Italia

article title

Gianluigi Buffon, dos décadas de azzurro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La última vez que Gianluigi Buffon se quitó los guantes como portero de la selección italiana de fútbol no fue para levantar una copa, sino para secarse las lágrimas.

El legendario arquero de 39 años se despidió el martes de fútbol internacional con un sabor más que amargo. Tras empatar 0-0 en San Siro con Suecia, Italia y Buffon se quedaban fuera del Mundial de Rusia 2018.

Buffon buscaba convertirse en el primer jugador de la historia en disputar seis ediciones de la Copa del Mundo. No habrá torneo récord, porque el portero puso fin a su etapa de “azzurro” tras 20 años.

Si Italia ocupó hoy los titulares de la prensa de medio mundo, también hubo un gran espacio para Buffon. Sus declaraciones al final del partido, llorando y pidiendo perdón, encontraron compasión en los diarios.

“El hecho de que algo tan traumático como ver a Italia fuera de un Mundial en 60 años no haga mella en su notable carrera dice mucho de la grandeza de Buffon”, apuntó “The Independent”.

Un disparo de Jakob Johansson desviado por Daniele de Rossi el viernes en Estocolmo fue el último gol que concedió Buffon en 175 partidos con “La Nazionale”. Ningún futbolista europeo jugó más partidos con su selección, quedándose a nueve del récord mundial, en posesión del egipcio Ahmed Hassan.

“Lo sentimos mucho, hemos fracasado. Me duele mucho que mi último partido oficial coincida con la no clasificación para el Mundial“, dijo Buffon. “Pero no lo siento personalmente por mí, sino por todo el equipo y por todo el país. Nos perdimos algo que significaba mucho en niveles muy diferentes”, añadió quitándose las lágrimas de los ojos, instantes después del 0-0.

“No me gusta verte así“, tuiteó entonces el español Iker Casillas, el otro gran portero de su generación. El arquero del Porto lo calificó como una “leyenda“, una palabra utilizada también por el delantero polaco Robert Lewandowski.

Se le echará mucho de menos. Un hombre tan grande como una montaña. Un portero gigante. Un motivo de orgullo para su deporte“, aportó también en Twitter el ex futbolista inglés Gary Lineker.

La carrera internacional de Buffon acabó, curiosamente, muy lejos de su portería. Estaba en el área rival, intentando rematar un córner que forzara una prórroga ante Suecia.

Esa trayectoria había comenzado en octubre de 1997, en un duelo ante Rusia por la repesca al Mundial de Francia 1998. Lo que siguió fue un viaje larguísimo por cinco Copas del mundo y cuatro Eurocopas. El mayor éxito de su carrera le llegó en 2006, cuando levantó el título mundial en Alemania habiendo recibido apenas dos goles en todo el torneo.

Semanas después de aquella conquista, Buffon aceptó seguir en la Juventus de Turín pese a que los “Bianconeri” bajaron a la segunda división del fútbol italiano por un caso de corrupción.

En su regreso a la Serie A, la Juve de Buffon ganó seis títulos de Liga consecutivas y ahora busca el séptimo en la que sería la última temporada como profesional del guardameta.

Buffon sobrevivió a ocho seleccionadores diferentes en la “Azzurra“, donde no escapó tampoco de las polémicas. Fue relacionado con la extrema derecha por sus palabas y los números que lucía en la camiseta, atravesó por una depresión que casi acaba con su carrera, perdió millones como hombre de negocios…

Pero Italia despidió hoy a la otra cara, a la leyenda. “Las lágrimas del capitán con las lágrimas de todos los hinchas italianos”, resumió “Tuttosport”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados