Se habla de:

Fútbol femenino

article title

Fútbol femenino: Brasil sufre, USA desfallece

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Río de Janeiro, 13 ago (dpa) – Con tremendo sufrimiento, la selección de fútbol femenino de Brasil consiguió el pase a semifinales del torneo olímpico al derrotar por penales 7-6 a Australia, después que el partido y la prórroga acabaran 0-0.

El estadio Mineirao, el mismo que fue escenario en el Mundial 2014 del 7-1 de Alemania ante los brasileños, le dio esta vez suerte a las inesperadas heroínas que en estos Juegos han encontrado los “torcedores” del país más laureado del mundo.

El equipo liderado por la superestrella Marta, que fue precisamente quien erró para las brasileñas en los penales, se enfrentará por entrar en la final con Suecia el martes. En la otra semifinal jugarán Alemania y Canadá.

El público vibró con una definición por penales que terminó ya en la madrugada del sábado y que tuvo toda la emoción que le faltó a un partido muy mal jugado por ambos equipos.

Los ocho primeros disparos fueron marcados con enorme seguridad. Con 4-4 fue el turno de Marta, ídolo de la hinchada local, pero su zurdazo fue detenido por Williams. Gorry tuvo entonces el pase a semifinales en sus pies, y esta vez fue Bárbara, la guardameta local, quien acertó.

No hubo más fallos hasta el 16º lanzamiento. Fue entonces que Bárbara volvió a vestirse de heroína, y estirándose hacia su izquierda tapó el remate de Kennedy y acabó con la angustia.

Porque Brasil había jugado un partido agónico. Se encontró con el peor de los rivales posibles y no supo cómo superarlo.

El entusiasmo con el que empujaba la “torcida” aceleró a las jugadoras de Vadão, que optaron una y otra vez por la jugada individual en su búsqueda por doblegar a la muy segura arquera Williams, una de las figuras de la cancha.

Tuvo un par de ocasiones Debinha, sustituta de la goleadora Cristiane, ausente por lesión. Rondó el gol alguna vez la zurda Andressa Alves, generó peligro con sus subidas por derecha Fabiana, y lo buscó de todas las maneras posibles Marta. Pero siempre había una pierna o una cabeza australiana para interrumpir los intentos brasileños. O, en la mayoría de los casos, las jugadoras locales se equivocaban en la puntada final.

Australia, que el año pasado eliminó a las brasileñas en el Mundial, se había plantado en la cancha sin ningún temor, jugando de igual a igual. Y si no le causó más dolores de cabeza a la arquera Bárbara fue porque la agresividad que mostraron las oceánicas para frenar a las locales solo fue equivalente a su rusticidad con la pelota en los pies.

Después, con el paso de los minutos, las oceánicas se fueron metiendo cada vez más atrás y terminaron aferrándose con uñas y dientes al 0-0 que la llevara a los tiros desde los doce pasos. Estuvieron cerca de dar la segunda sorpresa del día, solo les falló la última bala.

Porque el primer turno de la jornada ya había provocado una sorpresa mayúscula. Estados Unidos, multicampeona olímpica y amplia dominadora del fútbol femenino mundial, se quedó afuera de la lucha por las medallas al caer en la definición por penales ante Suecia.

Las nórdicas, que alcanzaron los cuartos de final con unos resultados muy discretos (1-0 a Sudáfrica, derrota de 5-1 con Brasil y 0-0 con China) consiguieron lo que parecía imposible merced a un tremendo esfuerzo defensivo.

Tan tacaña fue la postura de las nórdicas que la siempre controvertida Hope Solo, la arquera norteamericana, estalló una vez consumada la eliminación. “Hemos perdido contra un manojo de cobardes”, fue su grito para expresar la frustración por la inesperada derrota.

En uno de los escasos contraaques suecos, Stina Blacktenius abrió el marcador a los 61. Después, Alex Morgan logró el empate para las estadounidenses a los 77.

No hubo cambios en la prórroga y fue necesario recurrir a los penales. Hope Solo detuvo con brillantez el disparo de Linda Sembrandt, pero Lindhal rechazó también el de Morgan. Con la serie igualada 3-3 se llegó al último remate. La norteamericana Christian Press lo lanzó por encima del travesaño, convirtió la sueca Lisa Dahlkvist y concretó el adiós del campeón ante el asombro general.

Los otros dos cuartos tuvieron finales más previsibles, aunque en ambos casos en encuentros muy cerrados. En Salvador de Bahía, Alemania batió 1-0 con gol de Melanie Behringer a los 77. Y en Sao Paulo, Canadá venció por el mismo marcador a Francia. Sophie Schmidt a los 56 marcó el tanto que marcó la diferencia.

Alemania y Canadá se enfrentarán el próximo martes en el Mineirao de Belo Horizonte. Brasil y Suecia lo harán ese mismo día en el Maracaná de Río de Janeiro.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados