Tenis

article title

“Gracias, Rafael”: La emocionante carta de Toni Nadal a su sobrino

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Toni Nadal se despidió este lunes públicamente de su sobrino Rafael, al que empezó a entrenar a los tres años y es hoy una de las grandes estrellas del tenis, pocos días después de dirigir por última vez a su pupilo, en el Masters de Londres.

“Doy por concluida una feliz etapa de 27 años que se inició el día en que el hijo de mi hermano Sebastián entró en mi pista de tenis con tan solo tres años”, dice Toni, el tío más famoso del tenis, en una columna publicada en el diario “El País” de España.

Hoy salgo yo de la suya pero no se acaba aquí mi camino”, escribe el estratega, que tiene mucho que ver en los 75 títulos -16 de ellos Grand Slam- del hoy número uno del ranking mundial.

Toni Nadal acompañó a su sobrino por última vez en la temporada 2017, un curso en que el zurdo levantó su décimo Roland Garros, su tercer US Open y reconquistó la cima de la clasificación del circuito.

“Gracias a él he vivido experiencias que han superado todos mis sueños como entrenador”, dice el entrenador. “A día de hoy me siento enormemente valorado y querido porque su figura ha engrandecido la mía mucho más de lo que me merezco”.

“He sido más molesto que apacible y más exigente que dado al halago. Le he procurado más un punto de insatisfacción que de beneplácito y le he trasladado siempre a él toda la responsabilidad”, explica quien en adelante trabajará en la academia de tenis de su sobrino, en Mallorca.

Leer más: 2017 y el retorno del mejor Nadal

En el texto, Toni resalta el valor de la tolerancia y el respeto. “He tenido la suerte de convivir con una generación de grandes jugadores, pero siempre he procurado que la defensa de los intereses del mío no me impidieran verlos desde una perspectiva más o menos ecuánime”, dice.

“Nunca he entendido que la rivalidad debiera traspasar los límites del campo de juego ni he considerado a ningún rival como un enemigo”, escribe el famoso tío, que alerta sobre “el fanatismo dominante” en el deporte y en la política.

“Creo que nos haría bien empezar a moderar nuestras pasiones en el campo deportivo y hacerlo extensivo a todos los demás”, recomendó Toni.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados