Motociclismo

article title

Gasolina con hielo: Reflexiones GP Catalunya 2015

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El sábado, Montmeló fue azul. Ni en las previsiones más optimistas de Suzuki cabía la posibilidad de ver a Aleix Espargaró en pole con Maverick Viñales a su lado. En siete carreras, la marca de Hamamatsu confirmaba su evolución; y el podio era una posibilidad real.

Se esfumó rápidamente. Se apagó el semáforo y ambos fueron engullidos por el pelotón. En la primera chicane, ya no había rastro de las motos azul clarito en las primeras plazas. Otro azul, más oscuro y habitual, tomaba el mando para no soltarlo hasta el final: Jorge Lorenzo.

El balear buscaba el póquer de victorias y lo logró, aunque con más oposición que en sus tres conquistas previas. Al menos en introducción y desenlace. Primero Marc Márquez, que se pegó a él hasta caer en la tercera vuelta. Al final, Valentino Rossi se aproximó peligrosamente y cruzó la meta a sólo ocho décimas para salvar el liderato por un solo punto.

En medio, pasaron muchas cosas, sobre todo caídas de pilotos habituales del ‘top ten’. Además de Marc, besarían el asfalto catalán durante los primeros cinco giros Andrea Dovizioso, Pol Espargaró, Cal Crutchlow y Yonny Hernández.

Una concatenación de abandonos que permitieron a Dani Pedrosa rodar cómodamente en la tercera plaza, con Aleix Espargaró un par de segundos por detrás después de una gran remontada que había mitigado el impacto de su mala salida. Sin embargo, a cinco del final, el primer ‘poleman’ de Suzuki en ocho años se fue al suelo.

Eso permitió ser cuarto a Andrea Iannone, que había superado a Bradley Smith; y que ya es tercero en la general. Sexto fue Maverick Viñales, remontando desde la 13ª plaza. Séptimo Scott Redding, que protagonizó junto al español una breve pero intensa lucha con la escapatoria de la chicane de final de recta como testigo.

Stefan Bradl, octavo, fue por fin la mejor Open; delante de Danilo Petrucci y con Álvaro Bautista brindándole a Aprilia su primer ‘top ten’ al aprovechar una carrera de eliminación en la que sólo 16 pilotos pasaron bajo la bandera a cuadros.

MotoGP Catalunya 2015

 

Moto2: Zarco gana y es más líder

Johann Zarco ha conseguido su segunda victoria de la temporada al superar en la última vuelta a Tito Rabat; que perdió la segunda posición en favor de Álex Rins tras cometer un pequeño error. De esta forma, la ventaja de Zarco respecto a Rabat aumenta hasta los 40 puntos.

 

Moto3: La ley de Danny Kent

Cuarta victoria del año para Danny Kent, que se impuso en la última vuelta a Enea Bastianini; al que ya aventaja en 51 puntos. El tercer escalón del podio fue para Efrén Vázquez, que superó en la última curva a Niccolò Antonelli con un magnífico adelantamiento.

 

GRANIZADO DE IDEAS

Yamaha y Lorenzo siguen en su ‘locus amoenus’. Segundo doblete de los diapasones, donde ya se relamen con el título. Aunque la temporada aún no ha consumido su primera mitad, la sensación es que tendrían que cambiar demasiadas cosas para que se les escape el Mundial.

Por primera vez en su carrera, Lorenzo ha sumado cuatro victorias seguidas –tercero que lo logra en MotoGP tras Rossi y Márquez-; batiendo el récord de vueltas consecutivas en cabeza. Desde que se dio la salida en Jerez, nadie ha cruzado la meta delante del balear ni un solo giro.

Está imparable. Lo hace todo bien, es el más rápido, no comete errores y ya ni se sabe si gana por martillo o mantequilla. El caso es que gana, gana y vuelve a ganar. Con y sin oposición. Con diez segundos u ocho décimas. 100 puntos consecutivos han hecho olvidar su pobre inicio de año; y aunque la general diga lo contrario, ya es oficiosamente el rival a batir.

No es sólo que ya tenga su póquer de ases, ni la seguridad de guardar alguno más en la manga. También es la percepción de que, a estas alturas, Honda y Márquez necesitan algo más que una escalera de color para trepar hasta el nivel de la simbiosis Lorenzo-Yamaha.

El ‘pero’ para Jorge es la identidad, la regularidad, el talento, la experiencia y la testarudez de su rival. Rossi está al acecho. Sigue elevando su nivel, y en Montmeló obligó al 99 a estrujar su M1 en cada curva hasta la última vuelta; impidiéndole saludar a sus fans en el giro final.

Aunque siete podios de siete –el único de las tres categorías con ratio perfecto- le mantienen líder tras siete carreras, Vale sabe que ya sólo le vale quedar delante de Lorenzo; porque el que gane en la Catedral será líder. Desaparecido el colchón, empieza el salto al vacío.

Con Marc y Cal fuera, toda la responsabilidad de Honda recaía en Pedrosa, que no falló. Casi 20 segundos después de las Yamaha, el 26 cruzó la meta para evitar un tercer podio consecutivo sin ala dorada. Va recuperando sensaciones, aunque más con su brazo que con la moto…

Tras dos ceros seguidos, Marc sigue estancado en 69 puntos, y ya está a 69 de Rossi; un número que ahora mismo seguro que no le pone nada. Sobre todo, porque 52-56 han sido su culpa. Aunque las matemáticas aún le amparan, ya no es capaz de desafiar las leyes de la física; y la química con su Honda ha desaparecido por completo.

Mucho mejor le va a su viejo rival de Moto2, Andrea Iannone, que ha aprovechado los fallos de Dovi para convertirse en la primera Ducati en la general, donde es tercero. Lo mismo sucede con Bradley Smith, que se destaca como mejor satélite ante los errores de Pol y Crutchlow.

A pasos agigantados crece Maverick Viñales, que va quemando etapas de su aprendizaje a una velocidad endiablada. Su sexto es el mejor resultado para Suzuki esta temporada; y si no llega a ser por la salida, estaríamos hablando de un cuarto, o incluso de un podio.

Bautista coló a la Aprilia en ‘top ten’, puntuando por cuarta carrera seguida y evidenciando una vez más que está muy, pero que muy por encima del rendimiento de su moto.

Para terminar, las seis Factory caídas –siete con Marco Melandri- permitieron la fiesta Open, que se repartieron más puntos que nunca. Bradl apareció por fin para sumar ocho del tirón –llevaba uno en seis carreras-; los ‘rookies’ Jack Miller y Eugene Laverty lograron su mejores resultados; y Mike Di Meglio y Alex De Angelis se estrenaron.

En dos semanas, Assen. Un GP único; y no sólo porque las carreras sean en sábado. Una cita ineludible como muy pocas. Hasta entonces, ¡salud!

General MotoGP Catalunya

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados