Se habla de:

Fórmula 1

article title

GP Bahrein: Raikkonen se desata

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Lewis Hamilton sigue siendo el rey. El piloto británico ha vuelto a ganar, esta vez en Bahrein, y aumenta hasta los 27 su diferencia de puntos al frente del mundial. La carrera no fue tan sencilla como otras, y aquejado de problemas en los frenos el campeón del mundo tuvo que lidiar con los tímidos intentos de Rosberg y los Ferrari por arrebatarle la cabeza, pero finalmente se llevó el gato al agua consiguiendo la tercera victoria de la temporada. A este ritmo, no sería de extrañar que terminase la temporada como tercer piloto con más victorias de la historia de la Fórmula 1, solo detrás de Schumacher y Prost. Desde luego, la competencia no parece que le vaya a venir desde dentro de Mercedes, ya que Nico Rosberg sigue tan desdibujado como en los últimos tiempos. Parece tener perfectamente asumido su papel de escudero y, por más que proteste de palabra, no consigue plasmar en pista sus aspiraciones a campeón del mundo. Hoy un nuevo error, achacado a unos supuestos problemas en los frenos, cuando Raikkonen amenazaba su segunda posición en las últimas vueltas. Después de una carrera de brega contra Vettel, el vástago de Keke emborronaba la carrera con una nueva equivocación que evidencia cada vez más a las claras que si Hamilton tiene un rival en este campeonato no va a ser él.

Pero el protagonista de la carrera ha sido otro, Kimi Raikkonen, que ha conseguido terminar segundo e incluso amenazar por momentos la victoria de Hamilton. El piloto finlandés ha mantenido un ritmo espectacular a mitad de carrera con neumáticos medios, lo que ha validado su arriesgada estrategia de ir más largo que el resto. Al final segunda posición, primer podio desde 2013 y primero con Ferrari desde 2009. Y aviso claro a Sebastian Vettel de que la competencia en el equipo italiano sí que va a existir. Después de tres carreras idílicas el tetracampeón alemán ha tenido que sufrir hoy, cometiendo algunos errores que, en el último de ellos, le han obligado a hacer una parada extra para cambiar el alerón delantero dañado. Esto le ha mandado a la quinta posición, detrás de un Valtteri Bottas que ha conseguido la mejor posición de Williams en lo que llevamos de temporada. Destacable también el buen rendimiento de Red Bull en esta ocasión, colocando sexto a Ricciardo y noveno a Kvyat, que partía desde las últimas posiciones tras no pasar la Q1 el sábado.

El equipo Lotus por su parte ha vuelto a vivir la cara y la cruz en una misma carrera. La cara Romain Grosjean, que ha terminado séptimo volviendo a darle puntos al equipo y demostrando el nivel real de los de Enstone. La cruz Pastor Maldonado, errático todo el fin de semana, quedó fuera en la Q1 y tras una carrera plagada de errores acabó solo delante de los Manor por un problema en boxes. El venezolano sigue sin puntuar y no muestra ningún síntoma de mejora pese a los 30 años que ya cuenta. En McLaren la situación fue similar a la de Lotus. Las buenas noticias las trajo Fernando Alonso, que pasó a la Q2 el sábado, rodó en muy buenos tiempos el domingo y acabó la carrera undécimo, a poco más de tres segundos de los puntos. La cara negativa fue Jenson Button, que ni siquiera pudo participar en la carrera debido a unos problemas mecánicos que le afectaron todo el fin de semana, y que le obligaron a detenerse hasta en cuatro ocasiones en pista a lo largo del fin de semana. Dentro de tres semanas, en Barcelona, McLaren-Honda debería empezar a estar de forma sólida en la zona de puntos, y de no conseguirlo podría empezar a catalogarse de fiasco la temporada. A partir de ahora, toca se exigentes con McLaren.

Quienes completaron un fin de semana lamentable fueron los de Toro Rosso. Una vez más, la fiabilidad lastró el buen hacer de sus pilotos y ambos coches tuvieron que retirarse mediada la carrera por problemas mecánicos. Primero fue Carlos Sainz, que el sábado incluso se metió en Q3 con una vuelta extraordinaria, quien se quedó parado en la pista, y a continuación le siguió Max Verstappen, que ya rodaba retrasado. La cantidad de puntos perdidos por el equipo debido a los problemas de Renault comienza a ser dramática, y lo más preocupante es que esto podría llegar a afectar al desarrollo de las dos perlas que tienen sentados a los mandos de sus monoplazas. Sauber también decepcionó, con sus dos coches fuera de los puntos, en el caso de Ericsson afectado por una mala parada. La alegría fue para Force India y Sergio Pérez, que fueron octavos y suman así sus primeros puntos desde la carrera inaugural en Australia. Junto a McLaren, el único equipo que continúa sin puntuar es Manor, que sigue lastrado por el monoplaza de la temporada pasada. Stevens volvió a superar a Merhi, con problemas de motor, aunque la buena noticia es que el castellonense sigue acumulando experiencia en espera de que llegue el monoplaza de 2015 para darle la vuelta a esta complicada situación por la que pasa. Ahora la Fórmula 1 se toma un respiro de tres semanas antes de su regreso a Europa para el Gran Premio de España, en el que por primera vez en la historia los españoles llegaremos como el país con más pilotos en pista, siempre que Roberto Merhi consiga mantener su asiento como así parece.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados