Motociclismo

article title

Gasolina con hielo: Reflexiones GP Italia 2015

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Con un Jorge Lorenzo pletórico llegando a su circuito predilecto; Valentino Rossi paseando su liderato en casa y Marc Márquez perdido entre los problemas de Honda; el Gran Premio de Italia prometía emoción a raudales.

No defraudó, pese a que Lorenzo volvió a dejar la victoria vista para sentencia en un puñado de vueltas. El magistral inicio de Márquez retrotrajo al respetable a temporadas pretéritas, en las que hacía y deshacía a su antojo con motos más pequeñas. Su 13ª plaza en parrilla tras el desastre sabatino quedó en mera anécdota cuando se situó segundo en un par de giros.

Inmerso en un sándwich de pan marca Ducati con Andrea Iannone y Andrea Dovizioso, no pudo hacer nada para evitar la escapada de Lorenzo. Pronto llegó Dani Pedrosa y, varias vueltas más tarde, Valentino Rossi. El líder había salido fatal y a poco estuvo de besar el suelo, pero ahí estaba.

El quinteto regresó a trío con el abandono de Dovi y la caída de Marc. Quedaba una lucha entre una Honda, una Yamaha y una Ducati por los dos escalones libres que dejaba Jorge, que marchaba muy por delante dándose su tercer paseo consecutivo untando de mantequilla los pianos de Mugello.

Rossi se deshizo de Pedrosa y se fue a por Iannone, pero no pudo hacer nada. Su compatriota resistió estoicamente para lograr su segundo podio en MotoGP e impedir el segundo doblete seguido para Yamaha.

Tras Dani entrarían Bradley Smith, Pol Espargaró y Maverick Viñales; séptimo aprovechando las caídas de Cal Crutchlow y Aleix Espargaró, además de las antes mencionadas.

Rossi mantiene el liderato pero su ventaja sobre Lorenzo ha desaparecido casi por completo. Dovi ve frenadas sus aspiraciones de luchar por el Mundial, y Marc cae hasta la quinta posición, superado por Iannone. También el Repsol Honda cae al cuarto puesto de la tabla de equipos, rebasado por el Tech 3; botón que ilustra el muestrario de su paupérrimo 2015.

MotoGP Italia 2015

 

Moto2: A la sexta, Tito

Tito Rabat logró su primera victoria del año al resistir el ataque final de Johann Zarco, que sigue liderando cómodamente la general. El tercer lugar del podio fue para el suizo Dominique Aegerter, que parece encontrar el rumbo después de un pobre inicio de temporada.

 

Moto3: Histórico Oliveira

Ha tardado, pero al fin Miguel Oliveira logró la primera victoria mundialista en la historia del motociclismo portugués. El de KTM se impuso en la lucha grupal al intratable Danny Kent. Romano Fenati le birló el podio por tres milésimas a ‘Pecco’ Bagnaia; y Jorge Navarro, séptimo, fue el mejor español.

 

GRANIZADO DE IDEAS

Otro domingo de ensueño para Yamaha. A su doble presencia en el podio se unieron los fiascos de los que eran tercero y cuarto de la general (Dovi y Marc); que permiten a sus dos pilotos tomar más aire en la general. Honda se ha convertido en el perro más flaco del paddock, y su plaga de pulgas empieza a ser muy preocupante.

Y eso que el inicio fue para asustarse. Cuando, con apenas un par de giros transcurridos, Lorenzo vio en su pizarra ‘+0.4 Márquez’, se le tuvo que pasar de todo por la cabeza. Pero no lo hizo notar. Siguió a lo suyo, triturando el cronómetro a martillazos y aprovechando las luchas de sus perseguidores para abrir un hueco que a las pocas vueltas ya era insalvable.

Ya son tres victorias por KO al primer asalto, y se postula como favorito al título. Posiblemente estemos ante el mejor Lorenzo de siempre. Fino como antaño pero con la dosis de motivación extra que supone la posibilidad de ganar un Mundial ante dos de los pilotos más talentosos de la historia. Es la quinta vez que enlaza tres victorias, pero nunca ha logrado la cuarta.

Iannone, que en la pole había dado en el clavo usando el martillo de Lorenzo, cuajó su mejor carrera en la categoría reina. El susto inicial –casi hace un ‘jump start’- dio paso a una tensa lucha con Márquez, que esta vez fue para él. Al final, supo contener a Rossi y le acompañó merecidamente en el baño de masas ante los tifossi. Ducati tiene piloto para rato.

En Mugello, el ocho no fue número talismán para ‘Il Dottore’. Una mala salida le hizo caer hasta la undécima plaza, pero se rehízo y pudo remontar para finalizar tercero; después de salvar una caída casi segura. Esta vez, el número clave fue el diabólico 666: 6 carreras, 6 podios, 6 puntos de ventaja en la general.

Pedrosa progresa adecuadamente y se quedó a las puertas del podio. En la fase decisiva no pudo seguir a la dupla italiana que le precedía, posiblemente lastrado por su físico, aún no al cien por cien. Con todo, fue la única Honda del ‘top ten’ y evitó un nuevo descalabro en la clasificación de constructores.

Márquez remó como nunca en las dos primeras vueltas, con una salida espectacular y una remontada pantagruélica desde la 13ª a la segunda posición. Con Lorenzo en otro mundo intentó reeditar la batalla con Iannone para rescatar 20 puntos, pero acabó ahogado en la orilla. Lo peor es que ni siquiera era la orilla de la victoria.

Su obsesión por dar más de lo que tiene la moto volvió a jugarle una mala pasada. Aunque descartarle para el campeonato sería una locura, la realidad es que en este 2015 todavía no ha conseguido puntuar tres carreras seguidas. No es exagerado hablar de crisis en ‘Can Marc’, especialmente si se utiliza el baremo que el mismo diseñó hace un año. El rojo ha pasado de sus tiempos por sector a ser el color de las alarmas en su box.

El otro derrotado fue Dovi, que en el warm up pagó muy caro el detalle de saludar a la afición. Se fue al suelo sin dar una sola vuelta, y en carrera esa misma moto le dejaría tirado. Primer ‘cero’ del año, que deja a la dupla de Yamaha liderando la general de forma destacada.

Por lo demás, Bradley Smith volvió a derrotar a Pol Espargaró, esta vez por tres décimas. Maverick Viñales (7º) y Álvaro Bautista (14º) firmaron su mejor resultado del año; y Loris Baz se erigió como la mejor Open; algo muy meritorio al lograrlo superando a la Ducati del Avintia, que batió a casi todas las Factory en velocidad punta.

En dos semanas, Montmeló se viste de gala. ¿Logrará Lorenzo el póquer?

General MotoGP Italia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados