Champions League

article title

Goles, buen juego y noche plácida

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Real Madrid recibirá al Legia Varsovia en la tercera jornada de la Liga de Campeones con el objetivo de sumar puntos, mostrar buen juego y hacer goles para mejorar sus opciones de clasificación.

El equipo blanco ofreció el sábado una buena muestra de todo lo que es capaz de hacer cuando propone la intensidad adecuada desde el inicio y muestra solidaridad en el esfuerzo. Ganó 6-1 en el campo del Betis y rompió así una racha de cuatro empates consecutivos, sumando Liga española y Liga de Campeones.

Ahora regresa a la competición continental y necesita mantener esas buenas sensaciones atisbadas en el torneo español para aparcar las críticas y dudas surgidas sobre su juego. El Legia Varsovia parece un rival propicio, a juzgar por los ocho goles recibidos en dos jornadas.

El conjunto blanco, actual campeón de Europa, está obligado a ganar porque ahora le llegan dos partidos seguidos ante el equipo más débil del grupo mientras en la otra parte Borussia Dortmund y Sporting de Portugal librarán grandes batallas.

Además, una victoria abultada también puede ser importante, pues existe la posibilidad de que el liderato o el pase se decidan por la diferencia de goles. Ahora mismo, el Borussia Dortmund iguala con los blancos, ambos con cuatro puntos, pero el conjunto alemán venció 6-0 en Varsovia y cobró una valiosa ventaja en caso de empate.

Reivindicación en el Villamarín | Getty

Reivindicación en el Villamarín | Getty

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, cuenta con las conocidas bajas por lesión de Sergio Ramos, Carlos Casemiro y Luka Modric, y lo más probable es que repita el mismo equipo que goleó al Betis. James Rodríguez regresó a una convocatoria tras superar una lesión muscular, pero seguramente sea Isco -notable el sábado con dos goles- quien acompañe a Toni Kroos y Mateo Kovacic en el centro del campo.

Igualmente, parece intocable la llamada “BBC” en ataque con la presencia de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema, por más que un sector de la prensa reclame la presencia de Álvaro Morata en lugar del francés.

A pesar del claro favoritismo del Real Madrid, Zidane reclamó hoy máxima prudencia y seriedad. “El partido va a ser 50-50, y lo que tenemos que hacer es empezar muy bien, complicarles desde el principio. Estamos en la misma competición y no hay diferencias. Esa diferencia hay que demostrarla cada día“, exigió.

Con todo, la mayor preocupación del Real Madrid no parece centrarse en el propio equipo polaco, sino en sus seguidores radicales. Éstos ya dieron muestras de su fanatismo en el partido ante el Borussia Dortmund. El comportamiento de los ultras propició que la UEFA cerrara el campo por un partido, sanción que cumplirá precisamente ante el equipo de Zidane en la próxima jornada.

Así, está previsto que unas 1.200 personas colaboren en la seguridad para procurar un desarrollo normal del encuentro tanto en el estadio como en los alrededores del Santiago Bernabéu.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados