Fútbol africano

article title

Idrissa Gueye, el maquinista del Everton

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En Senegal nació y a Senegal defiende. Dakar, la ciudad que lo vio crecer. El Diambars FC, el equipo que lo formó en su tierra natal hasta 2008. En esa fecha, con 19 años, Gueye viajó a Francia lleno de ambición para hacerse futbolista en la cantera del Lille.

Tres años fueron suficiente en el segundo equipo para que empezara a contar con minutos en el primer equipo. Precisamente en una de las mejores temporadas recordadas en el equipo del norte de Francia, la 2010-11. Ese Lille campeón de la Ligue 1 con Landreau, Rami, Debuchy, Mavuba, Cabaye, Hazard y Gervinho, entre otros. Idrissa, cómo no, ocupaba un segundo o tercer plano en aquella temporada. Acababa de subir al primer equipo, era demasiado pronto y tenía grandes jugadores por delante. Pero a partir de la siguiente temporada, comenzaría a tener más y más importancia en el equipo hasta que, en el verano de 2015, le llegó una oportunidad que no rechazó.

A Idrissa le sonó el teléfono. “Somos los villanos de Inglaterra y te queremos en el equipo como pieza clave para hacer una gran temporada” (o algo así, seguramente). El senegalés aceptó la oferta. No parecía un mal proyecto; pero claro, a priori. La primera “promesa” se cumplió: fue un jugador clave en el equipo; la segunda no tanto: el Aston Villa jugó la última jornada de la temporada siendo ya equipo de segunda división. El Villa descendió, pero Gueye no, puesto cogió las maletas el pasado verano y se mudó a Liverpool. El azul iba a ser su color.

El 2 de agosto de 2016 firmó su contratación con el Everton, equipo entrenado por Ronald Koeman. El técnico neerlandés cuenta con Idrissa como un fijo en sus planes. Hasta ahora ha jugado todos los minutos de la temporada en partidos oficiales excepto los últimos 10 del encuentro ante el Bournemouth de la sexta jornada de la Premier.

En el Everton, Gueye ha demostrado ser un jugador que domina muy bien la contención del balón y la efectividad en el pase. En siete partidos de liga, el centrocampista senegalés registra un promedio de 64 pases por partido, mínimo 1 pase clave por partido y un 88% de pases acertados por partido.

La contribución defensiva es una de sus mayores cualidades. Es un cerrojo en el conjunto toffee, con más de 5 robos (tackles, que llaman en el Reino Unido) por partido. Además, sabe deshacerse con bastante facilidad de la presión rival. Para jugar en una posición tan retrasada y ser un jugador más destructor que creador, Gueye realiza mínimo 2 regates por partido.

También es conocida su fortaleza física, la cual no solo le ayuda a la hora de ganar balones divididos, sino que también la hace notar cuando se atreve con disparos lejanos. Idrissa es un jugador valiente y no teme a intentarlo de vez en cuando desde fuera del área.

Con él, el Everton ha arrancado la temporada en buena forma, a excepción de la EFL Cup. En la Premier League, de los 7 partidos disputados, ha ganado 4 de ellos, ha empatado 2 y ha perdido tan solo 1. En la English Football League Cup (EFL Cup) cayó derrotado ante el Norwich por 0-2 en el Goodison Park, lo que sorprendió a aficionados y medios seguidores del fútbol inglés.

A pesar de este tropiezo, los toffees tienen toda una temporada por delante para hacer olvidar la eliminación de una de las copas y contentar a su afición con buenos partidos y, sobre todo, resultados en la Premier League. En esta búsqueda por realizar una gran campaña, el senegalés Idrissa Gueye será, sin ningún tipo de duda, un jugador fundamental (siempre que no aparezca ninguna lesión) para Koeman.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados