article title

GP Australia: Nico Rosberg, primer líder de la ‘nueva era’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jose DE CELIS – No ocurrió en Australia casi nada de lo que se esperaba. De hecho, salvo victoria de Mercedes, el resto fue, cuanto menos, extraño. Y ni siquiera en eso se acertó, ya que el triunfo (cómodo) fue para Rosberg, que dominó de principio a fin sin problemas. No hubo lluvia, acabaron la carrera catorce coches y solo seis abandonos fueron por avería, sin humareda alguna por rotura de motor. Y, además, en el podio estuvieron Daniel Ricciardo -luego sancionado- en su primera carrera con Red Bull y Magnussen, en su debut en la Fórmula 1.

Fueron los protagonistas del día, junto a Bottas, que terminó sexto en carrera tras, y Kvyat, que arrebató a Vettel el récord de piloto más joven en puntuar. Sin embargo, tras la carrera la FIA investigó a Ricciardo por superar el flujo de gasolina en motor permitido. Red Bull apeló pero no prosperaron sus alegaciones. Alonso fue quinto en carrera, cuarto tras confirmarse la descalificación del australiano, así que el de Ferrari extrae la lectura positiva de sacar doce puntos a dos rivales directos como son Hamilton y Vettel que tuvieron que abandonar.

Los problemas comenzaron desde el minuto 0. El Marussia de Chilton se quedó parado al arrancar la vuelta de formación, y el de Bianchi justo antes de apagarse los semáforos, provocando salida abortada y que los pilotos dieran una vuelta lanzada y por tanto una menos durante la carrera. La salida, siempre protagonista en un gran premio, adquiría una importancia adicional, con Raikkonen y Vettel en la duodécima y decimotercera plaza respectivamente, en búsqueda de una remontada desde el inicio de carrera. Pero los que se tocaron fueron Massa y Kobayashi, provocando los primeros abandonos. Por delante, Hamilton no salía bien y Rosberg pasaba al liderato de carrera, con Ricciardo en segunda posición. Alonso perdía el quinto puesto con Hulkenberg, para recuperarlo posteriormente y volverlo a perder de nuevo.

Hamilton fue adelantado por Magnussen, y algo iba mal en su motor. Desde la radio de equipo le indicaron que parara, para después comunicarle que podía seguir. Fue en vano: el propulsor del máximo favorito a ganar fallaba, y Hamilton tuvo que parar en boxes para no volver. Primer abandono sorprendente, y no tardó en llegar el segundo. El tetracampeón Vettel, entre quejas sobre la potencia de su motor, caía posiciones con un ritmo extremadamente lento. Su camino fue el mismo que el de Hamilton: visita a boxes y fin de carrera. Vuelta 5 y dos de los hombres más importantes estaban fuera.

Cuando la carrera se estabilizó, Rosberg comenzó a abrir hueco y Ricciardo mantenía la segunda plaza. Alonso no podía con Hulkenberg y veía cómo se le acercaba cada vez más el Williams de Bottas, que había superado a Raikkonen. Sin embargo, el finlandés de Williams tocó el muro en su persecución a Fernando y perdió una rueda, provocando el primer Safety Car del año. Button gestionó, como tantas otras veces, mejor que nadie esa situación, y pasó al sexto lugar, justo por detrás de Alonso.

Con la carrera relanzada, Rosberg volvió a escaparse de Ricciardo y del resto de pilotos, y Alonso seguía sin poder adelantar a Hulkenberg. El Ferrari tenía ritmo pero no velocidad punta, incapaz de adelantar al Force India. Trascurrieron las vueltas y se produjo algún abandono más. Superadas las 30 vueltas, comenzaron a llegar las paradas. Hulkenberg lo hizo, dejando pista libre a Alonso, que se mantenía fuera. También había parado Button, que colocó neumáticos medios. Cuando llegó la visita de Fernando Alonso a boxes, el español volvió al trazado por detrás de Button pero por delante de Hulkenberg, del que se tuvo que defender con talento nada más regresar a pista para aferrarse a la quinta plaza. Otra vez quinto (cuarto en despachos).

Bottas, que había ido recuperando puestos a un alto ritmo, aprovechó un error de Kimi para situarse octavo, y después adelantó a Vergne. El finlandés estaba desatado, dando vida a una carrera bastante tranquila, y posteriormente adelantaría a Hulkenberg. Mangussen estaba cerca de Ricciardo en la lucha por el segundo puesto, pero el australiano no daba oportunidad al adelantamiento. El Lotus de Grosjean se paró tras 44 vueltas, muchas más de las que habíamos imaginado. Y nada cambió hasta el final. Rosberg condujo con tranquilidad hasta la línea de meta, y Ricciardo, para delicia de sus paisanos, aguantó en la segunda posición, dejando en un meritorio tercer puesto a Magnussen en su debut. Button fue cuarto, completando un gran resultado para Mclaren, y Alonso quinto. Completaron los puntos Bottas, Hulkenberg, Raikkonen, Vergne y Kvyat.

Sin embargo, al finalizar la carrera se conoció que Ricciardo estaba siendo investigado por la FIA por superar el flujo de gasolina en motor máximo (100kg/hora) permitido. Se confirmó la sanción al australiano sobre las 14.00 (CET), así pues Magnussen pasó a ser segundo, Button tercero, Alonso cuarto y Bottas quinto, con Hulkenberg, Raikkonen, Vergne, Kvyat y Pérez completando los puntos. Red Bull emitió un comunicado diciendo que apelarán la decisión de la FIA.


Clasificación GP Australia al acabar la carrera (antes sanción a Ricciardo)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados