha puesto en el liderato de nuevo, a falta de cinco carreras. Lewis está ahora al frente y, aunque todo puede pasar, volvería a apostar que no suelta el liderato hasta la gala de la FIA que se celebrará en diciembre en París para entregar el título de campeón. La distancia entre él y Nico (3 puntos) es muy pequeña, y un abandono puede provocar un nuevo distanciamiento, pero así lo aventuro.

Sin embargo, la posibilidad de abandono está ahí, y en Mercedes ya han expresado su preocupación: sería terrible que en un año como este, donde sus dos pilotos están teniendo grandes actuaciones, el título se decidiera por la fiabilidad. En cualquier caso, las aguas ahora van a favor de Hamilton, y Rosberg sospecha que hay algo más que suerte. En Marina Bay sufrió varios problemas en su monoplaza para los que el alemán no encontraba respuestas. ¿Habrán surgido efecto las “amenazas” de Hamilton, de que no renovaría hasta que no se decidiera el título? Pues mira, no creo. Pero Hamilton es bastante mejor piloto y la suerte, como suele decir Fernando Alonso, al final se equilibra para todos.

OTRA CARRERA EMOCIONANTE
Ya perdí la cuenta de las grandes carreras que nos está dejando este 2014, pese a que desde hace tiempo ya se sabe el color que tendrán ambos campeonatos. La de Singapur tal vez no sea merecedora de ser guardada en la videoteca, pero mantuvo la emoción hasta el final, con hasta cuatro pilotos jugándose el podio e incluso aspirando a ganar. Finalmente Hamilton sacó todo su potencial y el de su coche en lo que se conoce como ‘Hammer time’ (tiempo de martillo), y fue aplastando tiempos hasta que pudo parar y salir pegado a un Vettel que luchaba contra sus propios neumáticos y contra Hamilton.

El coche de seguridad perjudicó a Alonso, pero que apareciera tan tarde, y no al principio como suele ocurrir, ayudó a darle emoción al gran premio. Las diferentes estrategias volvieron a ser clave, y pese a que Singapur apenas permite adelantamientos, fue un domingo de comida y sobremesa entretenidas, sin ganas de siesta. El circuito visualmente es increíble, con sus rascacielos destacando en la noche asiática (otra cosa sería preguntarse qué sentido tiene gastar tanto en iluminación en una Fórmula 1 que busca ser austera). Técnicamente, no da para mucho, así que hay que agradecer que viviéramos una carrera así en un lugar como aquel.

VETTEL RECUERDA A VETTEL
Vettel sigue dejando destellos de recuperación, esta vez en un circuito que se le da especialmente bien. Partía cuarto, realizó una gran salida y fue segundo, solo batido por el avión que formaban Hamilton y su coche. Lideró por fin una vuelta, por primera vez en este 2014, y aunque en el podio mostraba cierta indiferencia de quien está acostumbrado al escalón más alto, seguramente haber vuelto a verse en primera posición de una carrera y haber superado a su compañero le alegró. Su gestión de unos neumáticos cuya vida llegaba a su fin recordó al Vettel de un tiempo no muy lejano, el que coleccionaba grandes carreras, trofeos de todos los circuitos y títulos de campeón.

Sin embargo, me queda la duda de si Ricciardo pudo hacer más. Tuvo un problema en su Red Bull (falta de costumbre que la fiabilidad le falle a él y no a Sebastian) y no atacó a su compañero, que llevaba las gomas destrozadas. Y es donde me surge una duda: ¿debió el equipo ordenar a Vettel dejarse pasar? El título parece imposible para alguien que no sea Hamilton y Rosberg, pero con el abandono del alemán Ricciardo podía acabar a menos de 60 puntos del liderato a falta de cinco carreras, con una de ellas que otorgará (la de Abu Dhabi) 50 puntos. Los de las bebidas energéticas ya aclararon que no habría órdenes de equipo, pero yo me lo habría planteado. Por si acaso.

FERRARI ESTÁ EN 2015
No cesan los rumores de que Fernando Alonso abandonará Ferrari, pero como hasta que se confirme solo vale la palabra del piloto y el equipo, el español seguirá de rojo, junto a Kimi Raikkonen, la próxima temporada. Ambos tienen contrato y de momento manda eso. La escudería italiana tiene ya la mente en 2015, y pese a haber recuperado puntos con respecto a Williams, siguen cuartos en el campeonato de constructores. En Singapur vimos un Ferrari más cerca de sus rivales. El circuito ayuda, sin tanta necesidad de motor, y será en Japón donde veamos realmente si se han acercado. ¿Significaría ello que ya están probando cosas de 2015? Podría ser.

La revolución de Ferrari da motivos para creer. Marchionne tiene las cosas muy claras: quiere una Ferrari ganadora, que la Ferrari que da dinero ya la tiene. Hay ganas de renovación, y seguramente gran parte de la plantilla cambie. En 2015 es muy probable que siga la tónica ganadora de Mercedes, pero a medio plazo puede que la nueva Ferrari vuelva a brillar. Marchionne, Mattiacci, James Allison y quién sabe si algún día Bob Bell y Ross Brawn, junto con Alonso u otro piloto TOP. Pese al currículum reciente, existen razones para confiar. Veremos en dos semanas, en Japón.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados