Resto de Europa

article title

¡Gracias, Albania! La carta de despedida de De Biasi

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Gianni De Biasi ha anunciado que deja de ser seleccionador de Albania. El técnico italiano pone fin a un exitoso ciclo de cinco años y medio y en el que el equipo balcánico se ha instalado entre los equipos más destacados de Europa y consiguió clasificarse para su primera Eurocopa en 2016.

Con esta carta de despedida, De Biasi ha querido decir adiós a la selección y a los aficionados.

“Esta es una página de mi experiencia profesional en Albania que nunca habría querido escribir. He pensado y meditado mucho y deseo comunicaros que desde hoy ya no seré el seleccionador de Albania.

Para aquí porque quiero pensar en el bien y en el crecimiento del equipo. Creo que he cumplido mi tarea, que me ha permitido sacar de estos jugadores las cualidades que recientemente nos permitió vivir el sueño en la Eurocopa.

Ese sueño que ya en el primer partido en Georgia, a través de una carta abierta, intenté instalar en su mente y en su corazón.

Es una elección profesional muy difícil. Espero que podáis comprenderla, aunque no todos podáis compartirla. Hemos vivido años llenos de emociones y satisfacciones y hemos alcanzado resultado realmente importantes que muchos pensaban que eran imposibles.

En todo este tiempo he trabajado con gran pasión, con entusiasmo, gracias a los resultados y a la euforia contagiosa de todos los albaneses, en la patria y en otros lugares del mundo.

El esfuerzo cotidiano por transmitir a los jugadores una nueva mentalidad ganadora. El esfuerzo constante junto a los periodistas para mantener una comunicación correcta, transparente, propositiva, ha sido un trabajo continuo y cansado, a veces frustrante.

Quiero subrayar que hoy dejo la dirección de la Selección sin tener ningún equipo en el que trabajar, mientras en estos años siempre he resistido a las sirenas de otras ofertas de trabajo, sabiendo que mi lugar estaba en la guía de nuestros jugadores hacia un constante crecimiento.

Tras la Eurocopa estaba convencido de que podríamos haber mejorado más y que la experiencia adquirida durante los tres partidos en Francia nos habría permitido un crecimiento aun más global.

¡Y así será, con un nuevo seleccionador!

Lo dejo con pesar, pero consciente de que mi ciclo con este grupo ha terminado y que puedo dar la oportunidad, a quien me sustituya, de conocer a los jugadores en los próximos cuatro partidos.

Permitidme agradecer a todos los que han colaborado en el crecimiento y desarrollo del proyecto Albania que nos ha llevado a ser 22º en el ránking FIFA y que nos ha permitido ganar a Noruega a domicilio, ganar y empatar contra Francia y ganar a Portugal, luego invicto hasta la conquista de la Eurocopa. Y finalmente, a cumplir nuestro sueño.

Quiero aprovechar esta ocasión para dar las gracias públicamente a quien me dio esta gran oportunidad, el presidente Armando Duka, que siempre me ha apoyado, dándome carta blanca en mi rol como seleccionador.

Gracias de corazón a todos los jugadores que han formado parte de este equipo durante este tiempo, gracias por todo lo que me habéis dado y que habéis dado por esta camiseta.

Es una experiencia que me ha enriquecido profesional y humanamente, me habéis impactado por vuestra dedicación y compromiso en nuestro reto.

Gracias a todos mis colaboradores, en particular a Paolo, mi compañero de viaje desde el primer día en Albania, siempre listo para apoyarme, incansable en su trabajo sobre el campo y en nuestros viajes para buscar a nuevos jugadores.

Gracias a Alberto, que ha seguido la preparación y la recuperación de los jugadores, a Ilir Boziqi, a Ervin Bulku y a todo el cuerpo técnico, de Benny Celiku a Gianluca Stesina, a Filippo Iori que trató con los jugadores junto a Ylli Mihali, a Merepeza, a Arzen Voci, al gran Fathos Kademi, un trabajador incansable. Todos preciosos y grandes hombres de equipo.

Gracias a todas las personas que trabajan en la Federación, cuyo trabajo no se ve pero es clave, dado el resultado final.

Y gracias a todos nuestros espléndidos aficionados, nuestro 12º jugador. Siempre preparados para seguirnos con calor y color en todas partes.

Cada cosa en el fútbol, en el deporte y en la vida tiene un inicio y un final. Mi ciclo como seleccionador ha terminado, pero nada podrá acabar con la fuerte ligamen que me une a esta selección, a muchísimas personas que en estos preciosos cinco años y medio he tenido la suerte de encontrar.

Ahora la semilla está plantada, la planta está creciendo y con el esfuerzo y el cuidado de todos dará grandes frutos”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados