Se habla de:

Fútbol Europeo

article title

‘Futureball’, el fútbol del futuro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Damas y caballeros fanáticos del deporte rey. Acabo de volver al presente. Hoy, tras viajar con mi máquina del tiempo a un futuro no muy lejano, traigo lo que he bautizado como el ‘futureball’. Un horror para los enamorados de lo tradicional y un espectáculo para los más futuristas y vanguardistas.

El fútbol tal y como lo conocemos puede tener sus días contados. Numerosos clubes se venden al mejor postor en busca de enriquecerse económicamente, dejando al margen lo puramente deportivo. Salarios de futbolistas desorbitados, fichajes con precios de locura y mega estadios, es lo que parece estar ahora de moda y por lo que se pelea para ser el mejor dejando a un lado lo que suceda en la cancha. El ‘futureball’ está a la vuelta de la esquina y conmigo he traído sus sedes más innovadoras e impresionantes que cada equipo tiene preparadas.

Primero visité el nuevo Santiago Bernabéu, en la que la prestigiosa firma alemana GMP Arquitekten, expertos en la construcción de estadios de fútbol, junto a los españoles L35 Ribas, tenían listo su diseño de 400 millones de euros que comenzó en 2017. No me gustó tanto como el actual, pero para gustos los colores. Por supuesto fui al Camp Nou, que había cambiado de aspecto desde la temporada 2017/18, obra del estudio japonés Nikkei Sekkei, y… ¡acogía a 105.000 espectadores! 600 millones de euros que les costó a los barcelonistas. Viajé de nuevo a Madrid para ver un partido en ‘la peineta’, perdón, el ‘Wanda Metropolitano’, en la campaña 2017/18. El estadio, híper luminoso, tenía capacidad para 68.000 fans y el rugir era más que incesante y maravilloso. Bien abrigado aparecí después en Balaídos. Estaba cambiadísimo. Era totalmente cubierto y con capacidad para 31.000 personas desde 2017. Además, las gradas estaban al lado del césped, a tan sólo ocho metros del verde. Por último, antes de abandonar España, me fui a Anoeta cuyo interior era muy diferente y… ¡sorpresa! ya no estaba la famosa pista de atletismo. Los asientos estaban al ladito de la cancha y éramos 42.300 aficionados. Además después pude ver allí un encuentro de rubgy.

A continuación, decidí poner rumbo a la cuna del fútbol, donde el ‘future ball’ también había llegado. El proyecto del White Hart Line estaba ya terminado y lucía espléndido allá por el 2019. Tenía una capacidad para 61.000 espectadores con un césped retráctil que se sustituía por uno sintético para albergar tres partidos de la NFL por temporada. No salí de la capital inglesa y observé en 2021 como Román Abrámovich también había estirado la cartera con el nuevo Stamford Bridge valorado en algo más de 850 millones de euros. Amplió su templo de 41.600 personas a más de 60 mil. Además, el magnate ruso cumplió su deseo de lo más curioso. Su exterior era como una catedral. Marché para Liverpool para ver uno de los estadios más legendarios y más históricos, como es Anfield, que también había evolucionado. Su grada principal, la ‘Main Stand’, se remodeló y el nuevo anfiteatro albergaba hasta 60.000 hinchas. Su coste fue de unos 126 millones de euros.

LEER MÁS: 10 estadios que actualmente están abandonados

 

Por último, antes de volver, fui a Italia. La Roma construyó en el suroeste de la ciudad su nueva casa, sobre un hipódromo, con 60.000 asientos, de los cuales 14.000 estaban reservados y separados de las demás gradas para los ‘tifosi giallorossi’, la ‘Curva Sud’. ¡Menudo ambientazo! Me entrevisté con Bárbara Berlusconi, hija del dueño del AC Milán, del futuro quien por el 2019 ya presumía del nuevo estadio del conjunto ‘rossonero’ en el cual cabían 50.000 personas. El equipo italiano se comprometió a pagar 3,95 millones al año durante 50 años por el alquiler de los terrenos en la zona de Portello. Una locura.

Cansado de tanto viaje regresé a mi casa, me senté en el sillón y puse la tele. Había fútbol. “Qué poquito tiempo te queda”, pensé. Seguidamente la pregunta era obligada. “¿Podré permitirme ver un partido con mi familia o incluso yo solo en esos mega estadios?”. En cualquier caso, hay que asumirlo. El ‘futureball’ ya está aquí, a la vuelta de la esquina, con todos esos campos y muchos más, porque cantidad de clubes se preparan, como los citados anteriormente, para ese fútbol nuevo de otras dimensiones.

Fotografías: Sitios oficiales de los clubes de fútbol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados