Segunda División

article title

Girona y Tenerife, contadores a cero

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

“Período durante el cual existe una afluencia superior a la normal de cosas favorables o desfavorables”. Efectivamente, se trata de la definición de ‘racha’. El período que acumulaban tanto Girona como Tenerife manteniéndose invictos en su feudo se antojaba extraordinariamente inusual y, tarde o temprano, la racha tenía que llegar a su fin. En 27 se fijaron los encuentros consecutivos sin conocer la derrota del Girona en Montilivi, desde diciembre de 2015; en 26, los del Tenerife sin ser doblegados en el Helidoro Rodríguez López, algo que había sucedido por última vez a inicios de enero de 2016.

El destino es caprichoso y ha deparado que ambos conjuntos vean truncada su buena marcha ante su afición en la misma jornada, la trigésima del campeonato en Segunda División, el mismo fin de semana. El Girona caía derrotado por 1-2 ante el Cádiz, tercero en la tabla, que reduce su desventaja con los de Machín dejándola en ocho puntos. Por su parte, el Reus lograba llevarse la victoria en su primera visita al Heliodoro. Enorme mérito de ambos visitantes, logrando una de esas victorias a domicilio de máxima dificultad, de esas que otorgan prestigio al que las consigue, inscribiendo su nombre como aquellos equipos que consiguieron cortar en seco las extraordinarias rachas de su rival.

clubdeportivotenerife.es

En cualquier caso, tanto Girona como Tenerife han logrado mantener una regularidad extraordinaria en los últimos tiempos en sus partidos como local, lo que les ha catapultado finalmente a la lucha por el ascenso a Primera División. El conjunto de Montilivi coquetea con la gesta desde hace varias temporadas, con Machín y su particular estilo de juego al mando. El gran rendimiento del conjunto catalán se explica desde un modelo estable, unas bases de estilo muy marcadas y una dirección deportiva consecuente con dicha hoja de ruta, esa que sigue cada temporada para confeccionar la plantilla teniendo el estilo como guía. Por su parte, el Tenerife ha encontrado en Martí la estabilidad necesaria para lograr formar un bloque y ha sabido otorgar la confianza indispensable a un entrenador con las ideas claras, un líder con capacidad de mando en el vestuario canario.

Leer más: Pere Pons, camino a Primera con los pies en el suelo

Así es que desde la Jornada 31, Girona y Tenerife ponen los contadores a cero de sus espectaculares rachas como equipos locales. Sin embargo, parten con la ventaja de no tener que resetear conceptos, modelos ni bloques, algo que han construido tiempo atrás y que les otorga la virtud y la capacidad de continuar su marcha sin necesidad de recelar sobre su capacidad para continuar rindiendo por encima de los límites de la categoría. Sin temor a no poder repetir algo que acaban de ejecutar: convertir en un fortín inexpugnable sus feudos.

 

Imagen principal | gironafc.cat

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados