Se habla de:

Motociclismo

article title

#GasolinaConHielo MotoGP Gran Bretaña 2016

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El día había empezado con dos carreras cargadas de tensión e incertidumbre en las que tampoco faltó la controversia, y al llegar MotoGP, el público local esperaba mucho de su ídolo Cal Crutchlow, que partía en la pole. Tras él, una jauría con nombres como Valentino Rossi, Maverick Viñales o Marc Márquez, dispuestos a discutirle la victoria.

CINCO MOMENTOS

1. Sólo un susto: Quedó en eso, en susto. Pero antes de recuperar el resuello, hubo minutos de corazones encogidos al ver la escalofriante caída sufrida por Pol Espargaró y Loris Baz, que lógicamente fue bandera roja. El español se fue en camilla, y el francés pasó varios minutos tendido en el suelo hasta que fue introducido en la ambulancia. Al entrar, levantó el pulgar en señal de que se encontraba bien. Con los dos fuera de peligro, pudo reanudarse la carrera.

2. El pistolero top: Nada da más tranquilidad que saberse el más rápido. Por eso, cuando Maverick Viñales se vio tercero tras la salida, no se puso nervioso y dio buena cuenta de Valentino Rossi primero, y de Cal Crutchlow después. Ya líder, impuso su frenético ritmo y sus rivales hicieron el resto: más preocupados por adelantarse entre sí, nadie encabezó una persecución que, por otro lado, era imposible. En Silverstone, Maverick era Top Gun.

3. Todos contra todos: Si en un grupo se juntan Crutchlow, Rossi y Márquez, y se une Andrea Iannone, una cosa puede darse por segura: no van a dejar pasar vueltas en fila india. Y no lo hicieron, con Dani Pedrosa de espectador de lujo: Iannone desató las hostilidades al superar a todos hasta ponerse segundo, posición que primero le discutió Rossi y después Crutchlow. Andrea rodaba en tercera posición detrás del piloto local cuando se fue por los suelos.

4. 35 > 46 > 93: Sin Iannone, Cal pudo tirar mientras Vale y Marc resarcían a los aficionados con el enfrentamiento que todos quieren ver: al límite, sin más objetivo que ganar la posición. Márquez se hizo un recto pero pudo volver, pasó a Rossi y se fue a por Crutchlow. Repitió recto y esta vez bajó hasta la quinta posición, pero pudo pasar a Pedrosa para ser cuarto. Crutchlow defendió el segundo puesto ante Rossi, con Marc detrás. La jerarquía de Brno.

5. Team Suzuki Ecstar-sis: Cuando Maverick entro en meta saludando, todo adquirió sentido en el box del Suzuki Ecstar. 40 minutos de tensión dejaron paso al delirio, al éxtasis más absoluto en el seno de un equipo que apostó por hacerse un hueco entre los gigantes japoneses y que en apenas 30 carreras ha conseguido su primer gran objetivo. El momento en el que Viñales cruzó la bandera será recordado como el que dio sentido a la suma de tantos esfuerzos.

Clasificación Gran Bretaña 2016

Resultados MotoGP Gran Bretaña 2016 - Sphera Sports

Thomas Luthi Johann Zarco Sam Lowes Moto2 Gran Bretaña 2016 - Sphera SportsMoto2: Lucky Luthi

El suizo Thomas Luthi se llevó la victoria aprovechando el incidente que se produjo a su estela entre los máximos favoritos, Johann Zarco y Sam Lowes, que acabó con el británico en el suelo y el francés sancionado. Completaron el podio Franco Morbidelli y Takaaki Nakagami, con Álex Rins salvando una séptima posición que le acerca al liderato.

Brad Binder Moto3 Gran Bretaña 2016 - Sphera SportsMoto3: Veni, vidi, Binder

El sudafricano Brad Binder se reencontró con la victoria y da un importante mordisco al título gracias al abandono de Jorge Navarro, derribado por el invitado Stefano Manzi. Segundo fue Pecco Bagnaia con el holandés Bo Bendsneyder estrenándose en el podio. El mejor español fue Arón Canet, en la octava posición.

 

GRANIZADO DE IDEAS

¡Maldito Maverick! ¿Tenía que ser ese el día? A ver, soy el primero en alegrarse de su primer triunfo, y sobre todo de ver a Suzuki de nuevo en lo alto, pero su dominio nos privó de algo épico, apoteósico, histórico. Una lucha a tres grandiosa entre Cal, Vale y Marc… ¡por la segunda posición! Esa lucha debía ser por ganar la carrera, y por pedir, con el propio Maverick en ella como cuarto factor.

Pero no, tuvo que hacer la gracia de escaparse. Fuera bromas, Maverick Viñales hizo una carrera prodigiosa, dominando como si llevase decenas de victorias en MotoGP. Como si no tuviese a cuestas el peso de una marca histórica. Sin un solo fallo, sin una sola concesión a sus rivales. Tenía claro el plan y lo ejecutó a la perfección, tanto que apenas se le vio en televisión.

Ya habrá tiempo de vencer carreras épicas, de cuerpo a cuerpo hasta el final, que también sabe. Posiblemente en Yamaha. Todavía le quedan seis carreras de azul claro, antes de oscurecerse entre diapasones, y en el imaginario del paddock ya se ha instalado la melancolía preventiva. ¿Hasta dónde podría haber llevado a Suzuki? Jamás lo sabremos.

Sabemos hasta donde la ha llevado, y no es poco: a ganar. Por primera vez en seco en la historia de MotoGP, donde la firma de Hamamatsu apenas contaba una victoria en 15 años: la de Chris Vermeulen en 2007 en aquella jauría acuática de Le Mans. Por fin, aquel hito ya es historia, y el futuro de Suzuki se abre de par en par… ante Andrea Iannone y Álex Rins.

Cal Crutchlow Valentino Rossi MotoGP Gran Bretaña 2016 - Sphera Sports

Crutchlow tuvo una oportunidad única de ayudar a Márquez a dar un paso al título, pero Cal es un piloto old school en toda regla, y en Silverstone no se concibe más equipo que el que rodea tu propia moto y al que le debes la mejor posición posible, ni más orden que la que dicta el instinto del piloto: ganar cada batalla, sin piedad. Y la ganó. Son tres podios en cuatro carreras, más que los que lleva Dani Pedrosa en todo el año. Uf.

Vamos con Rossi, ese madurito interesante que se niega a digerir que lo de Peter Pan sólo era ficción. Eligió ser doctor pero pudo ser gato: cuando Marc logró zafarse de él y superó a Cal, estaba entregando siete puntos más, otro bocado del español al título. Mantuvo la presión y aprovechó el regalo del 93 para recortarle tres puntos y, sobre todo, lanzarle un mensaje: “el mundial lo tienes que ganar tú, no te lo pienso regalar yo”.

Vamos con la calculadora de Marc. No es que se quedase sin pilas, ni que la apagase. Es que el de Cervera tiene una forma peculiar de usar la calculadora. Suma y resta igual que las demás, la diferencia viene en su interpretación del resultado. Y en Silverstone le salió que los 25 puntos eran para Maverick, y que Lorenzo no sacaría más de siete u ocho. A partir de ahí, había siete puntos de diferencia de ser segundo a cuarto. Una diferencia asumible para jugar.

Valentino Rossi Marc Márquez MotoGP Gran Bretaña 2016 - Sphera Sports

Rossi aceptó el juego. Respondió a la contundencia con contundencia y, entre los dos, brindaron un grandioso show a los congregados en Silverstone. Apuradas al límite buscando los resquicios, en un baile más tenso que el twist de Uma Thurman y John Travolta en Pulp Fiction. Cuando Marc pudo soltarse lo intentó con Cal, pero había cumplido el cupo de salvadas y regaló el podio. No pasaba nada, la calculadora le había dicho que podía ser cuarto.

Pese a la quinta posición, se vio un claro paso adelante de Pedrosa, que se mantuvo hasta el final en la lucha por el podio. Todo lo contrario que un Lorenzo desdibujado, que firmó su peor carrera en seco en mucho tiempo. Entre las Ducati, normalidad absoluta: Iannone dejó un adelantamiento kamikaze memorable unos giros antes de irse al suelo, y Dovizioso acabó sexto sin hacer ruido. Y muy bien Álvaro Bautista volviendo a colar la Patata RS-GP en el top ten.

¿Lo mejor del GP? El gesto tranquilizador de Loris Baz entrando a la ambulancia, junto a la cara de resignación de Pol Espargaró viendo la carrera en su box. Este finde más en Misano.

General MotoGP Gran Bretaña 2016 - Sphera Sports

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados