Tenis

article title

Garbiñe reina en París

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Garbiñe Muguruza (Caracas, 1993) ha ganado este sábado su primer Grand Slam, en Roland Garros tras superar a Serena Williams en la final. Pero para llegar aquí, para ser reconocida mundialmente (pocas cosas como ganar un Grand Slam otorgan tal reconocimiento) el camino ha sido largo.

Probablemente la primera vez que el gran público escuchó el nombre Garbiñe y el apellido Muguruza en 2014, precisamente en París. En aquella edición del torneo, la hispano-venezolana se enfrentaba en la segunda ronda a la que era la gran favorita (lleva siéndolo unos cuantos años) Serena Williams. Segundo partido en París, mediada la primera semana, el torneo estaba todavía cogiendo velocidad.

Sin embargo, dos sets y 16 juegos después había sorpresa. Garbiñe Muguruza, nombre que sobresale por sí sólo, acababa de vencer a Serena. Mejor dicho (por aquel entonces), Serena Williams había caído a manos de la nº35 del mundo. En 2014, la historia de Garbiñe en París terminaría en cuartos de final ante Sharapova, pero había despertado la liebre. Muguruza empezaba a sonar.

Retrocederemos un poco más en el tiempo para observar el ascenso (rápido) de Muguruza. En el TOP-500 en 2010, Garbiñe entra en el TOP-100 en 2012. El año siguiente sólo habrá media temporada que jugar por culpa de una lesión que obliga a pasar por el quirófano. De medio año en la pista, Garbiñe consigue llegar al TOP-55. La victoria ante Serena en Roland Garros 2014 destapa el nombre de Garbiñe. Ese año consigue semifinales en Sofía ganando a tres TOP-20.

Torneo a torneo continúa ascendiendo en el ranking y comienza 2015 como nº 24 WTA. Este año va a haber tres momentos clave en el tenis de Garbiñe. En Wimbledon, completa uno de los mejores cuadros de su carrera ganando a cinco top-50 (2 TOP-20 y 2 TOP-10 incluídas) para llegar a la final ante Serena. Su primera final de Grand Slam, en la cuna del tenis. En el All England Lawn Tennis Club. Aquel partido fue el premio de Garbiñe. Serena sumó su 21 Grand Slam con una victoria en dos sets. El último que ha ganado hasta ahora.

El segundo momento a tener en cuenta llega en otoño en Asia. En el torneo de Wuhan, Garbiñe llega de nuevo a la final (segunda del año) y ahora le toca enfrente Venus Williams. Sin embargo, Muguruza no consigue terminar el partido al retirarse lesionada cuando pierde 6-3 3-0. Duro golpe para la hispano-venezolana.

Pero el tenis le tenía reservada una tercera oportunidad a la caraqueña. Una semana más tarde, en Pekín, tercera final del año. Esta vez ante Timea Bacsinszky, en un partido durísimo, Garbiñe se alza con el triunfo ganando el hasta entonces título más importante de su carrera. Esta victoria además le iba a permitir ser segunda favorita en las finales de Singapur donde caería en semifinales ante Radwanska, maestra a la postre.

Entramos en 2016 con Garbiñe instalada en el nº4 WTA. El inicio de año fue muy irregular sin conseguir encadenar tres victorias seguidas. Para una tenista que había terminado el año como la nueva aspirante a todo, los primeros meses de 2016 dejaron mucho que desear. Antes de jugar en Roma, el balance en 2016 de victorias-derrotas de Garbiñe era un pobre 8-8. En el Foro Itálico alcanzó su mejor resultado del año: semifinales.

De Roma a París. A culminar la gira de tierra. En la capital gala, Garbiñe empezó perdiendo su primer set de primera ronda y teniendo que remontar para seguir adelante. De ahí a levantar el trofeo: 14-0 sets y 35 juegos concedidos, cinco por partido.

La Philippe Chatrier ha coronado este sábado de nuevo a una raqueta española. En realidad han sido tres con la victoria en dobles masculino de Feliciano López y Marc López. No ha sido la de Nadal, costumbre la última década, sino la de Garbiñe y los Super López. La hispano-venezolana ha conseguido su primer Grand Slam en su segunda final. De nuevo ante Serena, que tendrá que esperar para levantar su 22 Major e igualar a Steffi Graf.

Por cierto, Garbiñe será desde el lunes la segunda mejor raqueta del mundo WTA y cuarta en la Race a menos de 100 puntos de Azarenka. La de Caracas sigue escalando peldaños y tras su victoria en Roland Garros quedan pocas dudas que un día estará en lo más alto del ranking. Depende única y exclusivamente de ella. Felicidades Garbiñe.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados