Se habla de:

Fórmula 1

article title

GP Japón: La apoteosis del tedio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

¿Estamos ante la temporada más aburrida de la historia de la Fórmula 1? Sonaría un tanto aventurado hacer esta afirmación, sobre todo si tenemos en cuenta que prácticamente nadie ha podido seguir todas las temporada de bagaje con las que cuenta la categoría, pero uno empieza a pensar que sí. El Gran Premio de Japón ha sido un nuevo ejemplo de lo devaluada de una categoría sin pie a la sorpresa y en la que las diferencias entre coches y las ayudas al adelantamiento  están matando el espectáculo. Lewis Hamilton ganó la carrera, que novedad, aunque esta vez al menos tuvo que echarle coraje en la primera curva para mandar fuera a su blandito compañero de equipo, Nico Rosberg, que se llevó una afortunada pole el sábado y que, pese al traspiés de la salida, consiguió llevar en segunda posición su Mercedes a la meta sin ningún problema. Vettel volvió a ser tercero, para redondear la mañana de sorpresas inesperadas, manteniéndose como amenaza para el subcampeonato de Rosberg.

Por detrás destacable la actuación de Nico Hulkenberg, que se ha sacudido de un plumazo el dominio de su compañero Pérez y ha logrado ser sexto, un resultado que le devolverá la moral después de algunas malas carreras. También el equipo Lotus consiguió cuajar un fin de semana entero sin errores, algo que casi parecía un milagro. El resultado fue la séptima posición de Grosjean y la octava de Maldonado, que por fin consigue cruzar la línea de meta sin errores. Justo detrás los dos Toro Rosso, con Verstappen por delante gracias a un grotesco error de conducción de Carlos Sainz, que golpeó el bolardo que indica la entrada a boxes.

Unos de los héroes de la carrera volvió a ser Fernando Alonso, que coló su paupérrimo McLaren-Honda en la undécima posición, a las puertas de los puntos, un puesto que puede no parecer demasiado brillante pero que es casi milagroso teniendo en cuenta que solo hubo un abandono, el de Felipe Nasr, en toda la carrera.  Aunque no fue el único en tener problemas durante la prueba, ya que un toque en la salida entre Daniel Ricciardo y Felipe Massa acabó con sendos reventones en sus coches, y lastrando mucho sus posibilidades de puntuar. La desgracia del australiano fue la puntilla para el equipo Red Bull, que se va de Suzuka sin un solo punto debido al terrible accidente que sufrió su segundo piloto, Daniil Kvyat, en la clasificación, lo que lastró considerablemente su carrera.

La siguiente cita con la Fórmula 1 será dentro de quince días en el extraño trazado de Sochi, donde se disputará la segunda edición del Gran Premio de Rusia. Para entonces volverán a ser tres los españoles en pista, ya que Roberto Merhi se subirá al segundo Manor en sustitución de Alexander Rossi, que apurará sus últimas opciones de arrebatarle el título de la GP2 al belga Stoffel Vandoorne.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados