Se habla de:

Fórmula 1

article title

‘Guns and Boxes’: Reflexiones del GP Gran Bretaña (2014)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

"Guns and Boxes" es un espacio creado por Jose Carlos de Celis, que pretende exponer algunas ideas, comentarios y reflexiones después de cada gran premio de Fórmula 1

HAMILTON SE REENGANCHA AL TÍTULO EN SU CASA
La distancia entre Rosberg y Hamilton antes de Silverstone era de 29 puntos, que es poco más de una carrera pero que parecía un mundo por la fiabilidad y regularidad mostradas por el alemán. Sin embargo, su Mercedes falló y añadió el primer 0 del año a su casillero. Ocho grandes premios habían pasado sin bajar del segundo puesto y en un abrir y cerrar de ojos la distancia entre los dos Mercedes se reducía a cuatro puntos. Hamilton no solo ganó la carrera, sino que recuperó terreno también en lo psicológico, donde Rosberg empezaba a batirle como en pista.

Fue un triunfo en un circuito que no se le ha dado nunca especialmente bien, el de su país, y ahora Hamilton encara el Gran Premio de Alemania con la posibilidad de ponerse líder del Mundial, algo que solo ha ocurrido en una ocasión durante 2014. Le basta con ganar, aunque Rosberg sea segundo. Lewis estaba herido en su orgullo, especialmente desde que un error del equipo le impidió luchar por la pole y salir sexo. Para ganarle este campeonato hará falta incluso más de lo que ha mostrado hasta ahora Nico, que no es precisamente poco. Tiene ADN de bicampeón y este año está ante la mejor opción. En su casa se volvió a reenganchar.

VETTEL Y ALONSO, DOS GENIOS
Fernando Alonso pagó un error del equipo y uno propio quedándose fuera en la Q1 de clasificación, y gracias a sanciones ajenas salió 16º. En carrera recibió un castigo por saltarse la salida, y aún así luchó por ser quinto con una actuación soberbia. Resulta admirable que siga sorprendiendo con tantos años de carrera, y no creeré a nadie que cuestione su talento. Su lucha con Vettel fue épica. Son, para este a quien leéis, los dos mejores, y lo demostraron en Silverstone. No creo que sobraran ni las quejas por radio, pues quien ha practicado deporte sabe que con la tensión del momento es complicado controlarte. Batallar a 300 km/h en paralelo y con esa mordiente da derecho a quejarse y hasta a cantarse una saeta dentro del coche.

Las quejas de después son más difíciles de entender, y es siempre uno de los resquicios que le quedan a los antis para odiar. Alonso exageró los problemas de su Ferrari y habló de trampas de Vettel, y el de Red Bull acusó al español de quejarse siempre. Luego, más en frío, mostró respeto y admiración por Fernando. Pese a la guerra psicológica y a la rivalidad mostrada estos años, ambos saben que tienen frente a sí a un rival enorme, a un genio gracias al cual la victoria de cada uno tiene más mérito. Su duelo será revisado durante años, propio de otra época, cuyo único defecto fue que no se trataba de ganar la carrera sino la quinta posición.

HAGAN PASO, LLEGA WILLIAMS
Hay escuderías con complejo del río Guadiana, que aparece y desaparece. Williams estaba en ese grupo, pero parece que ha venido para quedarse. Rendir tan bien en dos circuitos tan dispares como el Red Bull Ring y Silverstone es buena señal. Los motores, siempre lo decimos, son el elemento diferencial este año, y Williams cuenta con el mejor. O el segundo mejor, si se nos permite dudar de que Mercedes dé a sus clientes el mismo propulsor que a su equipo principal. Pero, además, importa la aerodinámica, y el histórico equipo ha evolucionado de manera que están ya cerca de igualar a Ferrari y, a medio plazo, puede cuestionar el segundo puesto de Red Bull. Lo de Ferrari no tiene excesivo mérito mientras los de Maranello sigan puntuando solo con un piloto, aunque Williams solo ha podido puntuar con sus dos conductores en tres de las nueve carreras hasta el momento.

Massa tuvo que retirarse por verse involucrado en el accidente de Kimi Raikkonen, que sigue con su año negro en Ferrari. Decía esta semana el finlandés que cuando acabe el contrato con el equipo italiano seguramente se retire. Visto lo visto, no sería descabellado pensar que no pase de 2014. Su accidente se produjo por querer volver a pista sin soltar el pie del acelerador, algo que no habría ocurrido si en vez de tanta escapatoria, la Fórmula 1 actual tuviera más zonas de hierba y puzolana. Pero, volviendo a Massa, por unas razones u otras está siendo barrido por su compañero Bottas, que subió al podio por segunda carrera consecutiva y le dobla en puntos, adelantando a Vettel en el Mundial situándose quinto. Las opciones de Williams, si se mantienen en lo alto, pasan por Valtteri.

LA FUGACIDAD DEL TIEMPO Y AL PAÍS DE LA EFECTIVIDAD
La Fórmula 1 esta temporada parafrasea aquella fase del fútbol: “Son 22 pilotos y siempre gana uno del equipo alemán”. Pero, más allá, estamos viendo carreras interesantísimas, y no solo eso. La sesión de clasificación del sábado con la lluvia intermitente en Silverstone es una de las más emocionantes que se recuerdan. Si sabemos mirar más allá de los Mercedes, puede ser un año para disfrutar. Lejos quedan ya las críticas contra el sonido de los coches y la estética de sus morros, y ahora que se cumple un año del vergonzoso Gran Premio de Gran Bretaña 2013 también queda lejísimos la polémica de los neumáticos. El tiempo vuela y al final lo que queda son las carreras.

Este mes tiene tres grandes premios que habrá que saborear. Tras el pionero, el de Gran Bretaña, llegará Alemania, un clásico, esta vez en Hockenheim. Y luego, para rematar julio, el de Hungría. A partir de ahí, un mes de vacaciones hasta Bélgica, que se hará eterno y tras el que quedará menos de media temporada. Mientras llegan las siguientes carreras pueden saciar sus ganas de competición con el Mundial de fútbol: en las semifinales, la Brasil de Felipe Massa se enfrenta a la todopoderosa Alemania de Vettel, Sutil, Rosberg y Hulkenberg. Los germanos acumulan siete semifinales en los últimos nueve Mundiales de fútbol y nueve títulos en los últimos catorce de Fórmula 1. Efectividad alemana. Y allá vamos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados