Se habla de:

Fórmula 1

article title

‘Guns and Boxes’: Reflexiones del GP Bélgica (2014)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

"Guns and Boxes" es un espacio creado por Jose Carlos de Celis, que pretende exponer algunas ideas, comentarios y reflexiones después de Gran Premio de Fórmula 1

VOLVIÓ LA FÓRMULA 1 AL MISMO NIVEL
Otra muy buena carrera de Fórmula 1, ¿y cuántas van ya? Este deporte y sus protagonistas quisieron darnos en Spa la razón a quienes la hemos echado de menos durante este mes de ausencia. La carrera no fue de matrícula de honor porque la lluvia solo apareció el sábado, pero fue otro domingo entretenido que se une a la larga lista de grandes premios con emoción que nos está dejando 2014. Sigue el mismo nivel. Son doce las carreras disputadas y solo tres ganadores (los Mercedes y Ricciardo), pero eso nos permite ver que hay vida más allá del primer clasificado.
Ricciardo se fue de vacaciones ganando y volvió haciendo lo mismo. Es ya una realidad, una muestra de que se equivocaban quienes creían que Red Bull subía a un piloto de clase media al primer equipo para que no pusiera en apuros a Vettel. Es el candidato número 1 a ponerle picante a lo que queda de temporada, aunque sin problemas de fiabilidad en Mercedes parece imposible que se les escape el título. 

LA DELICACADA SITUACIÓN EN MERCEDES
Está de moda el reto del agua helada para luchar contra el ELA y no le vendría mal a más de uno en Mercedes hacer una donación y echarse un cubo encima. La situación está muy caliente, y más tras el gran premio. Apenas llevábamos unas cuantas curvas cuando Rosberg y Hamilton se tocaron y la carrera del británico, que era líder, se arruinó. La remontada fue imposible y Lewis bajó del coche con un enfado que probablemente le dure un largo tiempo. Ahora Rosberg es líder por 29 puntos y, aunque la doble puntuación de la última carrera hace posible la remontada, la brecha es grande.

No me gustaría tener que gestionar esa lucha. Ambos se juegan el Mundial, ninguno da su brazo a torcer. Rosberg tal vez esté ante su única oportunidad de ser Campeón, y Hamilton, que en mi opinión sigue siendo mejor piloto, sabe bien lo difícil que es ganar un título y no quiere desperdiciar la ocasión de llevarse su segunda corona. Mercedes tiene una papeleta importarte y, aunque el margen con sus rivales no es remontable, se juega parte de su imagen y sobre todo tener contento a los que, en teoría, serán sus pilotos para 2015. ¿Será posible aguantar otra temporada esa rivalidad?

CAMPEONES SUPERADOS
Daniel Ricciardo logró su tercer triunfo mientras Vettel era quinto. El alemán demostró su buen hacer sobre mojado el sábado, pero dos errores le condenaron el domingo. También le faltó ritmo, pero eso se debió más a la ausencia de aire limpio y cantidad de tráfico que se encontró que a otra cosa. El error en la primera vuelta al intentar pasar a Hamilton y posteriormente el que permitió a su compañero pasarle fueron claves. Una oportunidad de oro perdida que sí aprovechó Daniel. El tetracampeón sigue siendo batido por el piloto con el que comparte equipo.

También fue superado, esta vez, Fernando Alonso, que acusó la sanción por el fallo del monoplaza justo antes de iniciarse la vuelta de formación y luego no pudo ser más que octavo (séptimo tras la sanción a Magnussen). A la duodécima fue la vencida y Raikkonen terminó por delante. El finlandés rozó el podio, pero se desconoce si lo suyo es una recuperación de cara a la segunda parte de la temporada o fue un espejismo en su circuito favorito, un lugar en el que siempre le salen las cosas mientras que a Alonso se le tuercen. El asturiano sigue con la espina de Spa y, al menos hasta 2015, no podrá quitársela. Será en Ferrari, como han confirmado desde el propio equipo italiano esta semana, y será con Raikkonen de compañero.

LOS PAY DRIVERS Y EL CHOVINISMO
Max Chilton finalmente participó en el Gran Premio de Bélgica pero, durante la semana, Marussia había anunciado que Alexander Rossi pilotaría para ellos en lugar del británico. Las razones, lo decían claramente, eran contractuales. Y así lo decía Chilton: “ofrece al equipo atraer fondos necesarios mediante la venta de su asiento”. Sin tapujos, es algo que ya se sabía pero que esta semana ha quedado demostrado: en muchos equipos vale el dinero que traigas y no el talento que poseas. En Caterham sí hubo cambio, y fue el debut de André Lotterer, aunque fue una participación efímera en carrera.

No fueron los dos únicos anuncios de la semana. Toro Rosso confirmó que Max Verstappen, piloto de 16 años que la temporada que viene tendrá 17, conducirá en el filial de Red Bull para 2015. Rápidamente medios españoles cargaron tintas contra él y contra los de la bebida energética, por arruinar –dicen- la ascensión de Carlos Sainz. Red Bull tiene un currículum como para permitir que hagan con su dinero y sus pilotos lo que quieran, ya han demostrado que de esto saben un rato. Y, digo yo, a Max Verstappen habrá que darle el beneficio de la duda antes de enterrarle porque en su DNI ponga una cifra baja de edad. Todo se verá mejor el día que nos quitemos las gafas de la nacionalidad.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados