Se habla de:

Bundesliga, lo mejor de la Jornada 21

Apasionante jornada la que hemos podido disfrutar en Alemania en el fin de semana de los enamorados. Goles, remontadas, derbys y sorpresas en los estadios alemanes, que como siempre, mostraron un lleno absoluto en la mayoría de ellos.

El Bayern de Pep Guardiola vapuleó al HSV. 8 goles del líder en lo que se convierte en la mayor derrota del conjunto hanseático en la Bundesliga. Un duelo a priori atractivo debido a la rivalidad histórica de ambos clubes pero que transcurrió con el único interés de ver cuántos goles iban a caerle al equipo de Zinnbauer. Los datos curiosos, el gol con la derecha de Arjen Robben y la pancarta que pudimos presenciar que sentenciaba: “Esto no es ninguna Premier League. No al modelo inglés” aludiendo al contrato televisivo de la liga inglesa.

El BVB volvió a ganar en el encuentro que abrió la jornada el viernes. Los de Jürgen Klopp tuvieron que remontar hasta en 2 ocasiones un resultado adverso ante el Mainz. 4-2 final con un sublime Marco Reus y un Aubameyang que se consolida como hombre más adelantado de los aurinegros. Con dos victorias seguidas, los de Dortmund por fin respiran fuera de los puestos de descenso.

El gran partido de la jornada lo pudimos ver en el Bay Arena de Leverkusen, ciudad a la que volvía André Schürrle, el gran fichaje del mercado invernal. El Wolfsburg comenzó el encuentro ganando por 0-3 y tras los primeros 45 minutos, todos pensábamos que los lobos no habían encontrado rival en las aspirinas. Sin embargo, la 2ª mitad el dolor de cabeza desapareció y Heung-Min Son logró poner nervioso al equipo de Dieter Hecking. 2 goles en 15 minutos igualaron el partido pero Bas Dost no estaba por la labor de dejar escapar los 3 puntos de Leverkusen. A pesar del 2-4 y del hat-trick del holandés, el conjunto de Roger Schmidt no se dió por vencido y consiguió igualar el marcador poniendo el 4-4 en el luminoso. El surcoreano Son también hizo 3 goles, como Dost. Pero el encuentro aún nos tenía preparada una sorpresa más. El delantero del Wolfsburg volvería a ver puerta por 4ª vez en la tarde y gracias a su tanto en el minuto 93, los lobos conseguirían llevarse los 3 puntos. Un 4-5 que reflejó lo que es la Bundesliga alemana.

En el ‘Derbysieger’ entre Gladbach y Köln vimos más emoción que fútbol. Colorido en las gradas entre dos vecinos que no se llevan precisamente bien en cuanto a aficiones se refiere. En cuanto a lo que sucedía sobre el terreno de juego, dominio de los potros sin llegar a crear demasiadas ocasiones de gol, y más emoción. En el descuento, un córner lanzado por Thorgan Hazard encontró la cabeza de Granit Xhaka que decantó la victoria de lado de los locales. También en el descuento se decidió el Hoffenheim-Stuttgart. Roberto Firmino adelantó a los de Sinsheim, aunque Sakai igualó el partido antes del descanso tras varios rechazos. En el 93, Sebastian Rudy puso el 2-1 final que deja a los de la Mercedes en el útimo puesto de la clasificación.

La sonrisa de Viktor Skripnik es la sonrisa de Bremen. El Werder cuenta sus últimos 5 partidos con victoria, justo desde que el técnico ucraniano está en el banquillo. Del descenso, los 15 puntos logrados en las últimas semanas han servido para colocar a los de Bremen en el 8º puesto empatados con el Hoffenheim, 7º. Sencillamente, una racha espectacular. La jornada del sábado la cerraron Eintracht y Schalke 04. Los mineros fueron superiores en los primeros 45 minutos pero las ocasiones creadas no sirvieron para adelantarse en el marcador. Las águilas de Schaaf supieron esperar al momento adecuado y Lucas Piazón dió la victoria gracias a su tanto de cabeza.

Hertha y Freiburg se medían en un duelo de urgencias. Los capitalinos afrontaban su primer partido como local tras la destitución de Jos Luhukay. La balanza se decantó del lado del conjunto de la selva negra gracias a los tantos de Klaus en primera instancia, y Philipp por último lugar. Por su parte, el Hannover 96 perdió en casa en el partido que cerraba la jornada ante un Paderborn que no ganaba desde principios de noviembre y que remontó un partido que le ha valido para salir de la penúltima posición.

Un total de 38 goles en 9 partidos, o lo que es lo mismo, más de 4 goles por encuentro. En el fin de semana de San Valentín, el fútbol y la Bundesliga demostraron su amor ofreciendo al espectador emoción, goles y puro espectáculo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn