Se habla de:

Miscelánea

article title

Gasolina con hielo: reflexiones del GP de España 2014

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nacho GONZÁLEZ – Catar, Texas, Argentina y Jerez. Cuatro compromisos tachados en la impecable hoja de ruta de Marc Márquez en este 2014; las tres últimas con paseos militares. Además, ante su público hizo una gran salida. Rossi le metió la moto en la primera vuelta, ansioso de repetir el histórico final de carrera que ambos brindaron en Losail; pero Marc no estaba por la labor. Quería celebrar su centenario machacando.

Devolvió el ataque, y en cuanto cogió unas décimas no quiso esperar a nadie. Puso el metrónomo en marcha mirando a los ojos al cronómetro, casi burlándose de él. Impotentes, Rossi, Lorenzo y Pedrosa perdían su estela poco a poco, sabedores que sólo quedaban dos plazas de podio en juego.

Asumieron su destino y dejaron pasar vueltas. Rossi apretó los dientes para ir ampliando su ventaja con su compañero, asestándole un golpe moral en el vuelta a vuelta, donde el español siempre había vencido a ‘Il Dottore’ desde el retorno de éste a Yamaha.

ROSSI CONFIRMA SU VUELTA
La preocupación de Lorenzo estaba en la pizarra, que le anticipaba el adelantamiento de Pedrosa. El catalán exhibió mejor ritmo que las Yamaha en las últimas vueltas, dejando atrás a su compatriota con facilidad y llegando a la rueda de Rossi a dos giros del final. La batalla por el segundo puesto estaba servida.

Rossi cuajó una exhibición de cuerpo a cuerpo defensivo para hacerse con la segunda posición, la que le convierte en el honorífico ganador de los mortales en su ‘Catedral’. Por detrás, Lorenzo se resignó a su suerte y se dejó ir en las últimas vueltas, entrando cuarto en solitario.

Andrea Dovizioso hizo valer la punta de su Ducati para ser quinto, al imponerse a Álvaro Bautista y Aleix Espargaró, con Bradley Smith y Pol Espargaró como testigos de excepción y Stefan Bradl cerrando el ‘top ten’. De esta forma, ‘Dovi’ salvó el día de Ducati tras el abandono de Cal Crutchlow por problemas mecánicos y las caídas de Andrea Iannone y Michele Pirro.

MOTO2: KALLIO ENFRÍA LA GENERAL
El finlandés Mika Kallio hizo valer su pole y su ritmo para lograr su primera victoria del año, segunda en Moto2. Ganó con comodidad al suizo Dominique Aegerter y al alemán Jonas Folger, lo que puso fin a una racha de 30 podios consecutivos con presencia española. Tito Rabat fue cuarto, por delante de Maverick Viñales y Luis Salom; por lo que ve reducida su ventaja en la general frente a Kallio.

MOTO3: FENATI SE ABONA A LA VICTORIA
Después de romper su racha de dos años sin ganar en Argentina, el italiano Romano Fenati se ha hecho con su segundo triunfo consecutivo en Jerez, superando en un final de infarto a Efrén Vázquez y Álex Rins. El australiano Jack Miller sólo pudo ser cuarto pero conserva el liderato. Isaac Viñales fue quinto y Álex Márquez séptimo.

GRANIZADO DE IDEAS
Marc Márquez. El (ya no tan) Niño Guinness de los Récords, el Artículo 93 de la Ley del Estado de MotoGP, el Trueno de Cervera… Sobrenombres para todos los gustos. En Jerez, único territorio del calendario actual en el que no conocía la victoria, no quiso jugar. Rossi le invitó a una partida en grupo y la declinó amablemente en pos de una (otra) victoria incontestable.

Giacomo Agostini y Ángel Nieto. 28 títulos entre ambos (¡28!) babeando con Marc. Normalmente, las porras por el título de MotoGP se hacen con el quién. Este 2014 se hace con el cuándo. Y pinta que en próximas temporadas será igual. Vamos con los demás.

Definitivamente, Valentino Rossi está de vuelta. Lo dejó entrever en pretemporada, ilusionó en Losail, lo repitió en Argentina y lo ha confirmado en Jerez, su particular ‘Catedral’. Plantó batalla a Márquez mientras pudo, martilleó a Lorenzo a base de ritmo y tapó todos los huecos a Pedrosa para sumar 20 puntos en la lucha por el subcampeonato.

Sí, por el subcampeonato, es lo que hay. Una posición que sigue ocupando Pedrosa, de nuevo con una carrera notable en la que mantiene su pleno de podios esta temporada, décimo consecutivo en Jerez. Sin hacer tanto ruido como sus rivales, es el que más cerca está de Márquez.

Lorenzo está desquiciado. Si Marc festejaba su centenario desde lo alto del podio, Jorge no pudo ni pisar el mismo en su Gran Premio número 200. Su mala salida le impidió intentar tirar desde el principio, y pese a que se recuperó rápidamente no pudo presentar batalla ante Márquez. Ni ante Rossi. Ni ante Dani. Vendrán días mejores.

En el segundo grupo, Dovizioso volvió a salvar el honor de Ducati, mientras Cal Crutchlow maldecía la hora en la que fichó por la marca italiana cuando su Desmosedici le obligó a tomar la calle de garajes de forma prematura. Horrible el comienzo de año del británico, no hace tanto sensación de la categoría.

Casi peor había sido el de Álvaro Bautista, que acabó las tres primeras carreras por el suelo. En Jerez no podía fallar, y no lo hizo. Solamente Dovizioso le separó de ser quinto, pero estuvo en el sitio que debe, bregando por ganar el segundo grupo. Inyección anímica para el talaverano, queda mucho y el quinto puesto final es posible.

Muy bravo Aleix. Puso su Open al límite para combatir la aceleración de la Ducati de Dovizioso, y logró acabar delante de las Yamaha satélite del Tech 3, de nuevo discretas. A Pol todavía le falta algo de ritmo en la primera mitad de carrera. Con todo, superó a un desdibujado Bradl.

En su GP número 100, Márquez ha firmado una carrera de 10, para lograr su victoria número 10 en MotoGP y ponerse con 100 puntos de 100 posibles en la general. Al campeón todo le encaja. Próxima parada: Le Mans en dos semanas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados