Se habla de:

Fórmula 1

article title

GP Australia: Confirmaciones, sorpresas y decepciones

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

“La vida sigue igual”. Es triste que el comienzo de esta crónica llevase pensado casi una semana, pero esos son los vientos que soplan en la Fórmula 1. Mercedes continúa dominando con tanta autoridad o más que la temporada anterior y el campeón del mundo en título, Lewis Hamilton, lo aprovecha para seguir anotándose victorias. Con esta ya suma 34, se sitúa líder del mundial y mantiene a ralla a un Nico Rosberg que comienza esta temporada tan falto de garra como acabó la pasada. Y lo más preocupante es que da la sensación de que Mercedes nunca apretó del todo, guardando mecánica para una larga temporada que deberá afrontar entera con solamente cuatro motores. Después de solo una carrera, parece casi imposible que el equipo de la estrella no sea capaz de reeditar los dos campeonatos.

Fuera del mundo Mercedes la carrera fue mucho más entretenida. Vettel logró su primer podio con Ferrari tras un interesante duelo con Felipe Massa que el brasileño perdió quedándose atascado detrás Ricciardo justo después de entrar en boxes. La carrera de Ferrari no fue completa debido a dos fallos en boxes, ambos en el coche de Raikkonen, que acabaron por hacer abandonar al piloto finés cuando rodaba quinto. La escudería de Maranello no obstante parece haber mejorado, aunque siguen igual de lejos de Mercedes. Su aumento de prestación parece más demérito ajeno, sobre todo de Red Bull, que mérito propio. Por cierto, los de las bebidas energéticas están muy enfadados con Renault, ya que han vuelto a traer un motor lento, Ricciardo acabó a una vuelta de Hamilton, y poco fiable, Kvyat rompió incluso antes de la carrera. La tensión en los antiguos dominadores de la Fórmula 1 va a ser muy alta durante toda la temporada.

En el capítulo de sorpresas encontramos a dos pilotos, debutantes, que brillan con luz propia: Felipe Nasr y Carlos Sainz. El brasileño sorprendió a toda la Fórmula 1 consiguiendo terminar quinto con el Sauber en la carrera de su debut, acallando las voces que le situaban como un simple piloto de pago más. Felipe tiene talento y ha llegado a la Fórmula 1 en un punto de madurez perfecto para comenzar a demostrar cosas. Además la debilidad de su compañero de equipo le hará brillar más en una primera temporada en la que va a dar más de una sorpresa.

Por su parte el piloto español tampoco se quedó atrás. Protagonizó una gran salida, arruinada en parte por un toque con Raikkonen, que tomó muy lento la segunda curva y Carlos no lo pudo evitar. Pese a verse afectado por problemas en las baterías y, sobre todo, perder medio minuto en un mal pit stop, Sainz logró ser noveno, puntuar en su debut y convertirse en el español que más suma en su estreno en Fórmula 1, aunque la sexta posición de Pedro de la Rosa en Australia 1999 sigue siendo el techo. Más allá de problemas, Carlos se mostró todo el fin de semana más rápido que su compañero Max Verstappen, que terminó abandonando por problemas mecánicos.  Ganar esta primera batalla debe ser un gran impulso moral para el hijo de “El Matador”. Mencionar también que Marcus Ericsson, el otro piloto de Sauber, logró sus primeros puntos en Fórmula 1 siendo octavo. El equipo suizo se repone de sus líos de tribunales con Giedo Van der Garde sumando catorce puntos en Australia, que son catorce más que todos los que sumaron en la temporada 2014.

En el capítulo de decepciones destaca McLaren-Honda. Para ellos el Gran Premio de Australia no ha sido más que la cuarta jornada de test y siguen inmerso en comprender todos los complejos sistemas del motor Honda. Magnussen rompió motor incluso antes de salir, mientras que Button logró llegar a meta undécimo, con problemas en el ERS, pero aún así consiguiendo todo un logro impensable para McLaren que era completar la carrera. Veremos si en Malasia vuelve Alonso o continúa Magnussen, pero desde luego que el piloto asturiano no tiene ninguna necesidad de forzar. La carrera de Sepang será la quinta jornada de libres para un equipo que irá in crescendo a lo largo de la temporada.

El mayor jarro de agua fría se lo llevaron en Lotus, ya que tras una gran sesión de clasificación que los dejaba con muchas opciones de puntuar con ambos coches terminaron retirándose en la primera vuelta, Maldonado tras ser empujado contra el muro por Nasr y Grosjean por fallos mecánicos. Peor aún fue la actuación de Manor, el último equipo en llegar a la Fórmula 1 y que ni siquiera pudo salir a pista por problemas de software, arruinando así el debut de Roberto Merhi en la máxima categoría del automovilismo. Esperemos que de cara a Malasia los problemas estén resueltos y que el piloto castellonense pueda seguir a bordo del monoplaza inglés, cosas ambas que no están nada seguras.

Dentro de quince días más, en un Gran Premio de Malasia que suele tener el aliciente de la lluvia y en el que veremos si Fernando Alonso vuelve a la Fórmula 1 para intentar arreglar los problemas de McLaren. Además, si Valtteri Bottas, lesionado en la clasificación del Gran Premio de Australia y ausente en la carrera del domingo, no se recuperase a tiempo de sus dolencias en la espalda podríamos tener la presencia de una mujer, Susie Wolff, en la parrilla del Gran Premio, ya que la escocesa es la piloto reserva del equipo Williams. Muchos alicientes para no perderse la segunda carrera de una temporada que apenas acaba de echar a rodar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados