Videojuegos

article title

FX Fútbol: gestionando la nostalgia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

@Yovantichrist – Pocas cosas hacen brotar tan alegremente los recuerdos de los videojugadores españoles como mentar la saga PC Fútbol. Tardes de patatas fritas y refrescos jugando maratonianas partidas con los amigos, gestas deportivas irrepetibles con equipos de pueblo, ventas ridículamente millonarias de canteranos, risas con los comentarios y momentos absurdos del simulador y un largo etcétera. Somos muchos los que nos hemos acercado al quiosco de turno con las pesetas justas en el bolsillo para adquirirlo religiosamente cada año y disfrutar de cientos y cientos de horas con el título de Dinamic Multimedia, y que por tanto hemos recibido con ilusión este intento de FX Interactive de recuperar un clásico irrepetible.

Probablemente sea la de 2001 la última decente de la saga, ya que no merece siquiera ser mentada la patraña que nos trató de colar Gaelco allá por 2004. De hecho, si nos ponemos quisquillosos, son muchos los que afirman que la última entrega verdaderamente buena de PC Fútbol fue la 6.0, para otros la 5.0, aunque personalmente creo que PC Fútbol 7 fue una entrega fantástica injustamente tratada. A partir de ahí, PC Fútbol murió.

Pero llega 2013, y cogiendo a muchos por sorpresa, FX Interactive, una empresa que nos tiene acostumbrados a realizar excelentes ediciones de juegos budget o de bajo presupuesto en nuestro país, llevando a cabo verdaderos esfuerzos por localizar de manera óptima cada uno de sus productos, y cuidando hasta el más mínimo detalle a un precio totalmente competitivo, nos sorprende anunciando el desarrollo propio de un juego que pretende retrotraernos a los mejores tiempos de PC Fútbol con sus mismas premisas. ¿Las mismas? No exactamente.
En primer lugar hay que dejar claro que no se puede caer en el error de comparar FX Fútbol con los dos referentes actuales de gestión futbolística: Football Manager (más serio) y FIFA Manager (más desenfadado). Nada más lejos de la realidad. Aun viendo a FX Fútbol como un desarrollo a largo plazo, no cabe duda de que la gente de FX no tiene la más mínima intención de alcanzar el nivel de profundidad que tienen estos dos juegos, especialmente el título desarrollado por Sports Interactive que, aunque totalmente escalable al jugador, ha alcanzado unas cotas de complejidad que a veces rozan lo enfermizo.

FX Fútbol apuesta por una aproximación mucho más simplificada y directa de la gestión futbolística, ahorrándonos gran cantidad de detalles que en otros juegos quizás simplemente habríamos automatizado o delegado en algún asistente. El menú principal se nos presenta de manera muy similar al original de Dinamic Multimedia, lo que nos acerca a la práctica totalidad de opciones que tenemos a nuestra disposición.  Esto nos permite avanzar jornadas en muy pocos clics, con lo que deja claro desde el primer momento que estamos ante un manager muy light.

El problema es que, en ese intento de aligerar de profundidad al juego, se han quedado únicamente en la superficie, eliminando gran cantidad de opciones que estaban presentes en los últimos PC Fútbol de Dinamic Multimedia y que se habían convertido en básicas, como poder contratar todo tipo de asistentes y entrenadores (no sólo uno por sección) o gestionar el merchandising y los contratos televisivos (no aceptar el que nos dan y punto), por no hablar de las negociaciones más complejas a la hora de realizar fichajes. De hecho, si hacemos uso de las opciones de automatización que nos dan nuestros asistentes, podemos llegar a un punto en el que prácticamente sólo tendremos que dedicarnos a pasar partidos y ver cuál es el resultado, sintiéndonos como meros espectadores de un proceso sin control.

Realmente no habría sido necesario incluir muchas más opciones cuando hablamos de un manager que claramente pretende orientarse a gente que no quiere liarse en decenas de menús y opciones para disputar un solo partido, y que a lo mejor prefiere simplemente jugar una temporada en una tarde y ver a dónde puede llegar con su equipo, pero ir un paso más allá en ciertos aspectos, como el mercado de fichajes o el sistema económico, extremadamente básico, no habría supuesto una complicación para los jugadores que buscan el juego directo y sí un importante plus para los que queremos algo más de “chicha” en la gestión.

No todo será malo, puesto que hay buenas ideas, como las “Pro-Cards”, una forma novedosa de plasmar las principales características de los jugadores y cómo estas afectan a su rendimiento y al del equipo. Así, por ejemplo, un líder de equipo aumentará el rendimiento del resto de jugadores cada vez que entre en nuestra alineación. Y el término rendimiento cobra especial relevancia puesto que es la medida que más nos importará a la hora de escoger nuestros jugadores. FX ha dejado de lado la clásica “media” de un jugador y con el rendimiento pretende englobar la calidad general de un jugador, que variará según diversos factores como su estado anímico, la posición en la que juegue o con quien comparta equipo.

Uno de los grandes hándicaps de FX Fútbol, la total falta de licencias –los jugadores y equipos son reales, pero no sus nombres-, podría verse solucionada gracias al esfuerzo de los aficionados, que han aprovechado las facilidades que los propios desarrolladores han dado, con el editor denominado “MyTeam”, para modificar tanto los nombres de equipos, jugadores y estadios o incluso los escudos. Por otra parte, ciertos errores graves, como la imposibilidad de hacer cambios de táctica o jugador en cualquier momento del partido, han sido subsanados con el parche de reciente publicación.

Pero hay otras cosas que no se podrán solucionar con el esfuerzo de los aficionados o con un simple parche, como la escasez de contenido, las sólo 2 ligas jugables (FX Calcio, copia idéntica del juego pero con la liga italiana, viene de regalo), el mal apartado técnico, los irrisorios comentarios del simulador…y otros muchos lastres que acarrea este FX Fútbol y que difícilmente lo convierten en un juego recomendable per se.

Pero como bien claro han querido dejar los propios creadores, lo que ha desarrollado este año FX Interactive es una apuesta de futuro, un proyecto en el que he personalmente puesto bastante ilusión, una inversión a largo plazo a modo de crowdfunding “palpable” donde mi aportación consiste en comprarme a ciegas esta primera entrega con la esperanza de que mi apoyo incondicional me traiga recompensas en modo de un juego perfeccionado a lo largo de los años. Los mismos años que necesitó en su momento PC Fútbol para alcanzar la gloria o los que ha necesitado el gran Football Manager (antes Championship Manager) para rozar la perfección.

Eso sí, con la misma ilusión que se compra esta primera entrega se debe exigir una segunda iteración con grandes cambios y mejoras, especialmente a nivel de profundidad de gestión. Sinceramente dudo que en una próxima edición puedan adquirir licencias, eso quizás pueda conseguirse a más largo plazo, pero creo que con un breve vistazo a la comunidad de jugadores verán cuáles son los errores principales que posee el juego y dónde deben centrar sus esfuerzos. Si en el futurible FX Fútbol 2.0 o 2014 o como quiera que se llame no vemos una clara mejora respecto al que nos ocupa, quizás sea el momento de cantar las cuarenta a FX y exigir resultados.

Se han hecho muchos intentos de recuperarlo, algunos profanando tan legendario nombre, y, desgraciadamente, FX Fútbol no nos va a devolver a esas grandes tardes de gestión del balompié, pero no se me ocurre mejor manera de aspirar a recuperar la verdadera esencia de PC Fútbol de antaño que apoyando a quienes más cerca están de hacerlo. FX Interactive necesita la ayuda del jugador español para sacar adelante un proyecto que, con trabajo y apoyo, podría curar la nostalgia de ese gran manager de fútbol que anhelamos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados