Fútbol inglés

article title

Gracias, Ivanovic

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Branislav Ivanovic fue traspasado del Chelsea al Zenit en el último día de este mercado invernal de transferencias. Y como es justo para un hombre con su trayectoria sólo nos queda darle las gracias. Gracias por cada vez que te dejaste la piel en la cancha, por cada vez que lo diste todo por defender estos colores y este escudo que tanto significa para los hinchas y al que tanto le diste. Y es que nueve años se dicen fácil, pero es casi una vida vistiendo de ‘blue’.

Nueve años, nueve títulos, y una gran cantidad de momentos para el recuerdo. Y es que ‘Branco’ se ha caracterizado por ser un tipo de goles importantes, un futbolista de esos que aparece en los momentos claves. Quizá su primer gran momento fue la Champions League de la temporada 2008/2009. Cómo olvidar esos emocionantes cuartos de final contra el Liverpool, en especial el partido de ida en Anfield, donde con un doblete del bueno de Ivanovic el Chelsea lograba revertir el marcador y se llevaba la victoria 3-1.

Otro de los momentos que marcaron su historia como ‘blue’ fueron los dieciséisavos de final de la Champions League 2011/2012. Luego de perder en la ida por 3-1 contra el Napoli parecía impensable la remontada, pero ocurrió una de esas mágicas noches en Stamford Bridge, uno de esos momentos en donde cualquier cosa parece posible, un partido en el que los guerreros ‘blues’ levantaron sus espadas y defendieron el escudo como si su vida dependiese de ello. Un resultado final 4-1 a favor del Chelsea y los napolitanos no pudieron hacer nada contra el que posteriormente se convirtió en campeón. Su derrota se firmó con un gol de Ivanovic en el minuto 105.

Y tal vez su última gran gesta fue en Ámsterdam contra el Benfica en la final de la Europa League 2012/2013, y es que no hay hincha del Chelsea que no tenga el fresco recuerdo de ese gol. Minuto 90+3 y el Chelsea consigue la ultima oportunidad del partido en forma de tiro de esquina, Juan Mata toma la pelota y con la exquisitez característica de su zurda, manda algo que más que un vulgar centro fue un pase milimétrico a la cabeza de Ivanovic, que realiza un movimiento perfecto, digno de los mejores rematadores y desde el segundo poste impacta cruzado, para dejar sin opciones a un Artur que lo único que pudo hacer fue una suerte de mannequin challenge adelantado a su época. Con esto Ivanovic sellaba el 2-1 para el Chelsea dándole la tan ansiada Europa League.

Ivanovic es sinónimo del Chelsea, es una leyenda ‘blue’, y por eso sólo podemos agradecerle por cada momento y desearle lo mejor en su nueva etapa. Gracias, Branislav.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados