Se habla de:

Fórmula 1

article title

GP Austria, Rosberg se agarra al mundial

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nico Rosberg ha cumplido con lo que se le demandaba. Después dos carreras consecutivas siendo absolutamente barrido del asfalto por su compañero Lewis Hamilton, pese a que en Mónaco se encontró de carambola con el triunfo, Rosberg ha dominado por fin todo un Gran Premio, mostrándose superior a Hamilton y presentando su candidatura más o menos creíble al campeonato del mundo. Solo el fallo en la clasificación del sábado, que le alejó de la pole, impidió que el piloto alemán completase un fin de semana absolutamente perfecto. En la salida Rosberg recuperó la posición y se mostró superior a Lewis toda la carrera, reduciendo a solo diez la diferencia de puntos que tiene el campeón del mundo a su favor en la clasificación. Por su parte Hamilton siendo segundo logra encarrilar quince podios consecutivos, la segunda mejor racha de la historia, a solo cuatro del record absoluto de Michael Schumacher.

Por detrás, Ferrari volvió a hacer el canelo, y eso permitió que Williams se quedase con la última posición del podio por segunda carrera consecutiva. Esta vez fue un fallo en el cambio de neumáticos de Sebastian Vettel lo que dejó al alemán bloqueado detrás de un Felipe Massa insuperable, que volaba en las rectas y se aseguró el primer podio de la temporada, el número cuarenta de su carrera. El otro Ferrari, el de Raikkonen, estuvo nefasto todo el fin de semana. Primero se quedó fuera en la comprometida Q1 del sábado sobre piso húmedo, y luego provocó un grave accidente durante la primera vuelta contra Fernando Alonso que bien pudo haber tenido consecuencias graves para ambos. Con su renovación en el aire y su continuidad más discutida que nunca desde Italia, este fin de semana solo aviva las esperanzas de toda la bandada de pilotos, encabezada por Hulkenberg, que merodean en torno a un asiento pata negra que puede quedar libre.

 

 

Precisamente el flamante vencedor de las 24 horas de Le Mans, Nico Hulkenberg, fue el gran héroe de la carrera. Primero logró clasificar su coche en la quinta posición de parrilla, y luego consiguió cruzar la meta sexto, mejorando con mucho el rendimiento de su pobre Force India. Su compañero Sergio Pérez solo pudo terminar noveno. El otro protagonista de la carrera fue Pastor Maldonado, que sigue en buena racha y está completando, probablemente, su mejor temporada en la Fórmula 1. El venezolano logró colar su Lotus en séptima posición después de una maniobra temeraria en plena recta que le valió para superar a un asustado Max Verstappen, que pese a todo fue octavo y continúa con su brillante temporada rookie.

En la lista de decepciones sigue brillando con luz propia McLaren-Honda. Ya para empezar, ambos coches salían con una abultada penalización de 25 posiciones en parrilla por cambiar componentes del motor. El equipo quería asegurar la fiabilidad de cara a los más favorables Grandes Premios de Gran Bretaña y Hungría. Pese a todo, la carrera volvió a ser un desastre. Alonso tuvo que abandonar en la primera vuelta por culpa de Raikkonen, y Button no pasó de la vuelta diez aquejado de nuevos problemas de fiabilidad. El equipo tendrá que trabajar mucho en los test de entre semana que se disputarán también en el Red Bull Ring para llegar a la carrera de casa con un coche al menos presentable. Algo que no ha conseguido hacer Red Bull, que ha completado un fin de semana horrible en su propio circuito. Ambos pilotos sufrieron una penalización de diez posiciones por cambiar partes del motor, lo que los mandó al fondo de la parrilla. Desde allí, se vieron totalmente superados incluso por sus hermanos de Toro Rosso, y únicamente pudieron sumar un punto gracias al adelantamiento in extremis de Ricciardo sobre Felipe Nasr. El rotundo fracaso de McLaren es lo único que ha logrado aliviar un descalabro sin precedentes del equipo que hasta no hace mucho dominaba con mano de hierro el mundial.

 

 

En cuanto al resto de españoles, Carlos Sainz tuvo que abandonar por una pérdida de potencia en su motor. El español rodaba noveno cuando un mal pit stop arruinó sus opciones, además de un exceso de velocidad en boxes que le acarreó una penalización de cinco segundos. Con todo perdido, el motor Renault también dijo basta, lo que podría comprometer con penalizaciones la carrera de Carlos en Silverstone. La cara agradable fue Roberto Merhi, que batió constantemente a su compañero Stevens y logró llegar a meta decimocuarto, logrando la mejor posición del equipo en toda la temporada.

La próxima cita con el mundial de Fórmula 1 será dentro de quince días, ya en pleno julio, para la disputa de uno de los clásicos, el Gran Premio de Gran Bretaña en el remodelado circuito de Silverstone, donde Lewis Hamilton tratará de brindar un triunfo al público y McLaren-Honda intentará maquillar su imagen en un circuito más favorable y delante de su afición.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados