Se habla de:

Getafe

article title

Getafe: el triunfo de la experiencia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Acabó. Todo tiene su fin y el playoff de ascenso a Primera ya tiene resolución: el Getafe de Bordalás completó la nómina de 20 equipos que conformarán la Liga Santander 2017-18. Y lo hizo superando a un equipo que luchó y mereció recompensa. Enhorabuena al C.D. Tenerife y también a su afición. Deben sentir orgullo recíproco a niveles descomunales. El fútbol les debe una, y este maravilloso deporte suele pagar sus deudas.

Bordalás. El simple hecho de citarle, de nombrarle, genera debate y polémica. Si lo tienes contigo, lo adorarás. Si lo tienes enfrente, te enfrentarás a un muro carente de grietas que minará tu moral. Le odiarás. Si no te encuentras en ninguna de las situaciones anteriores, probablemente reconocerás su capacidad, su trabajo y su mérito. Una trayectoria en Segunda División caracterizada por un denominador común: mejorar el rendimiento de sus equipos.

Un camino ascendente que alcanza su cima la pasada temporada: logra ascender y hacer campeón a un Alavés que no contaba de inicio en las quinielas del ascenso. Pese a ello, el club decide prescindir de él dejándole sin la ocasión de disfrutar la gesta lograda, privándole de una oportunidad merecida. Esta temporada toma las riendas del Getafe en la Jornada 7 con el equipo penúltimo, inmerso en la lucha por el descenso. El resultado ya es por todos conocido: el Getafe vuelve a estar en Primera. Salvo sorpresa, esta vez sí, Bordalás tendrá la ocasión de disfrutar del éxito alcanzado, ser protagonista en la extensión del objetivo logrado.

Dani Pacheco. Exquisito centrocampista, futbolista de toque, de clase, de calidad como cualidad distintiva. Similar situación a la de su entrenador, incluso de mayor frustración. Dos ascensos consecutivos, con Betis y Alavés, carentes de la recompensa de la continuidad en sendos proyectos en la máxima categoría. Dani no se rinde y en Getafe consigue su tercer ascenso consecutivo, con la virtud del protagonismo, vital con sus goles para la consecución del ascenso del equipo azulón. Llegó al Coliseum para ser protagonista y sus méritos bien merecen por fin la recompensa de la élite.

Sergio Mora. La extensión de Bordalás en el campo. Su fiel escudero, el guardián de la medular. Junto a Dani Pacheco, los tres privilegiados participantes en dos ascensos consecutivos.

Francisco Portillo. Ascendió junto a Dani con el Betis y lo vuelve a hacer con el Getafe. El mérito de un jugador que ya saboreó las mieles del triunfo con el Málaga y que supo aceptar un nuevo rol para convertirse nuevamente en un jugador determinante.

Tres ejemplos de experiencia a los que bien podrían sumarse los de Cata Díaz, el retorno de la leyenda para devolver al Getafe a Primera o Jorge Molina, capacidad goleadora forjada y cimentada en el transcurso de los años como fuente de inspiración. Por eso, y por mucho más, el ascenso del Getafe es el triunfo de la experiencia.

En definitiva, una suma de deudas personales saldadas en el momento en que el destino unió los caminos de una serie de protagonistas que decidieron reclamarlas todas juntas. Ahora es el momento de disfrutar la recompensa para cada uno de ellos. Pepe y Dani se lo han ganado. Vuelven a ser de Primera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados