Se habla de:

Granada

article title

Granada y Osasuna: la amarga adaptación

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Poderoso caballero, Don Dinero“. Ciertamente es así. La capacidad económica otorga a aquellos que la poseen el ‘poder’. Ese que permite maniobrar y gestionar decisiones con ventaja sobre aquellos que no disfrutan de ella. Por suerte o por desgracia, “el dinero no lo es todo” y además, “no es oro todo lo que reluce”, así que, aunque en ocasiones el económico puede ser un factor clave no siempre “el dinero da la felicidad”. Ocurre en cualquier ámbito y el fútbol no es ajeno a ello. Y para muestra un botón. Osasuna y Granada son dos de los conjuntos recién descendidos a Segunda División y, por tanto, también dos de los que mayor disponibilidad económica disfrutan, por factores como la ayuda por el descenso o el fair play financiero con límites salariales impuestos por la competición en función de diversos parámetros. Sin embargo, y pese a hacer uso de su ventaja económica, sus inicios de temporada se alejan de lo esperado.


La victoria se resiste | granadacf.es

El Granada CF cuenta con hasta 20 caras nuevas en su plantilla respecto a la pasada temporada. Algunos lo apodaron durante el transcurso del mercado veraniego como el ‘Dream Team’ de Segunda División. Probablemente el término se adecúe perfectamente a la composición del bloque nazarí. Sin embargo, es precisamente de ello de lo que adolece el conjunto dirigido por José Luis Otra: conjunción. Es natural. Demasiadas piezas nuevas para ser perfectamente encajadas en el puzzle del técnico. La lógica hace presagiar que el tiempo otorgará al equipo granadino aquello de lo que carece actualmente. La materia prima existe. Sin embargo, el comienzo de campeonato no está siendo el adecuado para un conjunto que, presentando el ascenso como claro objetivo, no ha conseguido sumar victorias en las tres primeras jornadas aunque, eso si, tampoco ha sido derrotado. La mejor receta, la paciencia y la confianza en el buen trabajo que, a priori, ha realizado la dirección deportiva en el espacio de mercado recién finalizado.

Carlos Clerc, lamentándose | osasuna.es

En la misma situación, o parecida, se encuentra Osasuna, que sólamente suma dos puntos sobre los nueve que ya ha puesto en liza. En el caso del conjunto rojillo son 11 las nuevas incorporaciones realizadas de cara a la temporada recién estrenada. Fichajes de prestigio y desembolso económico, como los de Aridane, Quique González o David Rodríguez, refuerzos de auténtico lujo con experiencia contrastada en la categoría. A ellos se suman futbolistas de calidad y proyección como Torró o Mateo García que completan una de las plantillas más completas de Segunda. Cómo guinda, un entrenador, Diego Martínez, que procede del Sevilla Atlético, acostumbrado a preparar a jugadores extremadamente jóvenes y conseguir que se adapten a una liga tan dura e igualada como lo es la Liga 1|2|3. Los navarros tienen todos los mimbres necesarios para poder aspirar al ascenso, aunque deberán tomarlo como un objetivo y no una exigencia. Éstas últimas corren el riesgo de mutar en fracaso, por exceso de responsabilidad.

El Sporting celebra un gol | realsporting.com

En el polo opuesto se encuentra el Sporting de Gijón. Pese a que existen similitudes respecto a sus homólogos recién descendidos, el inicio de competición le sitúa como uno de los mejores equipos en el arranque, cosechando 2 victorias y un empate, sumando siete puntos y ofreciendo síntomas de grandeza tras su goleada en la ultima jornada a domicilio, frente al Nàstic de Tarragona. Con 10 caras nuevas, aunque manteniendo una base de anteriores temporadas, podría ser la compensación en la confección de la plantilla en cuanto a la presencia de veteranos conocedores de la competición una de las claves de la pronta adaptación de los asturianos a la competición. Eso, y la mano de un experimentado técnico como Paco Herrera.

Pero esto no ha hecho más que empezar. Y ya se sabe: “no es como empieza, sino como acaba”. El campeonato es largo y exigente, el éxito requiere templanza. Mesura, inteligencia, resistencia y también coraje, pundonor. Esta es ‘La Liga de la Igualdad extraordinaria’. No hace prisioneros, y los descuidos y las rachas se “pagan caras”. A esto también hay que acostumbrarse. Cómo en todos los ámbitos de la vida.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados